Discurso de la presidenta del Parlamento griego
Konstantopoulou: "Es un día muy negro para la democracia en Grecia y en Europa"

La presidenta del Parlamento Griego, Zoe Konstantopoulou, realizó anoche un encendido discurso contra el acuerdo del gobierno de Tsipras y la troika, al que calificó de "genocidio social".

16/07/15 · 14:24
La presidenta del Parlamento encabezó el Comité de la Verdad para determinar el origen de la deuda griega.

inforelacionada

La presidenta del Parlamento griego, Zoe Konstantopoulou, pronunció anoche un sentido discurso de 16 minutos contra el acuerdo alcanzado por el gobierno de Tsipras y los acreedores, al que calificó como "genocidio social". Su voto fue uno de los 32 negativos entre los parlamentarios de Syriza, insuficientes para rechazar un acuerdo que da luz verde al tercer rescate de Grecia.

Konstantopoulou empezó su alocución agradeciendo a todas las voces, como la de Eric Toussaint, director técnico del Comité de la Verdad sobre la deuda griega, que en el último mes han alertado del gravísimo ataque a los derechos de la población griega y sus futuras generaciones que ha perpetrado la Unión Europea en este proceso de negociación.

"Sin duda el Gobierno está siendo chantajeado, poniendo en juego la supervivencia de su pueblo"

"Me gustaría empezar agradeciendo a toda la gente de la cultura, de la economía, de las artes que ha dicho que esta venganza no debería estar sucediendo en 2015 contra este pueblo y su gobierno", arrancó Konstantopoulou, quien señaló el 15 de julio como un "día muy negro para la democracia en Grecia y en Europa, y también para el parlamento griego porque mediante un durísimo chantaje de la UE dirigido al Gobierno, el Parlamento ha sido obligado a decidir en dos horas y media y sin poder mantener una discusión esencial. Básicamente tenemos que enterrar la acción propia del parlamento, ceder la soberanía nacional e imponer una hipoteca sobre los recursos públicos para venderlos en el pago de una deuda que mi partido, Syriza, reconoce como ilegal, odiosa e ilegítima".

El acuerdo para el tercer rescate de Grecia fue definido por Konstanpoulou como un "genocidio social". En su alocución repitió en numerosas ocasiones que el gobierno de Tsipras ha sido sometido a un chantaje. "Sin duda el Gobierno está siendo chantajeado, poniendo en juego la supervivencia de su pueblo. Si esta extorsión se completa hoy, nada impedirá que se vuelva a repetir, no sólo contra Grecia sino contra otros pueblos y países". Konstantopoulou recordó como ejemplo las recientes muertes en Tesalónica y Larissa de varios jóvenes por falta de asistencia médica y la de una chica al saltar de un autobús por no llevar billete.

La presidenta del Parlamento griego fue muy crítica con Syriza, aunque valoró que Tsipras ha hecho mucho más, y bajo inasumibles presiones, que lo que cualquier gobernante griego haya hecho nunca por su país.

"Hemos mantenido durante años que la austeridad no es la medicina, es una receta equivocada, un veneno", reflexionó al recordar cuando Syriza salió del Parlamento pidiendo la dimisión del Gobierno por el recorte de pensiones declarado anticonstitucional por el Consejo de Estado en noviembre de 2012. "La agenda del gobierno de Syriza y ANEL no es aplicar memorandos sino librarnos de ellos", recordó.

"Nos quieren haciendo y diciendo exactamente lo opuesto a todo por lo que hemos estado luchando. Quieren humillarnos"

Konstantopoulou aludió también a los plazos imposibles y la humillante aceptación que los acreedores han exigido de un acuerdo que en lo sustancial ya había sido masivamente rechazado en el referéndum del 5 de julio. "Aceptar esto nos llevaría a una recesión insuperable y a asumir que el referéndum no era una opción creíble. No debemos permitir esto, este paréntesis en la acción de un gobierno de izquierda que pretenden imponernos. Nos quieren haciendo y diciendo exactamente lo opuesto a todo por lo que hemos estado luchando. Quieren humillarnos".

Una de las claves de la postura crítica de Konstantopoulou y otros representantes de Syriza es la interpretación del acuerdo como una traición al resultado del referéndum.

"El pueblo griego habló, dijo no a los ultimátum, a las extorsiones, a la propaganda, dijeron no a los memorándum. No tenemos derecho a interpretarlo como un no con condiciones. Todo lo incluido en este acuerdo ha sido votado en contra por la mayoría de la población y tenemos la obligación de defender esa posición, porque todo nuestro poder viene del pueblo griego. Nosotros no nos beneficiamos del poder que nos ha concedido la población, en contra de lo que hacen otras opciones políticas, sino que reclamamos que el poder pertenece a la gente, no a las oficinas de partidos", proclamó en uno de los momentos más encendidos de su discurso.

En su alocución, Konstantopoulou resumió lo que está en juego en el pulso entre Grecia y las posiciones inflexibles de la troika. "La cuestión no es elegir entre Europa o democracia, Europa o derechos humanos, Europa o Europa, porque esto es lo que quieren las posiciones antidemocráticas. La gente tiene el poder, el conocimiento y la experiencia histórica para responder".

Tags relacionados: Zoe Konstantopoulou
Imprimir Imprimir
Versión PDF PDF
Enviar por e-mail Enviar
Corregir
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0