ANÁLISIS // CUATRO FOTOGRAFÍAS QUE EXPLICAN EL DEVENIR DE LA SOCIALDEMOCRACIA DESDE EL SIGLO XX HASTA EL COMIE
De cómo nunca gobiernan las izquierdas

A modo de instantáneas, el autor reflexiona sobre el
concepto de los gobiernos “atados de manos” y el
margen de acción de los candidatos “de izquierdas”.

- El PSOE afronta unas elecciones perdidas

26/10/11 · 8:00
Edición impresa

En septiembre de 1936, el
Frente Popular francés
convoca una manifestación
en París en contra de
la política de no intervención en
España. No se cabe. Al final, se emiten
varios discursos antigubernamentales
ad hoc. El mejor, es elmenos
ad hoc. Lo hace Léon Blum,
presidente del Gobierno y padre de
la no-intervención, que sin ser invitado
y con un par, se sube a la tribuna.
Y explica la razón de su decisión.
Llora, realiza un silencio y dice:
“No puedo hacer nada. Tengo
las manos atadas”
. Blum, que en el
momento de ese discurso ya ha modulado
sensiblemente la realidad –
ha creado el Ministerio de Sanidad,
las vacaciones pagadas, la semana
de 40 horas y está a punto de socializar
el ferrocarril– va y llora porque
percibe la imposibilidad de modular
la realidad. Por primera vez –la
segunda y última, les espera al final
de este articulito; no se la pierdan–,
un político gubernamental de izquierdas
reconocía que el tramo de
iniciativa de un gobierno es estrecho.
La cosa, a su vez, tiene guasa,
si uno lo mira con perspectiva.

Sobre la guasa y la perspectiva.
Ahora, alehop, seguimos en Francia.
Pero suena Bonney M. Es otra
perspectiva. Es 1981. El Partido
Socialista Francés gana unas elecciones
por KO. Trae un programa
duro. El llenapistas es la nacionalización
de la banca. Léon Blum va a
quedar como una nena. Sorprendente,
un año después, en 1982, el
Gobierno Mitterrand, ñaca, ya ha
abandonado definitivamente la ocurrencia
aquella de la banca. De todo
su programa de izquierdas, sólo
triunfa –y por todo lo alto– la creación
y reformulación de un Ministerio.
El de Cultura. ¿Qué es la cultura?
¿Qué tiene que ver la cultura
con el Estado? Y, ya puestos, ¿por
qué las izquierdas reclaman cultura
al Estado? Posiblemente porque ya
no reclaman nada más. La izquierda
como propuesta económica ha
desaparecido, zas, como un ninja.
Su discurso es ahora cultural. La izquierda,
que ahora no llora, es más
sentimental que nunca. Es un estado
de ánimo desde el que se realizan
políticas económicas no diferenciadas.
Verbigracia: ese mismo
año, en España, el PSOE gana por
goleada. En su programa ya no hay
nada que pueda indicar una nacionalización
de la banca. Pero aún así,
el PSOE se calienta y privatiza la
banca pública. Llorar, lo que se dice
llorar, sólo llora Lola Flores. Pero
por otra cosa. La pilla Hacienda. En
aquella época, se deduce, aún existía.

En ocasiones veo el IRPF. Hola.
Les saludo desde, otra vez, 1936.
Estamos en Aspen, Estados Unidos.
Un sitio en el que el Who is Who estadounidense
tiene segunda residencia.
Uno de ellos es Franklin
Roosevelt, un lector de Keynes que
ha realizado un invento sensacional.
Ha reformulado los impuestos.
Cada uno paga según lo que gana.
En el tramo más alto, pagas 95 centavos
por cada dólar. Esa escala se
mantiene así hasta 1953, cuando
gana Eisenhower. Desde entonces,
va bajando. Hasta 1981, desde donde
les vuelvo a saludar. El mismo
año que Mitterrand gana y abandona
el discurso económico a favor de
un discurso cultural, en el que priman
‘palabros’ como democracia,
igualdad, libertad, chachi y piruli,
gana las elecciones Ronald Reagan,
un ultraderechista que aporta todas
esas palabras más otra, que hace
años que la izquierda no utiliza: revolución.
Nace una nueva derecha,
lo dicho, revolucionaria. Sus think
tanks han invertido 25 años y chorrocientos
millones de dólares en
crear ese nuevo lenguaje. Un lenguaje
anti-estatalista, incluso, snif,
libertario, de aparente defensa de la
libertad y del individuo frente al
Estado. Curiosamente, ese nuevo
lenguaje permite a la derecha volver
al Gobierno a hacer lo que la izquierda:
nada. Como Blum, Reagan no
gobierna. Pero no sólo no llora por
ello, sino que cobra por ello. En nombre
de la libertad, su Gobierno abandona
la sociedad a su suerte frente al
mercado. Este Gobierno que se declara
revolucionario –lo es; al contrario
que la izquierda, ha tocado decididamente
la economía; de hecho,
glups, acaba con el IRPF–, y con el
tiempo libre que se consigue al no
hacerse la picha un lío con el mercado:
a) hace negocios a través del
Estado –una disciplina en la que el
socialismo francés, español, y no te
digo el italiano, brillarán con luz propia
en breve–; y b) practica la ideología
–algo que la izquierda no hace
desde lustros–, fabricando políticas
con objetos tales como el patriotismo,
el creacionismo, el antiabortismo
y el la-culpa-es-de-ellas-que-se-visten-
como-putas.

Usted se encuentra aquí:Madrid,
España, 2011. Congreso. Debate de
la nación. Hace un año y pico que
Zapatero ha abandonado la socialdemocracia.
En el momento de abandonarla,
la socialdemocracia era un
discurso diferenciado de la derecha
por su carácter no revolucionario o
reivindicativo. El PP, por cierto, desde
la segunda legislatura de Aznar,
ha adquirido todo el pack del discurso
derechista estadounidense, y ahora
utiliza los palabros ‘libertad’ y ‘democracia’
hasta / sobre todo en misa.
La socialdemocracia, tal y como queda,
consiste en la promulgación de
leyes –como la de Dependencia–, que
no se realizan por falta de asignación
de partidas –para eso, son necesarios
ingresos del tipo IRPF–, y en la vertebración
de cierta y difusa ideología
cultural, que lleva a grandes realizaciones
–en la línea opuesta a las de
Blum– como la Ley Antitabaco, o la
creación de un Ministerio de
Igualdad, en la que se utiliza a tutiplén
el palabro ‘género’, un concepto
formulado en la Inglaterra victoriana
para no aludir al palabro ‘sexo’.
Interpelado por alguien, ZP realiza,
ahora y aquí, su momento Léon
Blum. No llora –desde Blum, aquí no
llora ni Dios–, pero en un ejercicio –
me temo– de inconsciencia, antes
que de responsabilidad, explica su
oficio. No tiene el mismo trabajo que
Blum, el llorica. Es, simplemente,
presidente de Gobierno. Explica que
sólo tiene dos herramientas para trabajar:
el IRPF y el impuesto de sociedades.
Pero que no las puede catar.
No dice “tengo las manos atadas”.
Posiblemente, no lo percibe.
Describe una normalidad.

Epílogo: Berlín, 1999. Oskar
Lafontaine convoca rueda de prensa.
Es ministro de Economía desde
hace un año. En la rueda de prensa
explica que, en ese año, ha tenido las
manos atadas. Que la política del
Partido Socialdemócrata de Alemania
y de la derecha no difieren.
Habla de la imposibilidad de políticas
de izquierda desde la avalancha
neoliberal iniciada en los ‘80.
Posteriormente analiza los logros
sociales de la izquierda en Alemania
y en Europa. Explica que siempre
han sido con la izquierda fuera del
Gobierno, movilizada, rampante, tocando
las narices. O, lo que es lo mismo,
que gobernar es de derechas.
Acto seguido, anuncia que abandona
el Gobierno. Y va y lo hace.

HITOS DE LA PINZA ENTRE PP Y PSOE (2011)

PACTOS EN MUNICIPIOS Y AUTONOMÍAS: El apoyo del PSOE ha sido clave en Asturias para que el PP presida el Parlamento, gobernado por el Foro Asturias Ciudadanos. En municipios como Carmona (Sevilla), Ermua (Bizkaia) o Benasque (Huesca), los dos partidos se apoyan para gobernar.

PACTOS EN POLÍTICA INTERNACIONAL: Recientemente, PSOE y PP acordaron seguir --gane quien gane las próximas elecciones-- la línea de la UE en el conflicto palestino-israelí. El 20 de septiembre la UE y EE UU rechazaron que la ONU reconozca la existencia del Estado palestino.

PACTO PARA REFORMAR LA CONSTITUCIÓN: «Zapatero me convenció anoche, cuando me dijo que tenía un acuerdo con Rajoy», de esa forma aceptaba el candidato del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, el pacto entre PSOE y PP que provocó la segunda reforma de la Constitución, hecha para limitar el déficit público.

EN CONTRA DE LA DACIÓN EN PAGO: En febrero de este año las principales fuerzas políticas rechazaron la propuesta de dación en pago, por la que la persona hipotecada cancela el crédito hipotecario con la entrega de la vivienda, presentada por Iniciativa Per Catalunya.

LA LEY SINDE, CON EL APOYO DEL PP: En febrero, el pacto entre PSOE, PP y CiU para aprobar la Ley Sinde fue una muestra de la política de rodillo ejercida por los partidos de Gobierno en un tema que surge de las prisas de la industria del copyright en implementar el tratado ACTA sobre propiedad intelectual.

Tags relacionados: Número 159
Imprimir Imprimir
Versión PDF PDF
Enviar por e-mail Enviar
Corregir
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

8

  • |
    anónima
    |
    11/11/2011 - 8:14pm
    <p class="spip">Bien por tí psicólogo !!! Ahora pídele a algún médico de verdad que te firme una recerta!</p> <p class="spip">Genial el artículo.</p>
  • |
    anónima
    |
    09/11/2011 - 4:31am
    Muy interesante. Coincido con un lector de mas arriba en que se me ha hecho corto el articulo. Para mi solo hay dos formas de hacer politica: de forma autoritaria o antiautoritaria. Naturalmente me quedo con la ultima.
  • |
    anónima
    |
    09/11/2011 - 4:29am
    Muy interesante. Coincido con un lector de mas arriba en que se me ha hecho corto el articulo. Para mi solo hay dos formas de hacer politica: de forma autoritaria o antiautoritaria. Naturalmente me quedo con la ultima.
  • |
    anónima
    |
    08/11/2011 - 12:47pm
    Pero ese título ¿a qué planeta se refiere?, en este que llamamos La Tierra han gobernado las izquierdas en multitud de naciones y aún lo hacen en algunas. Casi siempre accedieron al poder via revolucionaria pero gobernaron y gobiernan. Si se añora mucho ser gobernado por izquierda no hay más que viajar ahora a Corea del Norte, China, Cuba... como se pudo hacer antes (ya en el 1936 y en el 81...) a Rumanía, Bulgaria, la URSS etc etc.
  • |
    anónima
    |
    05/11/2011 - 5:59pm
    <p class="spip">Magnífico artículo.</p> <p class="spip">Os recomiendo, en línea más jocosa, un cuento de hadas subversivo que explica el origen profundo de la crisis, y el papel de banqueros y políticos. Espero que os guste! :)</p>
  • |
    anónima
    |
    02/11/2011 - 11:54am
    El "palabro" género no se usa aquí para no hablar de sexos. Es un término usado en psicología, antropología y sociología. De la wikipedia: "El género es el conjunto de los aspectos sociales de la sexualidad, un conjunto de comportamientos y valores (incluso estéticos) asociados de manera *arbitraria*, en función del sexo." " Así, se entiende que el género es una construcción social a través del cual se asignan diferentes roles a hombres y mujeres." http://es.wikipedia.org/wiki/G%C3%A9nero_(ciencias_sociales)
  • |
    anónima
    |
    30/10/2011 - 5:43pm
    Un artículo excelente. Como siempre. Se podría hacer más largo, más profundo y con mayor detalle (echo en falta, por ejemplo, el gran problema de la izquierda que es no ser siempre lo-suficientemente-de-izquierdas-y-enrollao) pero dice todo lo que tiene que decir. Y ahora me temo que nos espera la travesía del desierto, hasta encontrar algo nuevo.
  • |
    anónima
    |
    27/10/2011 - 10:53am
    De cómo contar, en pocas palabras y con muchísimo sentido del humor, el drama de la izquierda en un mundo capitalista. Como siempre, genial Guillem.
  • separador