Pablo Motos, Podemos y el diagnóstico

Reconocer que Podemos “acierta en el diagnóstico” tiene dos efectos inmediatos en quien lo reconoce. El primero es que ya se puede plagiar sin reparos partes del programa de Podemos e incluso frases textuales de Pablo Iglesias; el segundo, que aquél que era en sí mismo el problema, se coloca simbólicamente en el lado de los que buscan la solución.

09/11/15 · 7:04

Sentado frente a Pablo Iglesias, Pablo Motos estaba ante uno de esos momentos que cambian una vida. Iba a realizar la primera, única –y posiblemente última– entrevista incisiva de su carrera. Hasta entonces había sido un tipo amable y chistoso. Pablo Motos recordó aquella advertencia que le habían hecho a Henry Fonda antes de rodar Hasta que llegó su hora: “no hagas de malo, no hagas de malo”. Pero lo hizo. Y si a Henry le fue bien, ¿por qué a él no?

Así que, Pablo Motos respiró hondo y se preparó para el interrogatorio. Pero antes, puesto que se trataba de una ocasión tan especial, consideró apropiado introducir un breve preámbulo:

“Quiero hacer una declaración de intenciones por si luego después alguna pregunta no es demasiado simpática. Yo quiero reconocer en público que creo que tienes un mérito enorme. Creo que España estaba de mierda y de corrupción tan hasta las cejas que casi no nos dábamos cuenta y tú conseguiste movilizarnos. Y además pusiste en valor que la crisis no trabajaba igual para todo el mundo, que había gente que se estaba aprovechando, y que había gente a la que habían dejado en el paro y que, además, no tenía esperanza. Esto estuvo muy bien, estuvo fantástico. Pero ahora hay que dar un paso adelante. Ha llegado, Pablo, la hora de la verdad. La hora de mandar, de gobernar, de construir un país. Que eso no es solamente protestar o salir a manifestaciones. Eso es también tomar decisiones que a lo mejor no le van a gustar a mucha gente".

Tuvo que venir Podemos para mostrar “el diagnóstico” y entonces, todos a una dijeron: “¡Anda! ¡Pues es verdad! ¡Si no nos habíamos enterado!”

Lo que quizá Pablo Motos no sabía es que esta pequeña introducción justificatoria de su traición a una vida de entrevistas benévolas era una síntesis perfecta del mensaje que llevan un año lanzando todas las estructuras del poder.

La emergencia de Podemos puso en evidencia que su mensaje había calado en una enorme mayoría social. Incluso muchos de aquellos que jamás pensarían en votarlos no podían sino reconocer que tenían una gran parte de razón en la denuncia de los males que afectaban a la enferma democracia española. Incapaces de enfrentarse a una opinión que era mayoritaria, aquellos mismos agentes infecciosos que habían contribuido a la enfermedad crearon un mantra que, desde entonces, han repetido hasta la saciedad. El mantra es: “Podemos acierta en el diagnóstico pero no en la solución”. Esta misma frase, con levísimas variaciones se la hemos escuchado o leído a personas como Pedro Sánchez, Albert Rivera e innumerables dirigentes de Ciudadanos, el intelectual de la derechona Juan Manuel de Prada, el presidente del BBVA Francisco González, Fernando Ónega, Pedro J. Ramirez, columnistas de todo pelaje y economistas neoliberales. La misma idea aparece en editoriales de El País, El Mundo, El Economista, Vox Populi, La Voz de Galicia y hasta en el Abc. Una búsqueda superficial en internet dará fe de esta afirmación.

La frase, que se repetía constantemente, sobre todo en los tiempos en que Podemos parecía incontenible, está muy lejos de ser un amable reconocimiento de méritos, como decía Pablo Motos. Todo lo contrario. Reconocer que Podemos “acierta en el diagnóstico” tiene dos efectos inmediatos en quien lo reconoce. El primero es que ya se puede plagiar sin reparos partes del programa de Podemos e incluso frases textuales de Pablo Iglesias; el segundo, que aquél que era en sí mismo el problema, se coloca simbólicamente en el lado de los que buscan la solución.

Porque, al fin y al cabo, ¿cuál era ese diagnóstico? ¿Cuando Pedro Sánchez dice que “Podemos acierta en el diagnóstico”, ¿a qué se refiere? Quizá a que su partido ha legislado al servicio de bancos, eléctricas y oligopolios a cambio del retiro dorado de sus dirigentes. ¿Se refiere a que el PSOE ha sido absolutamente insensible a los desahucios, a la pobreza, al dolor de la gente hasta que otros les han obligado a mirar esa realidad?

¿Cuál es el “diagnóstico” que dice Francisco González que es correcto? ¿El de los inmorales e ilegales generalizados comportamientos del sector bancario? ¿Y Juan Manuel de Prada o Pedro J. Ramírez se refieren al ominoso y cómplice silencio de la clase intelectual y del periodismo ante la rapiña global? Cuando Gervasio Sánchez denuncia la crisis absoluta del periodismo por la compra de las principales cabeceras por los poderes económicos, ¿forma parte esto del “diagnóstico” que estarían dispuestos a reconocer esos editorialistas?

Pablo Motos se justifica así: “estábamos tan de mierda y de corrupción hasta las cejas que casi no nos dábamos cuenta”. Bonita explicación. Los intelectuales, los periodistas, los economistas, los referentes sociales, la clase dirigente del país, simplemente no se había dado cuenta. Tuvo que venir Podemos para mostrar “el diagnóstico” y entonces, todos a una dijeron: “¡Anda! ¡Pues es verdad! ¡Si no nos habíamos enterado!”. Qué cosas. Pues menos mal que estas son las preclaras mentes que nos gobiernan. Y luego añaden: “Muchas gracias, nos habéis abierto los ojos. Os podéis ir, ya nos ocupamos nosotros”.

Todos aquellos que fueron causantes directos o cómplices de esta democracia enferma aceptan con alegre unanimidad “el diagnóstico” pero no “la solución”. Intentando así disfrazar con esa imaginaria dicotomía diagnóstico/solución lo que no es más que una relación de causa/efecto. Porque uno puede imaginar la misma lógica argumental de “el diagnóstico es correcto pero la solución no” en otros ámbitos de la vida con resultados igualmente insensatos.

Las posibilidades son infinitas. Un criminal ante el Fiscal: “reconozco la validez de su diagnóstico de que yo asesiné a mi cuñado, pero no la solución de que yo sea culpable”. Para el sector energético: “Reconozco el diagnóstico de que la energía nuclear es mala pero no la solución de que no pueda construir mi central”. Alegría para todos. Un universo de jolgorio e irresponsabilidad se abre. Esto también vale como justificación para las empresas que vierten desechos: “Había tanta porquería que ya ni me enteraba” O como bien dice Pablo Motos: “estábamos todos tan hasta las cejas de mierda y corrupción que ni nos enterábamos”. ¡Bravo! ¿Cómo iban a verlo? ¿Cómo iba a saberlo nadie?

Es un argumento tan útil que no sirve solo para criminales y corruptos. Nos sirve a todos en la vida cotidiana. Por ejemplo, cuando vamos al médico bien podemos decirle: “reconozco el diagnóstico de que fumar me está provocando cáncer pero no la solución de que deje de fumar”. Lo que pasa es que el médico nos dirá: “pues nada, nada, usted siga fumando, siga fumando”.

+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

13

  • |
    Mig
    |
    Sáb, 11/14/2015 - 20:52
    Fantástico artículo. Por cierto, https://www.diagonalperiodico.net/panorama/28302-pablo-motos-podemos-y-diagnostico.html#reply-to-2 en él no se lee en ningun sitio que la solución de Podemos sea la única. A mí entender denuncia y muy bien el juego de trileros que supone eso de que Podemos acierta en el diagnóstico pero no en la solución. Que la solución de Podemos sea como estirpar un pulmón, por lo demás , es un juicio de valor.
  • |
    cayetano
    |
    Mié, 11/11/2015 - 10:49
    Propongo como siguiente paso, que además servirá para revitalizar al Gran Hermano, se inviten a candidatos presidenciables, o significados dirigentes políticos, a jornadas de convivencia en el Gran Hermano. Después podemos comentar como estuvieron en él.
  • |
    cayetano
    |
    Mié, 11/11/2015 - 10:47
    No lo ví, pero tranquas y barrancas, el señor marrón, el hombre de negro..., hacen que cualquier político, Soralla, Pedro Sánchez, Pablo Iglesias, Albert Rivera, sea simpático, en un programa simpático sobre showmans. No olvidemos que es un programa de risas, y que de vez en cuando nos hagan reir, en lugar de reirse de nosotros, está bien.
  • |
    Llop
    |
    Mié, 11/11/2015 - 01:17
    Por que mezclar política con enfermedades y adicciones de esa manera?. No lo entiendo muy bien. No son campos del todo conjugables a mi entender.
  • |
    larrytron
    |
    Lun, 11/09/2015 - 22:48
    @#2 ...pues sigue fumando...
  • |
    Quincas Berro D'auga
    |
    Lun, 11/09/2015 - 21:16
    Ante el comentario anterior comentarle que si que puede haber más de un tratamiento pero que los que causa la enfermedad no puede ser parte de la solución. Así como el azucar no puede curar la diabetis, ni el tabaco el cancer, las mismas políticas, y los políticos que las llevaron a cabo, no pueden ser los que nos saquen de la crisis. Eso es una obviedad. Y si no lo entiendes por algo será.
  • |
    PepeAbyla
    |
    Lun, 11/09/2015 - 21:12
    Sr innedu2 el analisis es correcto y las soluciones presentadas estupendas,solo radicales para aquellas mafias corruptas y sus complices votantes que quieren dejar El Estado Español en su minima expresion,rindiendo cuentas a especuladores europeos y españoles,a los que rinde pleitesia el partido oligarca catalan Ciudadanos.Estupendo articulo,muy reflexivo y original.La dignidad esta ya aqui
  • |
    José Martínez Carmona
    |
    Lun, 11/09/2015 - 20:35
    El artículo está bien estructurado. La crítica es realmente sagaz y repleta de lógica, pero el problema es que la búsqueda de los votos ha desdibujado y descafeinado la solución hasta el punto que creí soñar viendo como Pablo Iglesias felicitaba a Tsipras por su "victoria pírrica" en unas elecciones presididas por el chantaje y por el miedo...
  • |
    Javier González García
    |
    Lun, 11/09/2015 - 19:48
    @#2 ineedu2 tiene razón en lo de que un problema puede tener varias soluciones pero, sintiéndolo mucho, afirmar que Podemos sea un partido de radicales que quieren extirpar un pulmón es tan objetivo como las tertulias de Intereconomía. En realidad el diagnóstico de Podemos en 2012 fue que tanto la corrupción como las políticas neoliberales nos habían llevado al desastre y, en consecuencia, que la solución lógica debía ser revertirlas. A eso mismo se refiere el artículo, de forma bastante coherente, al aludir a una relación causa-efecto. Pablo motos hizo un elogio parcial bastante evidente a Pablo Iglesias para luego poder entrar a hacerle más daño. Es una táctica clásica que sin ir más lejos podría tener otro ejemplo en cómo he empezado yo esta intervención para poder desacreditar mejor tus, a mi modo de ver, erradas comparaciones.
  • |
    Rodaka
    |
    Lun, 11/09/2015 - 17:45
    @#2 En mi opinión, me gustaría indicar no veo que se realice ninguna afirmación explícita de que la solución de Podemos sea la correcta ni de lo contrario. Creo que el artículo se dedica a otra cosa. No analiza las soluciones que ofrece cada uno, sino que se centra en la "oculta" identidad de quién las ofrece, es decir, los mismos que pusieron el problema. Podemos se reveló contra ellos y ellos le dieron la razón en los motivos de su rebelión, pero le dijeron que todo lo demás está mal. Consiguen así dar la impresión de que no son los malos, de que la crítica no iba hacia ellos. Sí. Es cierto, hay varios tratamientos a un mismo diagnóstico. Pero el problema es que aquí no es hacer caso a un médico o a otro médico cualquiera. Es hacer caso al médico que te diagnosticó el cáncer o al que, además de médico, tiene una tienda de tabaco. No voy a decir cuál de los dos va a dar la mejor opción, pero en el segundo caso corres el riesgo de que te recomiende un tabaco "más saludable" para seguir vendiendo.
  • |
    oscar_aran
    |
    Lun, 11/09/2015 - 17:25
    En definitiva... todos tienen el mismo discursito de los intereses de la gente del IBEX contra PODEMOS. Y luego así nos va! 5.000.000 de parados, corrupción a todos los niveles, desnutrición infantil... y decimos que PODEMOS no es la solución? Estamos tontos o que pasa? Seguro que es el PP los corruptos o la copia, ciudadanos o lo peor, el PSOE y contradicciones y mentiras son la solución? Pues sinceramente... NO LO CREO!
  • |
    ineedu2
    |
    Lun, 11/09/2015 - 13:05
    Hombre, muy bonito tu articulo, pero tu también te retratas al dar por hecho que la solución de podemos al diagnóstico es la única válida. En el ejemplo que has puesto del cancer, por ejemplo, cierto es que ante un diagnostico, una primera solución es decir "no fumes" y no aplicara sería como pegarse un tiro en el pié, pero "extirparle un pulmón" (como dice podemos), puede ser una solución válida, pero extrema y con una viabilidad dudosa. Por lo tanto, la afirmación de que "estoy de acuerdo en el diagnostico, pero no en el tratamiento" es bien válida. Hay muchos tratamientos validos para un mismo diagnóstico y nunca el más radical tiene por que ser el mas adecuado.
  • |
    Lydia
    |
    Lun, 11/09/2015 - 12:18
    Memorable artículo. Felicidades a su autor, ha dado en la diana totalmente.
  • Captura de la entrevista entre Motos e Iglesias. / Vertele
    separador

    Tienda El Salto