Elecciones generales 26J
La participación a las 18 horas baja siete puntos respecto al 20D

A las 18h, los datos de participación arrojaban cifras muy por debajo de las de los anteriores comicios generales del 20D en todas las comunidades autónomas. Se trata de los peores datos desde 1978.

26/06/16 · 19:08

El hastío después de varias citas electorales seguidas en varios meses, unido al puente en varias comunidades, entre otros factores, parecen haber influido en el descenso de la participación en esta última cita electoral (a falta de dos horas para que se cierren los colegios electorales). Son los peores datos desde 1978.

Sin que se conozcan todavía los datos definitivos, a las 18h los datos de participación adelantados por el Centro de Difusión de Datos eran del 51,21%, siete puntos menos que en las elecciones del 20 de diciembre.

A las 18h, la participación ha descendido en todas las comunidades autónomas. En algunas de ellas, como Cataluña, el descenso era muy pronunciado: 10 puntos menos que en los comicios anteriores. También en Madrid (10 puntos), Aragón (9 puntos) o País Vasco (cerca de 8 puntos). También en las conocidas como “ciudades del cambio”, la participación está siendo en estos momentos muy inferior a la de la cita anterior: 54,24% en Madrid (62,91% el 20D), 48,34% en Barcelona (frente al 57,71% el 20D), 51,03% en Zaragoza (60,94%), 55,55% en Cádiz (58,57%) o 57,72% en Valencia (65,54%).

La participación total en las últimas elecciones de diciembre fue del 73,2%, un punto y medio por encima de las anteriores generales de 2011. Y la abstención superó en aquel momento los nueve millones de personas. En aquellas elecciones, el aumento de la participación favoreció a los partidos emergentes Podemos y Ciudadanos, que además se beneficiaron de la sangría de votos de los partidos mayoritarios. El PSOE perdió un millón y medio de votos y el PP más de tres millones y medio. En esta ocasión, 36,5 millones de personas están citadas a las urnas.

"Si los moderados nos movilizamos es posible que el país vuelva a funcionar", decía Albert Rivera ante los medios de comunicación en el momento en que acudía a votar a su colegio. Mientras que el líder de Ciudadanos hacía un llamamiento al voto “moderado”, Pedro Sánchez, dirigente del PSOE, pedía “una participación masiva”. Según estiman varias empresas de sondeos, una participación menor al 70% en estos comicios perjudicaría especialmente a Ciudadanos y PSOE, mientras que el electorado de PP y Unidos Podemos estaría más movilizado. Rajoy, por su parte, ha llamado a votar “a todos los españoles que quieren y siente su país".

Lo que sí ha aumentado en estas elecciones es el voto por correo en el interior del país. Concretamente, un 85% más que en los comicios del 20D. Un total de 1.452.988 personas lo solicitaron, de las que han sido admitidos 1.357.720. Aunque en este proceso se han producido miles de quejas y muchas personas refieren no haber recibido la documentación a tiempo, entre otras irregularidades.

Voto robado

Sin embargo, la situación se presenta especialmente grave para los casi dos millones de residentes en el extranjero, como reitera en sus denuncias el colectivo de exiliados Marea Granate. Entre las personas expatriadas, la participación en los comicios ha bajado desde una media de un 30% antes de 2011 hasta un 4,9% en 2011 y un 4,7% en las últimas elecciones de diciembre de 2015. Todo esto desde la introducción del sistema del “voto rogado” tras la reforma de la ley electoral acordada en 2011 entre PSOE, PP, CIU y PNV.

Para la jornada de hoy 26J se sabe ya que entre las personas que han decidido no votar y aquellas que, debido a las dificultades del nuevo sistema, no han logrado rogar el voto, al menos un 92% de los residentes en otros países no votarán. Y si se repiten los porcentajes de 2011 y del 20D de 2015, cerca de la mitad del 8% que sí ha logrado rogar el voto se quedará sin votar por distintas irregularidades: no recepción de la documentación a tiempo, falta de papeletas, falta de sobres, etc. Así lo corroboraba estos días a Diagonal, María Almena, de Marea Granate París, quien denuncia que “ésta es una historia que se repite desde que se reformó la ley electoral en el año 2011 y que ha fulminado la participación de los emigrantes españoles trayéndonos un protocolo antidemocrático y totalmente injusto y que nos borra del mapa de la ciudadanía de facto”. Desde Marea Granate denuncian desde hace meses que el voto rogado es un “voto robado”, y así lo han hecho saber en sus protestas frente a varios consulados este fin de semana.

A pesar de que el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, reconoció el año pasado que el Congreso, en aquella época con mayoría del PSOE, “se equivocó” al aprobar aquella reforma, nada ha cambiado por el momento. La situación es tan insostenible que la Junta Electoral Central mostró su “preocupación por la precariedad de medios de que disponen las oficinas consulares para realizar las funciones electorales que les corresponden” y pidió en mayo al Ministerio de Exteriores que “adopte las medidas personales y materiales que resulten necesarias” para garantizar el derecho a voto de los 1,9 millones de españoles en el extranjero.

+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

Tienda El Salto