Impunidad de la policía
Sin reacción en los juzgados ante denuncias policiales falsas

Archivan los casos de atestados falsos en las movilizaciones.

, Redacción
16/07/14 · 8:00
Edición impresa

El pasado 4 de febrero, la Audiencia Provincial de Barcelona condenó a dos años de cárcel y al pago de una multa de 1.500 euros a dos agentes de los Mossos d’Esquadra. Su delito: falsificar un atestado policial, en abril de 2010, que provocó que los servicios sociales le quitaran a una mujer la custodia de su hija, de dos meses de edad, durante ocho meses. No es una condena habitual.

El atestado policial ha ido subiendo peldaños hasta convertirse en una prueba válida para los tribunales
El atestado policial tiene, según la Ley de Enjuiciamiento Criminal (LEcrm), la categoría de una simple denuncia, pero, en la práctica, derivada de la jurisprudencia del Tribunal Constitucional desde 1981, ha subido peldaños hasta ser valorado por los jueces como una prueba válida por encima de la presunción de inocencia, siempre que el agente de policía ratifique en el juicio la información detallada en el atestado.

“La cuestión fundamental es que el atestado no es una prueba, es sólo una denuncia. Su valor es muy parecido al de la denuncia de un particular”, explica Jesús Villegas, magistrado y secretario general de la Plataforma Cívica por la Independencia Judicial, quien puntualiza que algunos datos objetivos, como fechas, horas y lugares, “sí pueden llegar a ser una prueba tras pasar el examen crítico del juez y de la defensa”. Por su parte, el testimonio de un policía ante un juez “sí es verdad que tiene una presunción de veracidad, lo que es un error”, señala.

Un delito con pena de cárcel

Mientras la práctica judicial ha revalorizado la información prestada por la policía, las condenas a agentes por presentar atestados falsos son poco frecuentes. El Código Penal recoge en su artículo 390 la falsedad de documentos oficiales por parte de funcionarios públicos como un delito con una pena de tres a seis años de cárcel e inhabilitación de dos a seis años, mientras contempla la presentación de denuncias falsas, también atribuible a los atestados policiales falsos, con un castigo de seis meses a dos años de prisión, cuando se acuse de un delito grave, y con multas de 12 a 24 meses y de tres a seis meses cuando la denuncia acuse falsamente de delitos menos graves o faltas.

El objetivo de conseguir que se castigue al policía que testifica en falso aún sigue pendiente

“A veces te encuentras atestados imprecisos o erróneos, y ahí no se comete ninguna ilegalidad. Es distinto cuando el atestado se hubiera hecho mal a sabiendas, cuando se haya mentido o falseado”, explica Villegas, quien opina que este último caso “ocurre poco”. Los procesos judiciales llevados contra activistas y participantes en movilizaciones sociales se muestran menos benevolentes con la actitud policial. “El primer detenido de la Acampada Sol, el 17 de mayo, fue acusado de dar patadas y puñetazos a la policía, pero los vídeos que se grabaron ese día muestran que esto no fue así”, explica Eric Sanz de Bremond, uno de los abogados que participan en el colectivo Legal Sol. Tras este caso, las acusaciones dirigidas por agentes de la policía contra manifestantes, a los que se acusa con el “paquete tipo” de delitos de desobediencia, desórdenes y atentado contra la autoridad, se han convertido en la tónica de cada manifestación.

Una persona fue imputada de atentado contra la autoridad en las protestas contra la reforma laboral de febrero de 2012, aunque, en un vídeo de La Sexta, se ve cómo es detenida por la policía tan sólo por gritarles que son “unos violentos”. Otra pareja detenida por la UIP fue acusada de impedir una detención que, como se ve en un vídeo, ocurrió a varios metros de distancia. En otra, varios manifestantes fueron acusados de quitarle el casco a un policía durante las manifestaciones de la Marcha de la Dignidad del pasado 22 de marzo, mientras que, otra vez, un vídeo muestra que fue un compañero del cuerpo que le estaba atendiendo en el suelo quien le quitó el casco. En otro proceso, el fiscal pide 21 años de prisión para tres personas por los altercados de la huelga del 14 de noviembre de 2012 en Logroño, a pesar de que una de ellas estaba en su puesto de trabajo, a 40 kilómetros de la ciudad, en el momento de los hechos. Son algunos de los casos en los que se ha demostrado la falsedad del atestado policial a través de las imágenes grabadas durante las movilizaciones o por otras pruebas objetivas. “Mi opinión es que, con los delitos de atentado a la autoridad, era la palabra del policía contra tu palabra, y si no tienes otras pruebas era difícil librarte. Ahora todas las personas tienen teléfonos móviles con cámara. Creo que la mentalidad y dinámica de los cuerpos de seguridad del Estado no se ha adaptado aún a esta situación y mienten como si no hubiera grabaciones”. A pesar de que el uso de las tecnologías como prueba ha llevado a que muchas denuncias policiales contra manifestantes se archiven, el objetivo de conseguir que se castigue al policía que testifica en falso aún sigue pendiente.
 

 

¿Falta de voluntad judicial?

“El problema de los atestados falsos es el mismo que con los testigos falsos, es muy difícil demostrarlo si no hay un vídeo en el que se vea de manera irrefutable”, señala Eduardo Gómez Cuadrado, miembro de la cooperativa de abogados Red Jurídica. Más allá de las pruebas que demuestren la falsedad del atentado, Eric Sanz subraya la “falta de interés” por parte de jueces y fiscales en pedir responsabilidades a los funcionarios: “Nosotros lo que hacemos es pedir que se deduzca testimonio y se abra un procedimiento contra los policías, pero desgraciadamente ni el Ministerio Fiscal, que debería ser el primero en querer depurar responsabilidades, ni la inmensa mayoría de los jueces impulsan que se investigue una posible falsedad del atestado. También creemos que está relacionado con la falta de medios, se puede entender que a un juez que tiene 40.000 casos al año no le parezca prioritario el policía que miente en un atestado”.

El caso de Jorge, miembro de la Asamblea de Carabanchel que fue acusado por la policía de agredir al exconsejero de Sanidad de Madrid Javier Fernández-Lasquetty, a pesar de que una grabación de TVE mostraba que estaba al menos a 10 metros del lugar donde éste se encontraba, es buen ejemplo de ello. El equipo de Legal Sol requirió que se abriera un procedimiento contra el policía por presentar un atestado falso, pero el juez afirmó en un auto no hallar indicio de delito. A día de hoy, el auto ha sido recurrido en la Audiencia Provincial de Madrid.

+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

5

  • |
    Sireni
    |
    13/05/2017 - 5:09pm
    Sere muy clara y muy breve para mi quien hace eso son policías únicamente porque llevan el uniforme pero en realidad son autenticos y verdaderos delicuentes disfrazados de autoridad que sera autoridad para cometer delitos a su antojo y experiencia maestra en mentir ante los jueces o de pagarles bien con dinero o vete a saber que favores si la mitad de los informes por polis se rellenan y luego ponen la fecha que les da la gana. Si ya lo pienso si me persigue un asesino corro en dirección contraria a los policías no vaya a ser que les salga más rentable y le ayuden jeje, así claro corto y bien explicado creo. Que las personas somos listas a ver si se dan cuenta ya.
  • |
    LIBERTAD, VERDAD, DEMOCRACIA.
    |
    03/10/2016 - 5:11pm
    Vamos a la raíz de toda esta podredumbre --(((¡¡¡uy, a lo mejor me llaman "radical" por ello, por ir a la raíz!!!)))--: en España no existe LA DEMOCRACIA, y lo que tenemos aquí es un RÉGIMEN DE PODER OLIGÁRQUICO-USURPADOR-EXPOLIADOR-PARTITOCRÁTICO-REPRESOR-MERCENARIO-TORTURADOR-IMBECILIZADOR. Siendo este el VIGENTE RÉGIMEN, ¿¿¿qué diablos esperan que suceda con la "justicia" y sus perrillos falderos???, ¿¿¿es que se van a sorprender de todo eso que bien explican y denuncian y que está al alcance de ser comprobado por cualquiera (no sólo en sus propias carnes, que así cualquiera lo puede comprobar) y es que van a estar esperando otra clase de frutos de este VIGENTE RÉGIMEN QUE ACABO DE EXPLICAR Y DEFINIR MÁS O MENOS A LA PERFECCIÓN??? Ya sé que se trata de denunciar y de mostrar a muchos que tal vez, incluso dentro de su ignorancia atroz, puedan abrir los ojos o ir abriendo los ojos y comprobar en qué clase de RÉGIMEN ESTÁN; sé que se trata de esto, básicamente, y de recibir algún tipo de solidaridad, apoyo, comprensión y ayuda a los que son torturados, humillados, perseguidos, aporreados, mutilados o lo que sea por los servidores del VIGENTE RÉGIMEN. Bien, saludos.
  • |
    Mikel Vazquez
    |
    03/02/2016 - 10:19am
    Buenos días a mi, mi casa la secuestraron agentes de la guardia civil, secuestrando a 1 menor que había dentro durante varias horas, los denuncie y un juez dijo que yo había mentido. Bien después de enfrentarme a una pena de 2 años y salir totalmente inocente puesto el juez, me dio totalmente la razon y afirmó que los echos sucedieron tal cual yo había contado. Pues bien donde esta la gracia de todo esto. El juez me invita a volver a denunciar para que estos agentes se enfrente a la ley , tras hablar con mi abogado este me pide más de 9000€ puesto los delitos de estos agentes van desde, retención ilegal , hasta secuestro. Yo no tengo tanto dinero y estas personas siguen sie do agentes de la guardia civil. Donde esta la justicia. Delitos probado ante un juez para preservar mi inocencia incluso desentime un trató que me quisieron hacer para que no me enfrentará a juicio pero me nege rotundamente puesto yo soy inocente. Saludos.
  • |
    Juan Hurtado
    |
    07/10/2015 - 7:01am
    Ejemplo de falsedades Comisaría Policial Vallecas: ================================ <font face="Calibri" size="3">En mi caso, el 5 de noviembre de va a celebrar un juicio contra mi, en el que la Policía ha manipulado totalmente los hechos: ha falseado ciertos hechos y ha omitido otros de relevancia&nbsp; a drede, para hacer aparentar que o era el agresor cuando yo era el agredido. No se puede entender que si la policia recibe dos versiones contradictorias, sólo plasme en los atestados una, y destruya todas las pruebas o indicios que le proporciona la otra parte. Quiero convertir mi caso en un caso mediático, porque basta ya de manipulaciones y falsedades policiales!, la policia está para garantizar los derechos y no para falsear hechos. Creo que es muy grave lo que, presumiblemente con mas frecuencia de lo que pueda parecer hace la Poclia, y es falsear atestados policiales a su antojo.</font> <font face="Calibri" size="3">Les invito a que vengan al juicio (4 policias están llamados a declarar). Quiero que se sepa mi caso como ejemplo de falsedad y manipulación policial. Quiero atraer a los medios de comunicación y asociaciones en pro de los derechos humanos para mi caso. </font>
  • |
    Antonio
    |
    18/07/2014 - 1:39am
    Disculpe que discrepe, pero no creo que la dejadez judicial en no investigar y mucho menos persguir&nbsp;los falsos testimonios de &quot;agentes de la autoridad&quot; se deba a la falta de medios materiales sino más bien a un contubernio político. La judicatura está muy interesada en impedir el revuelo que podría armarse si los policías mentirosos comenzaran a sentarse en el banquillo de los acusados (que es donde deberían estar, camino de la cárcel). Que el juez encargado del caso Fernández-Lasquetty no vea &nbsp;indicios de delito en las vergonzosas mentiras&nbsp;es bastante sintomático y roza la prevaricación (presuntamente, claro). Es motivo de alarma que todas aquellas fotografías y grabaciones que en su momento demostraron las mentiras (delitos) de los agentes policiales sean ahora objeto de persecución y multados con hasta 30.000 euros sin que se haya rebelado la judicatura.
  • Tienda El Salto