Gatillo y monarcas

La afición de los Borbones por abdicar data del siglo XVIII: Juan Carlos I ha sido el sexto rey en dejar la corona. El detonante que dio lugar a esta decisión lo encontraremos literalmente en dos disparos: el primero, el suyo con un rifle al elefante de aquel safari de Botsuana donde se le averió la cadera en 2012; el segundo, el del autor de la imagen ante la cual todos hemos soltado varios improperios y en la que figura el rey con su trofeo.

, escritora
29/12/14 · 8:00
Edición impresa

La afición de los Borbones por abdicar data del siglo XVIII: Juan Carlos I ha sido el sexto rey en dejar la corona. El detonante que dio lugar a esta decisión lo encontraremos literalmente en dos disparos: el primero, el suyo con un rifle al elefante de aquel safari de Botsuana donde se le averió la cadera en 2012; el segundo, el del autor de la imagen ante la cual todos hemos soltado varios improperios y en la que figura el rey con su trofeo.

A raíz del escándalo, los socios españoles del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF) se opusieron por mayoría a que Juan Carlos continuara siendo su presidente honorífico, entonando un “Váyase Señor Juan Carlos” de carácter premonitorio. Así que el rey dijo adiós a los ositos panda y después a todos nosotros. Su abdicación en el mes de junio trajo consigo un ritual tradicionalmente asociado con la monarquía española: la censura de una portada de la revista El Jueves.

En este caso, la del rey saliente entregándole a Felipe VI una corona apestosa y rodeada de moscardones. Por primera vez, la censura generó algo positivo: una nueva publicación digital de colorines a cargo de los más insignes exdibujantes de El Jueves. Su título nos recordará siempre los dos sustantivos a los que más recurría el monarca hoy jubilado: Orgullo y satisfacción, pues eso sentimos cada mes al descargarnos nuestro nuevo número de la revista.

Imprimir Imprimir
Versión PDF PDF
Enviar por e-mail Enviar
Corregir
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

separador