Sánchez se resiste a la llamada al orden del aparato socialista
'Golpe de Estado' de parte de la Ejecutiva del PSOE contra Pedro Sánchez

La dimisión de 17 miembros de la Ejecutiva del PSOE abre la puerta al despido del todavía secretario general Pedro Sánchez y sume al partido en su mayor crisis desde 1979. También podría evitar las terceras elecciones.

28/09/16 · 18:00
Pedro Sánchez durante el intento de investidura de Rajoy en agosto. / Dani Gago

Una de las premisas básicas en la crisis del bipartidismo abierta desde el 20D es que la ruptura de uno de los partidos era una de las opciones que podía resolver, momentáneamente, esa crisis. Con o sin terceras elecciones, el golpe de un sector del PSOE –formado por una confluencia de sectores– ha sido el primer ataque orgánico del sector que opta por la abstención en un nuevo intento de investidura de Rajoy.

La gobernabilidad en términos de la Gran Coalición está más cerca tras la dimisión de 17 miembros de la Ejecutiva del PSOE, que se ha producido a eso de las 17:30. Con ese movimiento de varios miembros la dirección socialista, se abre la mayor crisis interna en el socialismo tras el XXVIII Congreso del partido en 1979.

Pero hay que quemar varias etapas antes de que se certifique la derrota de Sánchez. La interpretación de los estatutos del PSOE, en su artículo 36, puede hacer insuficientes esas 17 dimisiones. La Ejecutiva se compone de 38 personas, sin embargo, se han producido tres bajas que no se han cubierto, una por fallecimiento y otras dos dimisiones, que los diputados artífices de este Golpe de Ejecutiva suman a sus cuentas. La decisión, en primer término, la tomará la Comisión de Garantías de Ferraz.

De contarse como 35 y no 38 los miembros de la Ejecutiva, esos 17 rebeldes son suficientes para acabar el recorrido de esta Ejecutiva y que se forme una gestora, que sería la encargada de convocar un Congreso extraordinario al que Sánchez ya dijo que se presentaría aunque se produjese el movimiento que esta tarde le deja virtualmente fuera de la secretaría general.

Entre los miembros "críticos" de la Ejecutiva están los ocho representantes andaluces, la presidenta del partido, Micaela Navarro, los presidentes de Castilla-la Mancha y País Valenciano, Emiliano García-Page, Ximo Puig y dos viejos rockeros del socialismo, la ministra del Desahucio exprés, Carme Chacón, y el exportavoz del PSOE en la Asamblea de Madrid. Tomás Gómez, cesado de forma fulgurante como candidato a las autonómicas de 2015 a instancias de Pedro Sánchez.

La crisis se abrió oficialmente tras los malos resultados del PSOE del pasado domingo en las elecciones autonómicas gallegas y vascas. Varios cargos importantes del partido se manifestaron a favor de una depuración de "responsabilidades", apuntando al número uno de las elecciones del 20D y el 26J. La líder andaluza y presidenta de la Junta, Susana Díaz, sugirió ayer que está lista para competir contra Sánchez, pero ni en las primarias ni en el Congreso que esté anunció que propondría este sábado en el Comité Federal.

Con su movimiento, Pedro Sánchez llevaba a una consulta popular un plebiscito hacia su persona, con la convicción de que las bases apoyan su negativa a facilitar la investidura de Rajoy. De continuar en el cargo, Sánchez basará su candidatura en ese 'no' a la investidura. Desde esa negativa consolidaría su apuesta: la regeneración del PSOE a través de un giro a su izquierda, que le permita remontar en unos terceros comicios a costa de Podemos.

Pero mientras Sánchez cultiva el voto de esas bases, el aparato del partido ha mostrado su deseo de dejar caer cuanto antes al actual secretario general. Si se habla de aparato, antes que a José Blanco o Alfredo Pérez Rubalcaba, hay que situar a Felipe González. Esta mañana, González ponía la cabeza de Sánchez en la picota en una entrevista en la Ser. La crisis era oficialmente una persecución.

Pasadas las 17:30 se entraba en una nueva dimensión de la quiebra de la pata más débil del bipartidismo.

Gestora o terceras elecciones

[Actualización] Pasadas las 19h, César Luena, secretario de Organización del PSOE ha comparecido para asegurar que las 17 dimisiones de ahí no cambiarán la hoja de ruta. Será la Ejecutiva federal, convocada de urgencia mañana, el que mantenga el Comité Federal del próximo sábado. 

Luena, que ha leído los estatutos para asegurar que la Comisión Ejecutiva Federal será la encargada de marcar a la militancia los plazos para la renovación de la Ejecutiva. El sector de Sánchez se cita con el sector crítico, agrupado en torno a Susana Díaz, para el Comité Federal del sábado, en el que se dirimirá un nuevo intento de retirar la silla de Sánchez.

La Comisión del día 29 reunirá sólo a los 15 miembros de la Ejecutiva en activo, lo que asegura que salgan los postulados de Sánchez y su equipo. La Comisión de Garantías no tiene que tomar cartas en el asunto, ha asegurado Luena, que también ha rechazado que una Gestora defina el futuro inmediato del partido.

La fecha para la convocatoria del futuro Congreso Federal es la clave. El 23 de octubre quedará una semana para que Felipe VI señale de nuevo a Rajoy como candidato y se produzca el segundo intento de investidura, el último posible en esta legislatura. Si Sánchez no pierde el control del partido en ese Congreso y vence en las primarias a secretario general –en las que Sánchez confía en ganar al establishement del partido– las terceras elecciones con el candidato del 'no' a Rajoy estarán dadas.

Si se impone una gestora, Sánchez dejaría de ser secretario general, lo que debilitaría su posición en el Congreso de los Diputados. Esto puede acelerar una posible investidura de un Mariano Rajoy que no teme una repetición electoral. 

Tags relacionados: PSOE
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

1

  • |
    LIBERTAD, VERDAD, DEMOCRACIA.
    |
    29/09/2016 - 4:06pm
    Detrás de toda esta gigantesca montaña de basura, lo que pretenden ocultar --(((pero no lo pueden conseguir)))-- es que intentan reflotar ESO QUE SE LLAMA "BIPARTIDISMO" PERO QUE NO LO ES TAL (aunque tiene algo que no es del todo falso en su definición). Intentan dar una baza A ESO QUE LLAMAN "EL BIPARTIDISMO", pero el problema es que sería una baza a unos cuantos años, es decir, que hasta dentro de unos años no resurgiría el PSOE. Lo que también intentan con todo esto es evitar que PODEMOS, LAS MAREAS, UNIDOS PODEMOS, ETC. se consoliden y puedan contagiar de 15-M a buena parte de la sociedad civil que está hasta la coronilla de ser expoliada, torturada, acosada, perseguida, explotada, esclavizada, saqueada, ninguneada, basureada, etc., etc., etc. SALUDOS Y VIVA LA LIBERTAD POLÍTICA COLECTIVA YA LA DEMOCRACIA EN ESPAÑA.
  • Tienda El Salto