GRECIA // CONSECUENCIAS DE LA POLÍTICA DE RESCATE
¿Cómo van a afectar las medidas de ajuste?

Recogemos aquí algunos testimonios de las personas directamente afectadas por las medidas de rescate impuestas a Grecia.

11/05/10 · 6:00
Edición impresa

ANYELIKÍ, 34 AÑOS, CONTABLE EN UNA EMPRESA

“HAY AMENAZAS DE DESPIDO CONTRA QUIENES SE MOVILICEN O HAGAN HUELGA”

“Todavía no han hecho
recortes salariales, pero
hay amenazas de despido
contra los que se movilicen
sindicalmente o
hagan huelga. Tengo
miedo de lo que va a pasar
en general. No tengo
esperanzas, ni siquiera
para el próximo mes, ni
idea de qué va a pasar en
el futuro. Todo lo conquistado
hasta ahora va
a desaparecer. La gente
está en estado de shock,
de inseguridad. Los que
están endeudados están
perdidos”.


DANÁI, 30 AÑOS, EMPLEADA

“PERDERÉ DOS PAGAS ANUALES”

“Voy a perder dos pagas anuales, y me limitaré a cubrir
mis necesidades básicas. Otras cosas que quisiera hacer,
porque la vida no es sólo comer, dormir y pagar las cuentas,
no las voy a poder hacer. No me voy a morir pero me
van a joder mis mejores años. Me preocupa el no poder
tener familia. Pueden venir peores medidas. La sociedad
entera se hará más pobre. Los que tienen más dinero
van a perder poco y no va a cambiar mucho su vida, pero
las clases bajas van a tener que pensarse si comer pescado
o pasta. La cultura va a retroceder, ya el presupuesto
anual para las artes se ha recortado”.


SOFÍA, 60 AÑOS, AMA DE CASA

“LOS CAMBIOS EN EL SISTEMA DE PENSIONES SON MUY INJUSTOS, CATASTRÓFICOS”

“Hay griegos que tienen
mucho dinero, son los que
ya han empezado a sacar
sus ahorros fuera del país,
para ellos no supondrá
una gran diferencia. Pero
los que ganan poco, los
obreros, los jubilados y los
parados la han cagado, lo
van a pasar muy mal. Los
cambios en el sistema de
pensiones son muy injustos,
catastróficos para la
nueva generación, igual
que la liberalización de los
despidos y los contratos
temporales. La clase media
baja va a desaparecer.
Personalmente, me va a
afectar el aumento de los
precios en los supermercados
pero nunca he llevado
una ‘vida a lo grande’,
no voy a tabernas, no salgo
por la noche, nuestras
vacaciones son pocos días
al año”.


JARÁ, 21 AÑOS, ESTUDIANTE DE ANTROPOLOGÍA SOCIAL

“NO HAY NI SIQUIERA TRABAJOS PRECARIOS”

“No voy a encontrar
nunca trabajo o me será
súper difícil. No hay ni
siquiera empleos precarios
de cuatro horas como
camareros, etcétera.
de los que solíamos hacer
antes. Me voy a quedar
en la casa de mis padres
para siempre. Creo
que aumentará el paro.
Va a haber muchos conflictos
y tensiones y una
represión sin precedentes
en Grecia”.


ANYELIKÍ, JUBILADA

“RECORTARÁN MI PENSIÓN”

“Se recortará mi pensión,
limitaré mis gastos
a la alimentación y las
medicinas. No podré
ahorrar más. El problema
más grave lo tendrán
los que van a ser
despedidos y los parados.
Los jóvenes estarán
peor que los jubilados”.


JRISTOS, 31 AÑOS, PROFESOR

"SE ALEJA LA POSIBILIDAD DE TENER FAMILIA E HIJOS”

“Van a recortar mi sueldo
que ya antes de la ley de
ajuste era la mitad del
sueldo promedio de un
profesor en la UE. En el
día a día mi vida se va a
hacer mas difícil porque
aumentará el número de
alumnos por cada clase,
puesto que se contratará
a 17.000 profesores menos
el año que viene. Tengo
que repensar mi papel
como profesor para poder
ayudar en el plano psicológico
a mis alumnos, que
se enfrentan a un callejón
sin salida. Como persona,
la posibilidad de tener familia
e hijos se aleja. La
sociedad estará bloqueada
por mucho tiempo. La
gente, sobre todo de la
clase media, tendrá que
conformarse con la nueva
realidad económica, rechazar
deseos que consideraba
necesidades. Va a
aumentar el número de
las personas que viven
por debajo del índice de
pobreza. Aumentará la
violencia y la criminalidad,
porque se ve que las
nuevas medidas van a hacer
a los ricos más ricos y
a los pobres más pobres.
Y como somos un país de
recepción de inmigrantes
y refugiados, el desempleo
va a afectarles significativamente”.


IRÓ, 40 AÑOS, DESEMPLEADA

“ESTOY EN PARO, NO RECIBO PRESTACIÓN POR DESEMPLEO”

“Estoy en paro, no recibo
prestación de desempleo,
así que peor no se puede
estar. La sociedad va a
caer en un estado de miseria
económica, será el
primer desastre de lo que
se nos vienen encima”.


MAIRI, 60 AÑOS, JUBILADA

“YA NO SOY DE CLASE MEDIA ALTA”

“Desde el punto de vista económico,
sería ingrato decir que me
va a pasar algo muy grave, porque
tengo casa propia y una pensión
alta. Reduciré algunas cosas,
sobre todo de consumo, gastaré
menos, pero sobreviviré bien,
creo. En cuanto a mis relaciones,
no voy a tener la misma vida social
que tenía porque a los ricos y
a mí nos irá de diferente manera.
Hasta ahora he sido de clase media
alta, pero a partir de ahora ya
no. Los más afectados serán los
que reciben menos de 1.000 euros
y no tienen casas propias”.


STELIOS (40) FUNCIONARIO

“SI NO LUCHAMOS LAS MEDIDAS SEGUIRÁN”

“Las medidas me van a afectar directamente
y por muchos años, porque no
creo que se vayan a retirar nunca, si no
lo logramos nosotros luchando. Mi sueldo
no va a mejorar nunca. Como no hay
evaluación ni ninguna manera de medir
la productividad, los funcionarios públicos
trabajarán por menos dinero y peor
que antes. Como país vamos a ir para
atrás, el FMI se interesa sólo por los datos
estadísticos y no por las personas o
el verdadero desarrollo. Puesto que no
van a recortar los gastos militares ni se
va a castigar nadie de los que robaron y
crearon esta deuda, creo que habrá una
situación de conflicto social”.

ARTÍCULOS RELACIONADOS:

- [Mitos en torno al hundimiento de Grecia->10886]
- [La Unión Europea de Alemania y otros veintiséis países más->10888]
- [Un día de respuestas populares->10942]
- [«La gente no tenía miedo, estaba gritando como nunca: ladrones, mentirosos»->10860]

Tags relacionados: Número 125
Imprimir Imprimir
Versión PDF PDF
Enviar
Corregir
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

separador