Elecciones generales 20D: los pactos
Sánchez reitera a Rajoy un no rotundo del PSOE a su investidura

En una reunión de apenas 45 minutos celebrada esta mañana en La Moncloa, el líder del PSOE, Pedro Sánchez, le ha reiterado al actual presidente español en funciones, Mariano Rajoy, el no rotundo de su partido a su continuidad al frente del gobierno español

23/12/15 · 14:54
Rajoy y Sánchez en la puerta de La Moncloa. / La Moncloa

Con gesto serio y distante se han saludo Rajoy y Sánchez en el posado para la foto, poco antes de iniciar su primera reunión tras las elecciones generales para explorar las posibilidades de acuerdos de investidura y gobernabilidad en el Estado español.

Pedro Sánchez ha informado tras la reunión que le ha trasladado a Rajoy que “no van a apoyar su continuidad al frente del Gobierno, pero que es la primera fuerza política –el PP– la que tiene la responsabilidad de intentar formar Gobierno”, añadiendo que “esto es un llamamiento al resto de fuerzas políticas. Respetemos la democracia, no hay atajos”, asegurando que “si al final el PP y Rajoy logran concitar una mayoría con otras fuerzas parlamentarias, el PSOE estará abierto a abordar los asuntos de Estado”.

El líder del PSOE también ha anunciado que le ha dicho a Rajoy “que lo razonable sería que el que presidiera el Congreso de los Diputados no fuera la primera fuerza política sino la segunda. El PSOE optará a esto en esta nueva etapa política”. Y ha remarcado que “no queremos que haya nuevas elecciones. Esa es la última de las opciones. El PSOE quiere un Gobierno que garantice la estabilidad en los próximos cuatro años”.

Por último, y criticando a Podemos, Sánchez ha afirmado que “la nueva etapa política no puede estar presidida por las líneas rojas que hemos escuchado en las últimas horas. Frente a los que trazan líneas rojas nosotros vamos a tender puentes”.

Rivera propone un pacto entre PP, PSOE y C's

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, que en la campaña se oponía rotundamente a dar su apoyo a Rajoy o a Sánchez, está ahora dispuesto a pactar con ellos un acuerdo de legislatura, que podría incluir también su entrada en ese gobierno del agrado del Ibex35, y el neoliberalismo europeo encabezado por Merkel.

“España se encuentra ante dos grandes desafíos: el secesionista, con el pacto entre la CUP y Artur Mas, y el de los populismos. Dos grandes desafíos que se pueden aprovechar de la situación de inestabilidad y debilidad de un gobierno en funciones y un parlamento inestable. Nosotros creemos que podemos ser útiles para que se sienten PP y PSOE y se desatasque la situación”, ha afirmado Rivera.

Pablo Iglesias propone buscar un presidente independiente de consenso

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha propuesto desde la tribuna de un conocido medio de comunicación “negociar con todas las fuerzas políticas contrarias a que el PP continúe gobernando”, una profunda reforma constitucional, basada en las cinco propuestas de Podemos. Iglesias propone asimismo situar al frente del gobierno y del proyecto reformista “una figura independiente de prestigio”, asumiendo que los votos que obtuvieron el 20D “no son suficientes” para postularse él mismo, y añadiendo que “a Pedro Sánchez no le dejan intentar ser presidente en el PSOE”.

La iniciativa puesta sobre la mesa por Podemos para abrir negociaciones, incluye la reforma electoral, la moción de confianza ciudadana, el blindaje de los derechos sociales, el derecho a decidir (en forma de referéndum) y el reconocimiento de la plurinacionalidad del estado español, la independencia de la justicia y la prohibición de las puertas giratorias. Estos serían los mínimos exigidos por Podemos para comenzar posibles negociaciones de investidura o acuerdos más amplios de legislatura.

No se descarta la convocatoria de nuevas elecciones

Una vez conocidos ‘los puntos de partida’ de los cuatro partidos más votados el pasado 20D para las negociaciones de investidura, numerosos analistas políticos internacionales del sector neoliberal ven probable, o bastante probable, que Rajoy se vea en la obligación de convocar nuevas elecciones en breve plazo. Asimismo destacan que los mercados, y los líderes del neoliberalismo observan con preocupación el desgaste de sus partidos de referencia, el PP y el PSOE.

Por su parte, otro gran grupo de analistas políticos, enclavados en sectores progresistas, indican que los resultados del 20D pueden llegar a ser una nueva esperanza para los sectores populares europeos. Destacan que ‘el caso español’ no es equiparable el griego, por la dimensión de la economía española y su complejidad política y territorial. Y coinciden en destacar que unas nuevas elecciones reforzarían y aumentarían la presencia de escaños progresistas.

Articulo publicado en Arainfo.

Imprimir Imprimir
Versión PDF PDF
Enviar por e-mail Enviar
Corregir
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0