Renovación del proyecto político en Madrid
Podemos Comunidad de Madrid: una guía para "los que faltan"

Entre el 7 y el 15 de septiembre se han presentado tres procesos para trabajar en el futuro de Podemos en la Comunidad de Madrid. El objetivo es superar Vistalegre y el colapso de Claro que Podemos, la opción que resultó mayoritaria en las primarias de la fundación del partido en Madrid.

18/09/16 · 15:30
Sentados, José Manuel López y Lorena Ruiz Huerta, de pie, a la izquierda, María Espinosa. / DIAGONAL

Al principio fue el Teatro del Barrio. Y todo sucedió al galope. Después llegó el Congreso de Vistalegre, donde se enfrentaron dos modelos de partido para fundar un partido atípico. En aquel momento, Claro que Podemos, el proceso interno con el que el sector mayoritario afrontó la etapa reina electoral –elecciones locales, autonómicas y dos elecciones generales–, era una unidad. Hoy ya no existe.

A través de Claro que Podemos, y tras una pugna en las primarias con Podemos Ganar Madrid –candidatura liderada por Miguel Urbán–, el sector oficial controlaría la secretaría general –a través de Luis Alegre– y el Consejo Ciudadano del partido. La estrategia a seguir en Madrid era una sola: atornillar la “máquina de guerra electoral” propuesta por el tándem formado entre Pablo Iglesias e Íñigo Errejón.

En la Comunidad de Madrid, los resultados de mayo de 2015 fueron ambivalentes para el partido morado. Eran los mejores en la historia de la CAM de un partido que no fuera PP o PSOE, pero no iban a servir contra el eje del centroderecha y derecha formado por PP y Ciudadanos. Con esos mimbres se trabajaría, en la oposición, durante el primer año de legislatura, con la atención mediática desplazada al Ayuntamiento de Madrid.

No sería una balsa de aceite. Influidos decisivamente por el distanciamiento entre Iglesias y Errejón y el cambio en la secretaría de organización de Sergio Pascual por Pablo Echenique –uno de los "perdedores" de Vistalegre–, una mañana de marzo, diputados y cargos afines a Errejón abandonaban el Consejo Ciudadano entre críticas a la gestión de Alegre. Claro que Podemos saltaba por los aires. Se entraba en una crisis que viviría otro episodio público ya entrado el verano, con motivo de la renovación de los cargos del grupo parlamentario autonómico.

El Consejo Ciudadano Autonómico trabajó, dicen, todo el verano, para preparar la recomposición de una estructura que se encuentra debilitada tras los desencuentros en el propio Consejo y en el grupo autonómico. Así, se marcó una ruta que tendrá como fechas clave la última semana de octubre, cuando se votarán los once documentos organizativos y de proyecto político que marcarán la política del partido en la Comunidad, y los nueve días de primarias de noviembre, tras los que se sabrá quiénes componen el nuevo Consejo autonómico.

Los tres procesos

El 7 de septiembre se presentaba la primera iniciativa de cara a ese proceso. Su fuerte, tres nombres, el actual portavoz de Podemos en la Comunidad –José Manuel López–, la diputada estatal Tania Sánchez Melero y la portavoz del Ayuntamiento de Madrid, Rita Maestre.

Con Adelante Podemos, daban el primer golpe. Su apuesta –que unía al sector afín a Errejón de Claro que Podemos con la plataforma de Sánchez, Convocatoria por Madrid, y con sectores hasta entonces asociados al grupo de confianza de Pablo Iglesias– se interpretaba en los medios como un desafío al sector controlado por el secretario general. El diputado estatal Manolo Monereo, amigo de Iglesias, confirmaba en Cuarto Poder la profundidad de la fractura. Posteriormente, el propio Iglesias, en una entrevista en Contexto, evitaba contestar si había vivido el nacimiento de Adelante Podemos como una "traición" a su persona.

Antes, en un canutazo, el propio Iglesias apuntaba que Ramón Espinar, diputado autonómico y senador, sería la cabeza visible del proceso “oficialista”, y la confirmación llegaba con la presentación en redes sociales del proyecto Podemos Escucha. Espinar, el sábado 17 en Público, explicaba en profundidad ese proyecto.

El jueves 15, se presentaba un tercer llamamiento para un “proceso de trabajo” llamado provisionalmente Comenzamos 18S –que se llamará Reinicia Podemos [actualizado el domingo a las 20h]– y que hoy domingo celebra su primer encuentro. Su fuerte, 300 firmas con diputados autonómicos, concejales y la presencia del eurodiputado Miguel Urbán, de la corriente Anticapitalistas.

Con ese anuncio ya estaban todos los que estuvieron en las primarias de Podemos en la Comunidad de Madrid. El objetivo ahora es presentar proyectos que interesen, atraigan o convenzan a las 42.000 personas inscritas en el censo del partido en la región. El objetivo también es atraer a "los que faltan". La muletilla utilizada por una parte de la organización para apelar a un público no iniciado en las disputas internas, organizativas y políticas, del partido.

Superar Vistalegre: el proyecto organizativo

Diagonal ha consultado a tres personas que participan en cada una de los tres grupos con, a priori, más apoyo. Son Rita Maestre, por parte de Adelante Podemos, María Espinosa –diputada de la CAM y dentro de Podemos Escucha– y Lorena Ruiz Huerta –diputada y miembro del Consejo Ciudadano– que participa en el proceso Comenzamos.

Las tres insisten en que lo que se presenta ahora no son candidaturas –aún– sino procesos abiertos. A lo largo de las próximas semanas, cada uno de esos procesos convocará reuniones en toda la región para dibujar lo que serán primero esos once documentos que se testarán en octubre –y se votarán por separado, lo que puede dar lugar a varias combinaciones– y después, las primarias, de las que saldrá él o la secretaria general que sustituya a Alegre y el resto del Consejo Ciudadano.

El hecho es que el espacio dedicado a los nombres y al enfrentamiento entre corrientes, familias o fracciones, ha ocupado el debate en los primeros días del proceso. No obstante, las candidaturas insisten en que no se trata de una guerra –o un Juego de Tronos–, sino de un debate amplio. Asuntos como el de las listas, y los límites que se marquen para la representación de opciones minoritarias o de los distintos territorios, están aún por decidir y ninguna de las tres opciones dan opiniones sobre cómo tiene que ser el método para la conformación de listas, si más vertical, como el usado hasta ahora en Podemos, fruto de los debates de Vistalegre, o más abierto, como se utilizó en las primarias de Ahora Madrid.

Para Rita Maestre, el modelo de Vistalegre “fue muy útil pero ahora tenemos la oportunidad de pensar en otra cosa”. Desde Adelante Podemos consideran que lo que toca ahora es un “proceso de reorganización hacia dentro y también del trabajo político hacia afuera”. Entre los puntos que Maestre ve imprescindibles está “redistribuir juego entre los territorios”.

Se trata, según Maestre de “en un medio plazo, cómo empezar a contribuir al cambio social y político no sólo electoral sino de largo alcance, en lo que tiene que ver con cómo la gente se relaciona entre sí. También influir y reforzar el tejido social en torno a los partidos, que no es directamente político. No hablo de movimientos sociales que tienen una autonomía que es crucial, me refiero al tejido social, asociacional, vecinal que existe fuera pero que es fundamental para cambiar las formas de construir comunidad”.

La diputada autonómica Lorena Ruiz Huerta considera que “es absolutamente imprescindible hacer a la gente partícipe de los procesos, no puede ser una democracia en la que la gente está en democracia porque hace un clic, porque vota por internet. La gente de los círculos tiene que poder decidir de qué manera se organiza su partido”.

Esta diputada regional también considera que se tiene que dar más espacio a los territorios en unas instancias autonómicas en las que la capital está sobrerrepresentada tras el periodo Vistalegre. “Ya ha terminado el tiempo de que la gente en los círculos solo pegue carteles o haga actividades poco relevantes. Podemos se construyó desde y está protagonizado por los círculos, las CUP [Candidaturas de Unidad Popular], etc. Los movimientos sociales son autónomos y no forman parte, pero queremos reestablecer un diálogo muy fluido con ellos". Esta diputada considera que, tras la llegada a las instituciones, “ahora a Podemos le toca recobrar una parte muy importante que a lo mejor se ha ido abandonando, de ilusión. Tenemos que ser un factor que movilice y que recupere a la gente que se ha ido desencantando”.

María Espinosa, de Escucha Podemos, asegura que su proyecto está orientado a “las bases y a los inscritos de Podemos para potenciar el debate y poner lo importante en el centro: el debate de las ideas”. En su Facebook, Ramón Espinar pedía “un debate sosegado sobre cómo construir el movimiento popular del siglo XXI y espacio para tenerlo con calma”.

El proyecto político

Aspectos como la descentralización territorial saltan también a los discursos cuando se habla del proyecto político para la Comunidad de Madrid que se avanza desde estos grupos. El debate también pasará por saber dónde se sitúa cada uno de los proyectos en el mapa político cuatripartidista que hay en la Comunidad y varios de los municipios más grandes. En el horizonte está asimismo decidir cuáles son los principios para relacionarse con otros partidos, muy especialmente Izquierda Unida. Los posibles pactos con el PSOE o la capacidad de cada una de las opciones de presentar una hoja de ruta para el adelantamiento a los socialistas en las autonómicas de 2019 permiten ver el lenguaje que escoge cada una para presentar sus posiciones de partida.

María Espinosa de Escucha Podemos avanza que en este proceso “van a competir opciones con planteamientos diferentes respecto a cómo tiene que ser la relación con el PSOE y a cómo tiene que ser el estilo de Podemos: un estilo más dócil o más normalizado, o un estilo que siga conservando la esencia de lo que nos trajo hasta aquí, el Podemos que dice las cosas claras, que toma distancia con respecto de los otros partidos”.

El tercero de los procesos en aparecer, Comenzamos, plantea, en palabras de Ruiz Huerta “una alternativa de gobierno” que se ocupe de “los verdaderos problemas de esta región: la deuda, los privilegios fiscales de las grandes empresas y las grandes fortunas, el paro la precariedad, el machismo y la insostenibilidad ambiental”. Esta diputada explica su idea de que “Podemos nació contra la casta que está presente en el bipartidismo, en los dos grandes partidos, no solo a nivel estatal sino también autonómico”.

Ruiz Huerta concluye que "es imprescindible volver a las plazas, es imprescindible que haya una tensión que tire hacia el Podemos que tiene su origen en el 15M. Es a eso a lo que nos queremos parecer y no a un partido vertical tradicional como los del bipartidismo clásico".

Desde Adelante Podemos, Rita Maestre, recuerda que Podemos “se quedó a un diputado de poder provocar un cambio de gobierno que echara al PP de la Púnica de la Comunidad de Madrid. El trabajo tiene que estar orientado a desalojar al PP en las siguientes elecciones. Trabajar en lo político y lo social para que ese cambio esté listo dentro de tres años”.

Maestre considera “un poco precipitado dar por sentado que va a haber diferencias” a la hora de abordar sobre qué girará el debate político y explica su punto de vista sobre el papel que tiene que jugar el partido: “Podemos nació con el objetivo explícito de no ser una minoría, sino atreverse a disputar los gobiernos. Porque desde fuera se pueden hacer muchas cosas pero desde dentro se pueden hacer muchas políticas públicas como hemos demostrado desde el Ayuntamiento de Madrid o el de Barcelona”. Maestre añade que Podemos “tiene que demostrar solvencia y capacidad de gestión, tiene que hacer un trabajo fundamental para seguir atrayendo a mucha gente que falta”.

Si vuelve a rodear el partido esa gente que “falta” y no desaparece la que está, si unas terceras elecciones generales trastocan los planes de tener un debate "de ideas y no de nombres", se sabrá a lo largo de los dos próximos meses. Ahora es el tiempo de la acumulación de fuerzas. Se pasará lista.

Imprimir Imprimir
Versión PDF PDF
Enviar
Corregir
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

Inicie sesión para comentar