CARMEN ROGER, ACTIVISTA DEL COLECTIVO CANARIO SAHARACCIONES
“Si no hay movilización, el Gobierno español no va a mover ficha”

Su rostro deformado por los golpes que la policía marroquí le propinó el 28 de agosto en El Aaiún se ha convertido en símbolo de la solidaridad con el
pueblo saharaui.

17/09/10 · 5:00
Edición impresa

DIAGONAL: ¿Quiénes os atacaron
en la acción de El Aaiún?

CARMEN ROGER: Nos atacaron
colonos [marroquíes] organizados
por la policía. Si alguien me viene
a pegar a mí, a quien tienen que
coger es al que pega. El mundo es
al revés, me detuvieron a mí, que
me pegaron.

D.: ¿Por qué saliste tú peor parada?

C.R.: Por extender la bandera [de la
República Árabe Saharaui Democrática].
La compusimos con pashminas,
por la noche y dentro del armario
porque temíamos que hubiera
cámaras en la habitación.

D.: ¿Dónde os hospedabais?

C.R.: Los 14 estábamos repartidos
en dos hoteles, como turistas. Éramos
conscientes de la gravedad que
podía suponer para los saharauis si
contactábamos con ellos.

D.: ¿Os sentíais vigilados?

C.R.: Nos estuvieron acosando de
todas las maneras posibles, con la
policía, pero también en los hoteles.
De nuestro grupo, sólo una
persona había estado antes en los
territorios ocupados y pudo constatar
lo de las cámaras. Se les cayó
algo entre dos camas y encontraron
un manojo de cables: “Mira
dónde está el micrófono”.

D.: Con relación a la Intifada de
2005, ¿cómo es el movimiento de
los activistas saharauis?

C.R.: Hay distintas asociaciones en
defensa de los derechos humanos,
como el colectivo de Aminetu Haidar
o el de Hmad Hamad CODAPSO. Ellos
siguen su lucha diaria porque es terrible;
no tienen medios para visibilizar
eso. Yo he querido que en mi
rostro se vea el rostro de aquellas
personas que están allí, día tras día,

sufriendo estas agresiones.

D.: ¿Cómo os organizáis en vuestros
viajes al Sáhara ocupado?

C.R.: Tenemos contactos con los
defensores de los derechos humanos
en los territorios ocupados. En
Tenerife y Canarias hay otro
núcleo importante de personas saharauis
que nos asesoraron para
entender el lugar al que íbamos a
hacer la acción.

D.: ¿Qué pretende SaharAcciones
con estas prácticas?

C.R.: SaharAcciones se constituyó
para esa acción y para invitar a que
otras personas hagan más. Queremos
que se hagan acciones de
desobediencia civil, que el Gobierno
[español] asuma su papel como potencia
administradora del territorio
y lo lleve hasta las últimas consecuencias:
a hacer el referéndum y
que el pueblo saharaui decida, libremente,
si quiere seguir bajo el dominio
de Marruecos o quiere ser independiente.
Y para eso hace 19
años que estamos esperando.

D.: ¿Consideras peligroso ser activista
contra Marruecos debido a la
inacción del Gobierno español?

C.R.: Sí, es peligroso. Escapamos
de ésta porque ellos [Marruecos]
están desorganizados. Por la actitud
en la comisaría, discutían. No
tengo miedo a Marruecos, vivo en
un país libre aunque el Gobierno no
asuma sus responsabilidades.

D.: ¿Cómo se puede conseguir que
el Gobierno se posicione a favor de
la independencia del Sáhara?

C.R.: Yo creo que está en manos de
la población civil. No podemos confiar
en ninguna iniciativa del Gobierno:
le tiene que salir todos los
días una acción para que se vea abocado
a ello. Si no, el Gobierno no va
a mover ficha.

D.: ¿Y los países europeos?

C.R.: La Unión Europea se ha lavado
las manos. Sigue teniendo tratados
con Marruecos para la pesca.
¡Eso es inaudito! Marruecos no es el
dueño de ese lugar.

D.: ¿Quién vela por los derechos humanos
en el Sáhara ocupado?

C.R.: Continuamente se está pidiendo
en la ONU que se incorpore
a la Misión de las Naciones Unidadas
para el Referéndum del Sáhara
Occidental (MINURSO) para velar
por los derechos humanos, pero
Francia lo veta. Hay 81 países que
han reconocido a la República
Árabe Saharaui Democrática; no
hay ninguno que reconozca la soberanía
de Marruecos sobre ese
territorio.

D.: ¿Qué opinión te merece la “flotilla
de la independencia”?

C.R.: Estoy de acuerdo, pero no de
la forma en que se ha publicitado.
Creo que fue un poco a la sombra
de nuestro acto, y hay que ser muy
prudentes. En la prensa canaria ya
ha salido que el Gobierno marroquí
se ha reunido para tener una contraflotilla
de ‘colonos’ esperando.

D.: Después de las agresiones que
recibiste, ¿volverías a manifestarte
en el territorio ocupado?

C.R.: Sí, pero no me van a dejar entrar
mientras esté Marruecos. He
descartado toda posibilidad de volver
a Marruecos pero no al Sáhara,
porque tengo la esperanza de que
sea algún día libre y pueda regresar.
Soy consciente de haber hecho
una acción para que no me dejen
entrar pero, también, para que dejen
de oprimir a un pueblo.

Artículo relacionado:

- [Las naves viran hacia el Sáhara ocupado->11839]

Más información:

- [Blog de SaharAcciones->http://saharacciones.blogspot.com]

+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

separador

Tienda El Salto