Opinión | Elecciones 26J
España no es diferente

El autor esboza cuatro rápidas observaciones sobre el resultado electoral del 26 de junio.

27/06/16 · 13:58

La primera. No nos engañemos. Sin reservas, sin matices, sin paliativos, el resultado es una catástrofe. No es una catástrofe para Unidos Podemos, que se consolida como alternativa institucional progresista sin equivalente en la UE.

El resultado es una catástrofe para España y los españoles, para Europa y –no exageramos– para el mundo entero

Es una cataśtrofe para España y los españoles, para Europa y –no exageramos– para el mundo entero. Lo he dicho muchas veces y parece que lo hago porque me he vuelto de derechas o moderado. Nada de eso. Es doloroso realismo. La historia no es siempre más larga que la vida; hay veces en que la escala histórica es más corta que el curso de una biografía; más corta que un curso escolar; más corta que una primavera.

Sería demagógico establecer un paralelismo estricto con 1933 y las amenazas del nazismo, pero habría que ser muy frívolo para no inscribir la victoria del PP en un contexto mundial particularmente adverso, célere y explosivo: una América Latina en retroceso, un Oriente Próximo en llamas y una Europa en descomposición que se desplaza a todo vapor hacia la ultraderecha.

En ese contexto Unidos Podemos no era –no es– una revolución, por lo demás imposible: era –y es– un modesto dique a partir del cual se habría podido quizás –se podrá– revertir la tendencia rampante en nuestro continente.

Los resultados electorales, con el retorno simbólico del bipartidismo y la evaporación de un gobierno de cambio, no sólo debilitan ese dique sino que legitiman su derrota. Todo lo que no fuera sumar votos y alcanzar el sorpasso al PSOE, y más tras la convergencia con IU, era un fracaso estrepitoso, no en términos numéricos sino políticos e históricos.

España tenía una oportunidad para frenar el precipicio y la ha perdido. La historia a veces es más corta que la vida. Lo que falta ahora es tiempo.

El crecimiento del PP y la resistencia del PSOE, sostenido por sus sectores más conservadores, revelan algo particularmente deprimente y doloroso: que la mitad larga de España no quiere ningún cambio

La segunda: el crecimiento del PP, que suma 13 escaños más, y la resistencia del PSOE, sostenido por sus sectores más conservadores, revelan algo particularmente deprimente y doloroso: que la mitad larga de España no quiere ningún cambio. Aún más: indica que la mitad larga de España no cree ni en la ética ni en la democracia y, en este sentido, y al contrario de lo que habíamos empezado a creer algunos con emoción y con orgullo, indica que nuestro país no se diferencia tanto del resto de Europa.

Triunfa lo que he llamado otras veces el voto prevaricador: el de una amplia capa de la población que vota a conciencia contra sus principios y sus valores. ¿Por qué?

El error de todas las encuestas sólo puede explicarse introduciendo un factor fulminante e irreprimible: el miedo.

Igual que la "remontada" se ganó en la última semana de la campaña de diciembre, el desempate se ha perdido también en la última semana y probablemente en el último minuto. Es miedo.

El problema es que es ese mismo miedo el que explica el Brexit, el empuje de la ultraderecha en Francia, Hungría y Austria o la política contra los refugiados de la UE.

En condiciones de excepción electoral –como son las del 26J– una larga mitad de España ha vuelto a votar a la derecha; en condiciones de excepción histórica, ese mismo miedo es el que niega la protección a un judío, denuncia a un vecino o fusila a un rival político. Ese miedo, cuando es incompatible con la ética y la democracia, es ya prefascista. No tener en cuenta esa dimensión antropológica sería un error tan grave como despreciarla políticamente o darla por perdida.

La tercera. A partir de mañana habrá que afrontar los hechos y ver cómo se maniobra en una relación de fuerzas en cualquier caso muy compleja y objetivamente mejor que la de hace dos años. Pero ahora mismo el reto mayor para Unidos Podemos no es soportar el triunfalismo del PP o los guantazos de Sánchez; ni apañar una estrategia sensata y reparadora para las próximas semanas.

El mayor reto es el de mantener la unidad. El peligro de divisiones y quiebras es muy grande y nuestros rivales van a tratar de alimentar esa pendiente. Mucho cuidado.

Habrá quien eche la culpa al exceso de transversalidad o al exceso de confluencia; a la baja intensidad del discurso o a la baja intensidad de la campaña; a la desmovilización de los movimientos o al liderazgo televisivo. La victoria hubiera hecho buenos todos los pasos; la "derrota" da la razón a todas las críticas.

Es imprescindible debatir sobre lo que ha pasado, sin eufemismos ni rodeos, pero sería bueno que partiéramos del presupuesto de que en realidad no sabemos –nadie sabe– por qué ha pasado.

Hay que evitar a todo trance los análisis tajantes ("ya lo decía yo") que sirvan de arma arrojadiza entre las corrientes internas divergentes. Dentro de IU y dentro de Podemos, y entre IU y Podemos, es imperativo conservar la serenidad y acentuar los cuidados. Ya no hay alternativa a la unidad, salvo la derrota definitiva del cambio; es decir, la derrota definitiva de la ética y la democracia.

Los medios, los partidos del régimen y el gobierno de Rajoy se han sentido –y se sienten– tan amenazados que han hecho todo lo posible, y lo seguirán haciendo, para matarnos

Estamos ya condenados a salvarnos juntos, nos guste o no; y si hay todavía –porque la hay– alguna posibilidad de recuperar el terreno pasa porque entendamos que lo único cierto, lo único indudable, lo único que sabemos con certeza es que cualquier división nos matará y que los medios, los partidos del régimen y el gobierno de Rajoy se han sentido –y se sienten– tan amenazados que han hecho todo lo posible, y lo seguirán haciendo, para matarnos.

Ése debería ser suficiente motivo para preservar por encima de todo la unidad del proyecto, mientras lo repensamos, como condición para sumar a los que faltan.

Cuarta. En Europa sólo hay dos alternativas al neoliberalismo autoritario de nuestros gobiernos: la ultraderecha nacionalista o Unidos Podemos.

Es obvio que, una vez más, como ha ocurrido ya otras veces a lo largo de nuestra historia, nuestros gobiernos europeos prefieren la ultraderecha.

En este sentido hay que dar las gracias a Cebrián y al grupo PRISA, a nuestros intelectuales "progresistas", a la mayor parte de nuestros medios, a las instituciones secuestradas por el gobierno, a los bancos y a los partidos del régimen europeo por dejar claro que, con tal de que no gobierne una opción democrática y moderada, están dispuestos a alimentar las fuerzas oscuras que amenazan con devorar de nuevo nuestro continente.

No tienen ninguna justificación. No existe la URSS ni Stalin ni un "socialismo real" tiránico contra el que justificar alianzas negras. Esta vez no pueden esconderse. Unidos Podemos es una fuerza democrática y moderada, socialdemócrata y profiláctica, la única que puede detener la destrucción de Europa y el regüeldo infame de la historia. Nuestras élites económicas y politicas trabajan por eso contra ella. Las futuras generaciones no se lo perdonarán.

Ojalá entiendan de una vez los votantes españoles que es a eso, y no a la ética y a la democracia, a lo que hay que tener miedo.

Tags relacionados: Elecciones 26J 2016
Imprimir Imprimir
Versión PDF PDF
Enviar por e-mail Enviar
Corregir
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

20

  • |
    pablito
    |
    05/07/2016 - 6:38pm
    preferiría que el PP no hubiese llevado tantos votos (no han ganado), pero tampoco me parece mal que el ascenso meteórico de podemos no sea tan meteórico, tan táctico, reverso de los males ajenos- la ética no se oculta, ni se asigna. No son el 15m ni lo fueron nunca- al menos los candidatos que conozco.No se creen de verdad la toma de decisiones desde abajo, o por lo menos lo demuestran en la elección de candidatos, contenidos y tácticas comunicativas. Yo sí les voté- con asco-, como voto del miedo, porque me da miedo que el pp repita, pero no porque me ilusionasen ni me creyese ni un décimo de lo que decían. que el pp repita con la máquina engrasada de la legislatura anterior, me parece atroz. Me parece bien, en cualquier caso, lo que hicieron los que no votaron a podemos, porque yo hubiera hecho lo mismo si no fuese tan miedica.
  • |
    Alba_00
    |
    02/07/2016 - 3:14am
    Vamos a ser claritos. Podemos contaba con los 923.000 votos que IU tuvo en diciembre, y eso demuestra que ni la propia IU conoce ni a sus bases ni a sus votantes. Todos los votos que se tenían que ir de IU a Podemos se fueron el 20 D. Los que no migramos en diciembre no íbamos a migrar en junio. Y eso ustedes deberían de haberlo tenido claro. Pero, no, como su único objetivo era dejar huérfana la izquierda del PsoE, ¿para qué molestarse en decir la verdad?: que ustedes, los urdidores de Podemos, ya sabían que esto iba a pasar y que es lo que buscaron desde el principio, dejar vacío el espacio a la izquierda del PsoE. Y en esto sí han cosechado un gran triunfo. Hay 71 diputados que terminarán como el rosario de la aurora, porque donde no hay cohesión ideológica sobra todo lo demás. Si todavía quedaba algún inseguro en IU, usted, señor Alba Rico, le despejó las dudas con su artículo del día 25, en el que enumeraba, sin olvidar ninguna, todas las reivindicaciones tradicionales de la izquierda que Podemos NO iba a cambiar, ni salir de la OTAN, ni cambio constitucional, ni renta básica, ni república, ni referéndum catalán... Los demás, no sé si leen, pero usted sabe, señor Alba Rico, que la gente de IU sí leemos, tenemos ese vicio. Y a quien aún albergase alguna duda sobre si votar a Podemos el 26, tras leerle a usted el 25 se quedó en casa. O le votó a otra fuerza política que no se avergüenza de apellidarse comunista, como en mi caso. Los otros votantes, los que no son de aquí ni son de allá, creo que, para más de lo mismo, prefirieron votar el original en lugar de la copia. Este engendro morirá de muerte natural porque no se sostiene, tiene el andamiaje carcomido, los cimientos erosionados y el cerebro podrido. Este invento sólo ha sido una jugada del capital para vaciar las calles de protestas y seguir teniendo el timón.Ahora asistiremos a las luchas cainitas correspondientes entre toda la tropa dirigente, repartirán culpas unos sobre otros y otros sobre unos, y ya. Mientras tanto, los padres del invento se estarán partiendo la caja y diciendo por lo bajinis: que os den morcilla, crédulos. Mira que pensar que el Sistema iba a permitir que desde sus urnas le tumbáseis.
  • |
    Jazmín
    |
    01/07/2016 - 11:25pm
    Concretando: 1. Me gustó que la diputada de Podemos que amamantó a su niño en el hemiciclo supiera aprovechar las preguntas que le hicieron después los periodistas para explicar a la ciudadanía lo importante que es el apego en la crianza de los hijos. 2. Me gustó que algunos diputados de Podemos fueran en bicicleta al Parlamento. 3. Me disgustó que Iglesias desperdiciara una ocasión excepcional como fue el debate que precedió a la fallida investidura de Sánchez, que estaba siendo retransmitido en directo por radio y televisión, y se dedicara a decir tonterías del tipo “a fulanita le gusta menganito” en vez de hablar de las personas que para sobrevivir se ven obligadas a rebuscar en los contenedores de basura o de las camareras de piso que limpian en hoteles de cuatro estrellas sin estar dadas de alta en la Seguridad Social... 4. Me disgustó que, en el debate económico a cuatro que tuvo lugar en La Sexta, Garzón utilizara eufemismos neoliberales tan manidos como “crecimiento” económico y “creación” de riqueza en lugar de hablar de “decrecimiento” económico y “reparto” de la riqueza... 5. Me disgustó que la Web de Podemos sólo incluyera un enlace (en inglés) para firmar contra el TTIP. Me gustó mucho más la Web de IU, en la que primero se explicaba lo peligroso que es el TTIP para la salud y las condiciones laborales de todos nosotros y después se incluía el enlace para firmar en contra del tratado. En mi opinión, la carta de Unidos Podemos, la de la bióloga emigrante en Londres, tenía el mismo tufillo elitista... 6. No me gustó que, en el Parlamento andaluz, Teresa Rodríguez cogiera la “brocha gorda” y le dijera a Susana Díaz “el cortijo apesta”...
  • |
    durruti
    |
    01/07/2016 - 9:38am
    No sé porqué todo el mundo busca la explicación a las opciones elegidas por la mayoría de los españoles en el miedo. Desde mi punto de vista, la mayoria de los españoles son egoistas y ponen por encima del bien común y de la dignidad para todas las personas, sus más pequeños caprichos. Nadie (muy poca gente) desea compartir su bienestar, ni siquiera están dispuestos a compartir aquello que no utilizan. Siempre pensarían en cómo conseguir una plusvalía de aquello que no utilizan (antes dejarlo perder que qué lo pueda usar alguien sin que yo le saque tajada). De verdad, mientras no se ataje el individualismo/egoísmo que se promociona en todos los ámbitos oficiales de la educación, nada cambiará. Para poder solucionar/mejorar la ética de la sociedad española, no hay que tener miedo a decir lo que de verdad es el pueblo español. Un grupo de nuevos ricos venidos a menos, incapaces de movilizarse salvo por egoísmo. Muchos de los que quieren el "cambio" no quieren otro tipo de sociedad, si no volver a tiempos pasados de bonanza económica para ciertas clases sociales, aceptando un nicho de desheredados inferior al 10% (qué clase de cambio sería ese??).
  • |
    anonymouse
    |
    01/07/2016 - 1:25am
    "nuestros gobiernos europeos prefieren la ultraderecha nacionalista". En Europa quizá, en España es absolutamente falso. El cordón sanitario alrededor de VOX, FE-JONS o Democracia Nacional es el mismo que el que sufre el PCPE. En España y en Portugal no existe la extrema derecha. Por ahora... Y que nadie me venga con que el PP es un partido como el Frente Nacional, AfD, el FPO austriaco, Amanecer Dorado o Jobbik. El PP es el PSOE, y el PSOE es el PP, con pequeños matices de diferencia. Mediaset, Prisa y Cebrián, Atresmedia... no lo permitirán jamás, porque crecería el doble de rápido que Podemos
  • |
    Eduardo
    |
    29/06/2016 - 10:39pm
    Aunque no soy tan pesimista como Santiago (a la postre vivimos en una carrera de resistencia, no en un sprint) alguna de sus afirmaciones son verdades como puños. La mayoría de la gente (sí, eso mismo, de la gente) sigue aferrada a lo de siempre: PP + PSOE + Cs = 65%, ha habido un rejuste entre ellos, pero no un gran cambio en la suma. Y eso que los anteriormente "nacionalistas buenos" ha sido expulsados del consenso, que ellos habrían preferido quedarse, y la suma saldría el 75%. Hay varias razones de este apego (acomodo a la situación, incertidumbre del cambio, síndrome de Estocolmo colectivo, y más) y es desde luego imperativo comprenderlo para poder combatirlo.
  • |
    Pedro Grau
    |
    29/06/2016 - 10:13pm
    Tanta parrafada para seguir demostrando lo obvio. Entre vuestro odio y vuestra supuesta superioridad intelectual y moral, va a haber derecha en Europa para rato. Vuestro peor enemigo no es el fascismo. Sois vosotros mismos.
  • |
    Paúl Romero
    |
    29/06/2016 - 5:01pm
    Desde Venezuela sectores progresistas han estado muy atentos a estas elecciones de España. Se ha asociado insistentemente a Podemos con el gobierno actual del país y, con el mayor respeto para esa organización política y más aun para quienes simpatizan, son solidarios y votan por la misma, es como para tener miedo el suponer que a España pueda sucederle lo que a Venezuela, en cuanto a violencia, corrupción, abuso del poder y cercenamiento de la libertad. También aquí se habló de un cambio profundo que iba a enfrentar las políticas neoliberales y los abusos de los grandes intereses económicos. Claro, quizá una diferencia es que la gente que llega al poder en Venezuela no tenía la menor idea de lo que era gobernar; nada que ver con la síntesis del programa de gobierno que el señor Iglesias presentó en Barcelona. Podemos puede ser muy representativo a futuro en la política de España, pero debe deslastrarse de esos apoyos que inspiran mucho temor, no menospreciar a quienes les manifiestan su desacuerdo y continuar estudiando y comprendiendo la realidad española y europea, tan urgidas de gente decente en la política más que ubicada a la derecha o a la izquierda. Con respeto y afecto
  • |
    DERROTA (2) NO.
    |
    29/06/2016 - 1:25pm
    APORTE FILOLÓGICO Y APUNTE POLÍTICO DERROTA (2) Y DERROTA No es una derrota. Cuando el 15-M irrumpió en las plazas tenía mucho qué aprender pero tenía mucho de realidad y de entusiasmo. Tenía mucho de todos y una gran necesidad de cambio. Estar a punto de conseguir ese cambio no solo en el Gobierno sino en la sociedad no es estar derrotados, es solo estar en el camino. Porque el camino sigue y ahí vendrán nuevos recortes y actuaciones dentro y fuera de España que acabarán de despertar en la gente un sentido práctico de la política. La conciencia de un hombre nuevo que surge de las cenizas de una Europa caduca y una concepción del mundo en sus últimas. Algunos lo sentimos cerca. Hay otra entrada para Derrota más acertada, que el DRAE coloca en primer lugar: Derrota1 (DRAE) De derromper. 1. f. Camino, vereda o senda de tierra. 2. f. Alzamiento del coto, permiso que se da para que entren los ganados para estar en las heredades después de cogidos los frutos. 3. f. Aer. y Mar. Rumbo o dirección que llevan en su navegación las embarcaciones o las aeronaves.
  • |
    Desmanipulador
    |
    28/06/2016 - 6:32pm
    Desde Podemos se lleva de Olof Palme, de Mujica, y de un de programa económico de corte socialdemócrata, desde octubre de 2014. O sea, desde que tiene opciones serias de gobernar. Basta con una búsqueda en Google, utilizando la herramienta para filtrar los resultados por fecha. O basta con preguntar a Vicenç Navarro o Juan Torres, que redactaron un documento económico bien completo, presentado como medidas en la linea de la socialdemocracia europea de los 70. Claro. Si uno cuando Iglesias dice "socialdemocracia", va y traduce "PSOE", entonces va a ser que no. Socialdemocracia no es PSOE.
  • |
    Auriga
    |
    28/06/2016 - 4:35pm
    Hay una corriente de pensamiento, a la que el articulista se suma, que consiste en afirmar que la democracia actual, representativa, con un régimen de libertades amplio y organizado por las leyes, que emanan de una Constitución que, a la vez, consagra una división de poderes, NO ES REAL porque es imperfecta. Así, el articulista afirma que "la mitad larga de España no cree ni en la ética ni en la democracia". E insinúa que, esos conciudadanos que en uso de su libertad y propio criterio han votado al PP, en realidad "han ejercido un voto prevaricador", se han alineado con la ultraderecha europea "y contra los refugiados". Y digo: esta falta de desconexión de la realidad por parte del articulista, ¿no es indicio suficiente de lo que ha pasado? Ese idealismo, propio de los siglos XVIII y XIX, de considerar que solo su ideal es lo real (su concepto asambleario sería la democracia real), y esa descalificación constante del otro, y ese radicalismo que solo ve blanco y negro "sólo hay dos alternativas al neoliberalismo autoritario de nuestros gobiernos: la ultraderecha nacionalista o Unidos Podemos", todo eso, digo ¿no es signo suficiente que ya anticipaba el batacazo? Si Podemos viviera en la realidad, la "real", la que no es ni blanca ni negra, sino compleja, la que es mejorable pero en muchos puntos razonable... Si Podemos vendiera formas de conseguir empleo, en vez de "cambio", si a Podemos se le viera en las granjas, en las fábricas y entre las alcachofas, en lugar de en los púlpitos urbanitas... Hombre, entonces os daríamos la bienvenida al mundo real.
  • |
    lois
    |
    28/06/2016 - 3:57pm
    No seamos ingenuos, el poner las elecciones después del referéndum inglés está perfectamente calculado para lograr el voto útil al pp. , y lo de no votar los de IU es muy raro , si lo aprobaron por una mayoría aplastante y la abstención interna fue menor incluso, al PP le bastaron los mas de 600.000 votos para sacar pecho ...y salvarle el sillón a Mariano y no haber división interna.. 300.000 votos del Cs y otros rascados ni sabemos como...a lo mejor algunos del PSOE o de las actas sin control en las mesas SIN CONTROL por una empresa de Púnica hace el resto. El estacazo a Grecia NO era solo Grecia era Podemos una alternativa de izquierda nada menos que desde dentro y la única con Grecia en ello y en la UE...el miedo es fascista en este caso... está perfectamente analizado en los años 30 y resumido muy bien en aquel libro E.From el miedo a la libertad. Como en las propias tesis de la escuela de Frankfurt. Lo del brexit además y su utilización bastarda viernes sábado y domingo en las tves es clave... crear miedo... Estoy totalmente de acuerdo con el análisis de Alba
  • | |
    28/06/2016 - 12:22pm
    A mi modo de ver la izquierda está en su sitio, la oposición. Imagínense que hubiese ganado esta izquierda con el PP en la oposición! Pero hay que ir unidos en el Congreso. Frenar al máximo las veleidades neoliberales y hasta neofranquistas en todos los ámbitos del gobierno, aunque haya pacto con el PSOE. Denunciar sin pausa todos los casos de corrupción. Hacer oposición decidida contra la firma por España de los tratados en discusión (TTIP, CETA, etc.) Por otro lado seguir firmemente con la política de conquista de los municipios. Ahí está la posibilidad de hacer pensar a los ciudadanos y que tomen las riendas de su porvenir.
  • |
    elangelcaido
    |
    28/06/2016 - 12:10pm
    Lo que ha insuflado vida a un líder cadavérico como Rajoy, ha sido el millón de votos perdidos por seguir tu argumentación.
  • |
    elangelcaido
    |
    28/06/2016 - 12:02pm
    Pavlichenko, no estoy de acuerdo con tu comentario. Yo personalmente me siento muy lejos de lo que hemos llamado "la mochila" de IU, pero ello no me ha llevado a rechazar la suma que supone ir juntos. Las puertas de PODEMOS están abiertas para todos porque existe la confianza de que nadie sobra... NADIE es nadie. Me reservo mis simpatías y antipatías con cualesquiera otra(s)corriente(s) dentro de paraguas UP. Y, en tanto que pienso esto para mí, lo hago extensible a toda la sociedad. Con otras palabras: no creo que la pérdida de votos de deba a la aparición en nuestros mítines de banderas de la II República. Creo que los españoles han superado prejuicios respecto a estas simbologías. Otro argumento es el siguiente: El miedo que parece explicar la pérdida del millón largo de votos, no ha aparecido a raíz de la confluencia con IU, sino que ya venía expresándose desde que el establishment se sintió amenazado ante el avance explosivo de PODEMOS, prácticamente desde las europeas. Con otras palabras: el miedo no se origina por el imaginario stalinista/leninista/bolchevique/soviético, pues ya venía originado por el chavismo/bolivarianismo/populismo/faltadepapelhigiénicoenelsuper. Te ruego revises tu cuestionamiento respecto a la confluencia con IU. Yo no comulgo ni nunca he comulgado con el PCE, pero los prefiero dentro antes que fuera. Ten en cuenta que la IU que ha confluido no es la de los dinosaurios del PCE (impermeables al 15M), sino la del lider altamente valorado (conectado con el 15M). No dudo de que entiendes lo que significa "construir mayoría".
  • |
    ASG
    |
    28/06/2016 - 9:59am
    Las oportunidades perdidas ya y las que parece que nunca vamos atener. España es un Estado de Partidos, bastante dictatoriales, con tintes oligárquicos, incluyendo por supuesto UP. Hace dos años Podemos era una esperanza para parte de las personas que creemos que las cosas deben ser transformadas , de forma revolucionaria, había una palabra idea, que era empoderar a las gentes, Hoy UP es más de lo mismo, pero peor, "mutatis mutandis" hacia IKEA, los Círculos son una caricatura y escuchar argumentos de líderes axiales del Partido , más de lo mismo-somos socialdemócratas-. La labor en muchos lugares, como Castilla La Mancha, de apoyo a los de siempre, es lo mismo pero con depresión.¿Dónde están las propuestas que eran planteadas en 2014? En el cajón del asalto a los cielos. Y la idea de un referenda en los territorios , claramente contraria a un internacionalismo básico, oportunismo electoralista. Podemos eligío un modelo de partido , leninista, para asaltar los cielos. El grupo promotor masacró la democracia interna y las propuestas más creativas, alejando así la posibilidad de reconstruir alternativas nuevas, aportadas desde los movimientos sociales o los individuos más comprometidos con las transformaciones. En este momento se cosecha el fruto de la última de las renuncias al año 2014, la legitimización de un partido de la "casta" como IU, que nunca ha rechazado el podrido edificio del 78. Todo suena a cascarón vacío, años perdidos con un engendro. "No hay alternativas a..."a muchos nos suena a fascismo," Sólo hay dos alternativas..."hallelujah " Cualquier división nos matará" ¡Ahora !Porque hace dos años la muerte era no cambiar este régimen de partidos, no democratizar nuestro país, eramos la gente, frente a la oligarquía/ la casta. Nada de nada, o peor han insuflado vida a un líder cadavérico como Rajoy. Porque igual es verdad que son el molde de la tarta o el pelele al que hay que lanzar la misma.
  • |
    cmanuel
    |
    28/06/2016 - 9:09am
    Lo de que Unidos Podemos es socialdemocracia fue una ocurrencia de las últimas semanas. Pero en la mente de todos está el discurso mantenido tanto por Garzón como por Iglesias durante los dos últimos años. No basta con dar un barniz que trate de mejorar la apariencia para seducir a un espectro más amplio de votantes. Eso no hace olvidar algunas cosas que se repitieron hasta la saciedad anteriormente.
  • |
    Carmela Palacio
    |
    28/06/2016 - 1:18am
    Excelente artículo pero, también hay que abordar la posibilidad de un fraude. Los únicos que entregan la llave de sus tesoros a los ladrones son los ESPAÑOLES. Cómo pueden creer que Fernández Díaz Es garante de algo?
  • |
    WZen
    |
    27/06/2016 - 7:38pm
    Estoy de acuerdo con tu comentario hasta el punto en que das por sentado que muchos votantes de Podemos han dejado de votar por no identificarse con IU, yo más bien pienso que ha sido la gente de IU los que no hemos votado a Unidos Podemos por su discurso descafeinado y su giro a la derecha tan diferente de cuando arrastraba miles de votantes hartos de PPSOE. Cambiar el discurso antes de conquistar el poder es peligroso y solo pueden permitírselo los que tienen 10M de votos asegurados.
  • |
    Pavlichenko
    |
    27/06/2016 - 5:41pm
    Muy buen análisis, como siempre, gracias. Lo que no está tan claro, teniendo en cuenta todos esos factores, es la estrategia de futuro. Es cierto que no sabremos lo que podría haber pasado si en lugar de esta estrategia se hubiera tomado otra, pero lo que parece meridianamente claro es que ésta no ha funcionado. Digo yo que alguna serena autocrítica tendremos que hacer, no para flagelarnos, ni para ver cuán estúpido ha sido el de al lado (con la característica rabia cainita que nos caracteriza), pero sí, la necesitamos para aprender de nuestros errores y seguir intentando conquistar nuevos espacios políticos. Entiéndase por “conquistar nuevos espacios políticos”, ganar votos, presencia partidista, ganar en la maquinaria electoral, no me refiero a otros tipos de ganancias culturales. Para eso, la afirmación sobre que no hay alternativa más que la unidad con un partido como IU me inquieta profundamente. Creo que en parte importante, hemos perdido esta batalla porque no hemos entendido bien el mundo simbólico de la gente que queremos que nos vote. IU, con sus luces y sombras, tiene su propia historia que hemos colectivizado a través de este pacto cuando, honestamente, lo que menos nos convenía era identificarnos con la representación de sus pecados y sus penitencias. No hemos entendido que miles de personas que votarían encantadas a PODEMOS nunca lo harían, por lo que representa, a IU. La idea pareció estupenda en su momento (1+1=2), pero en política las reglas de tres raramente funcionan. Asumamos los errores y cambiemos lo que tengamos que cambiar, lo que sería imperdonable sería que por un "buenrrollismo" mal entendido condemos la única vía posible de cambio real en este país.
  • Boletín