Camino a las generales 2015
"Ahora en Común no va a organizar unas primarias al margen del resto de actores"

A raíz del manifiesto Ahora en Común la confluencia parece pasar por un entendimiento de Podemos con los firmantes de esa carta, que provienen del mismo Podemos, de otros partidos como IU o Equo y de candidaturas municipalistas. Entrevistamos a uno de los portavoces de la iniciativa.

21/07/15 · 7:32
David Leal, firmante del manifiesto Ahora en Común y portavoz de la iniciativa. / Álvaro Minguito

inforelacionada

David Leal es miembro del equipo de portavocía de Ahora en Común y uno de los primeros firmantes de su manifiesto fundacional, que el lunes 20 de julio superó las 25.000 firmas y busca ahora llegar a los 50.000 apoyos. Bajo el nombre de Ahora en Común, varias personalidades han pedido a Podemos un gesto de apertura para la confección de una lista de confluencia de cara a las próximas elecciones generales de otoño. Tras una reacción inicial dura por parte de la dirección de Podemos, el partido de Pablo Iglesias ha anunciado que consultará la política de alianzas, aunque de momento no se conocen los términos en los que se planteará esa consulta ni la forma en que mutará Ahora en Común.

Un par de semanas después de la presentación pública, ¿cómo ha evolucionado el proceso?

La respuesta ha sido sumamente positiva. En el momento en que surgió el manifiesto ya estaba en marcha un proceso de confluencia ciudadana, y la invitación a la confluencia y el texto con el llamamiento probablemente ha ayudado a catalizar ese proceso. En la última semana ha habido encuentros por la confluencia en ciudades por todo el Estado, asambleas, encuentros, conexiones de los procesos de confluencia municipalista con otros movimientos sociales y actores políticos, y con la ciudadanía en sentido amplio. Esto está siendo así en casi todos los territorios, desde Jaén a Zaragoza, Sevilla, Valencia y Madrid… en todas partes están surgiendo estos encuentros de carácter ciudadano que creemos que son el fermento y la base necesaria para construir un proceso de confluencia ciudadana, construido desde abajo, capaz de impulsar una candidatura de personas capaz de ganar las elecciones generales defendiendo un programa de cambio y amplio consenso social.

¿Habéis visto cambios de Podemos con respecto a la reacción inicial? ¿Alguna comunicación más allá de lo dicho en prensa?

No ha habido ningún contacto formal con dirigentes de las organizaciones políticas en las que hay cargos que han firmado el manifiesto. En este momento creemos que lo más importante es construir esa confluencia, esa participación ciudadana amplia, porque lo que se pretende no es un pacto de cúpulas ni una negociación de despacho, ni una colusión de aparatos de partido, sino la creación de una candidatura con una profunda participación de la gente. El momento de hablar llegará, pero en esa conversación tiene que estar incluidas muchas personas.

"Se va a vivir un desborde, una marea confluyente 
que ya está en marcha y que es imparable"

Respecto a la respuesta que ha habido de los diferentes partidos y agentes, creemos que la confluencia es una opción buena para todos, buena para la gente de Podemos y para la ciudadanía, porque el 24 de mayo se demostró que la fórmula del éxito capaz de recuperar las instituciones para la gente fue la confluencia. Los compañeros y compañeras de Podemos han afirmado en repetidas ocasiones que están dispuestas a asumir responsabilidades de gobierno y las han asumido en las grandes capitales del país, allí donde han participado de candidaturas de confluencia. Sin duda, Podemos será un actor fundamental del cambio y tendrá un protagonismo muy fuerte, ya que ha abierto una nueva etapa política en el país, pero el eje del protagonismo entendemos que debe girar en torno a un proceso de construcción de poder ciudadano al cual se sumen los partidos.

¿Hay tiempo para que la propuesta que lanzáis vaya más allá de un pacto por arriba entre cúpulas de partidos o entre personalidades relevantes del panorama político?

Hay dificultades y retos,sí, pero también hay que tener en cuenta que tenemos un amplio capital de aprendizaje de los procesos de confluencia municipalistas, de todos estos años de participación ciudadana, y que la marea confluyente está movilizando una energía social enorme y una ilusión y ganas de cambio muy grandes. Por ejemplo, entre las personas que han estado desde el principio en esta campaña de la marea confluyente hay personas que participaron en la campaña de Madrid con Manuela y en otros procesos de confluencia municipalista. Creemos que se va a vivir un desborde, una marea confluyente que ya está en marcha y que es imparable y que va a ser capaz de usar todo lo aprendido en términos de elaboración de listas, procesos de participación ciudadana en las primarias, definición de un programa participativo en el que quizá no se dará respuesta a todos los interrogantes de la sociedad y todos los problemas, pero sí que refleje el consenso social de nuestra época, relacionado con la recuperación de la democracia, la dignidad, los derechos y la soberanía, y a partir de ahí creemos que sobran motivos para ser optimistas y para intentarlo.

No sólo se trata de ganar las elecciones. Además un Gobierno no puede cambiarlo todo, tiene que haber una fuerte organización y protagonismo ciudadano en todas las esferas y áreas de la sociedad para realmente poder producir una transformación social y política. Por eso insistimos tanto en la importancia de estos encuentros y asambleas que se están produciendo, de este proceso de organización ciudadana desde abajo. Sólo así se podrán ganar las elecciones y además cambiar el país.

Pero la situación no es la misma en todos los territorios. En lugares como Sevilla o Asturias esa confluencia no sólo no se produjo sino que parece imposible a día de hoy. ¿Es posible que se produzca una confluencia en solo determinados territorios?

La constitución de los nodos en los diferentes territorios no se plantea como la construcción de un espacio de poder alternativo a los procesos de confluencia ya existentes, no se pretende suplantar el trabajo ya hecho, sino conectar, ampliar, servir a los procesos de confluencia municipalistas y autonómicos que ya existen. No tiene sentido que existan espacios que rivalicen por la confluencia. Precisamente éste es un movimiento que apuesta por que sea la ciudadanía la que siente a las personas, fuerzas y actores que apuestan por el cambio, para desde esa diversidad unirse en torno a un programa de cambio. En ese sentido, en las ciudades en las que la confluencia ha funcionado, al igual que en las que no ha funcionado, creemos que el proceso de confluencia está justificado. Precisamente en los lugares donde la confluencia no fue completamente exitosa, ésta es una oportunidad de anteponer lo que nos une y aprovechar la oportunidad histórica de cambio que representa las próximas elecciones generales.

Ahora en Común nace con una vocación inequívoca de sumar, de aglutinar por el cambio, de crear una casa común por el cambio que sea amplia y generosa, y palabras como competición, división y resta directamente no entran en nuestro vocabulario.

¿Hay opción de que personalidades que han firmado el manifiesto de Ahora en Común opten a copar los "espacios en blanco" que Podemos se plantea dejar en su lista de cara al Congreso?

Lo más importante es tener claro de qué estamos hablando. Respecto al proceso de primarias de Podemos, somos muy respetuosos con los procesos internos de todos los partidos y tenemos una posición neutral. A partir de ahí la apuesta de Ahora en Común es crear una candidatura de confluencia inspirada en la filosofía, metodología y principios de las candidaturas municipalistas. El objetivo es elaborar una candidatura de personas con listas elaboradas en primarias abiertas por la ciudadanía, y con un programa que sea el resultado de amplio diálogo y que refleje el consenso social imperante en nuestro momento. Ésa es nuestra apuesta y creemos que esa confluencia se va a producir. Somos absolutamente optimistas porque los compañeros de Podemos han expresado reiteradamente su intención y deseo de participar en gobiernos de cambio y de asumir responsabilidades de gobierno, y la manera en que eso se ha conseguido hasta ahora ha sido en candidaturas de confluencia.

"Se pueden entender las declaraciones de Alberto Garzón como una apuesta por que esa confluencia ciudadana se produzca"

Hace poco salió una viñeta de Eneko que decía: “Podemos por sí solo no puede, pero sin Podemos no podemos”. Las últimas encuestas predicen que en las elecciones generales Podemos no rebasaría el umbral del 15%, que ha sido lo que, de media, ha obtenido en las autonómicas por sí solos. Entonces entendemos que el movimiento por la confluencia es una extraordinaria oportunidad para las personas que participan en Podemos y para el conjunto de la ciudadanía, con lo cual tenemos una confianza muy grande en que la confluencia se va a producir y que va a ser capaz de ganar las elecciones generales. Cualquier otro escenario no nos lo planteamos.

¿Eso significa que habría un censo nuevo, diferente de los que usa Podemos, para elegir las personas que irían en la candidatura?

Cuando nos preguntan si somos una candidatura tenemos que decir que no, que Ahora en Común es un movimiento por la confluencia. Es cierto que el objetivo final es constituir una única candidatura de confluencia capaz de ganar las generales y que para eso hay que tomar algunas decisiones como elegir un nombre, registrar un partido, establecer una marca, un censo, etc. Sea como sea, todos esos pasos se van a tomar en común y con un amplio consenso, y el trabajo en este momento es generar los espacios de encuentro, los debates y los diálogos necesarios para que esos consensos que posibilitan la confluencia y el cambio se produzcan. A partir de ahí, el resto de aspectos son cuestiones meramente técnicas, meros trámites, que se irán realizando en cada momento a medida que los consensos sean amplios y así lo permitan.

¿Ayuda al proceso que Alberto Garzón se postule como candidato en un posible proceso de primarias o es demasiado pronto?

Esto es un movimiento ciudadano con protagonismo de las personas al que se invita a los partidos políticos a poner sus recursos, su capital, sus potencialidades al servicio de este proceso de construcción ciudadana, pero respetando el protagonismo de la ciudadanía. Como Ahora en Común no es más que un movimiento ciudadano y de momento la gente no ha tomado la decisión de que sea ninguna otra cosa salvo eso, no hay un mecanismo de primarias en Ahora en Común ni unas primarias en marcha, ni vamos a organizar unas primarias al margen de lo que piensen y hagan el resto de los actores. Se puede entender las declaraciones de Alberto Garzón como una apuesta por que esa confluencia ciudadana se produzca y su intención personal de respaldarla respetando el protagonismo ciudadano. En la medida en que ésa es la manera en que interpretamos esas declaraciones, las consideramos bienvenidas.

Imprimir Imprimir
Versión PDF PDF
Enviar
Corregir
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

2

  • |
    Ernesto
    |
    22/07/2015 - 7:58pm
    menudo panorama, la marca blanca del psoe (podemos) junto a los eurocasposos (iu) y los atlantistas (equo) como nos la van a clavar a los obreros... ale diagonal, seguid con la propaganda si se puede si se puede ....
  • | |
    22/07/2015 - 1:42am
    Por si interesa a alguien, dejo aquí mi opinión sobre Podemos y la confluencia de izquierdas: https://goo.gl/3ufjJn