ENTREVISTA // MARÍA ARENAS, COORDINADORA DE LA XARXA D'ENLLA_á AMB PALESTINA DE CATALUNYA
“Si hay un pueblo que sabe vivir en la adversidad, ése es el palestino”

La gravedad de la situación en Palestina
ha quedado eclipsada por la noticias de
la guerra contra el Líbano. Por ello, desde
la Xarxa d’Enllaç amb Palestina de Catalunya
se trabaja estos días intensamente
para concienciar de los sufrimientos por
los que atraviesa el pueblo palestino. María
Arenas, coordinadora de la asociación,
visitó recientemente Cisjordania durante
los bombardeos israelíes sobre Gaza. Tras
su regreso, habla con DIAGONAL sobre la
situación en los territorios ocupados.

12/10/06 · 19:57
JPG - 2 KB
MARÍA ARENAS. “El trabajo más importante
lo tenemos aquí, presionando”./ Kiuba

DIAGONAL: ¿Cuál es la situación
que se vive ahora en Palestina?

MARÍA ARENAS: En un nivel político,
ahora mismo Palestina se encuentra
totalmente paralizada.
Desde la victoria de Hamás en las
elecciones, Israel y la comunidad
internacional se han encargado de
que el nuevo Gobierno no llegara a
constituirse. Comenzó con la retirada
de fondos por parte de la UE
a la Autoridad Nacional Palestina,
lo que hizo que los funcionarios
(policías, profesores, médicos,
etc.) dejaran de cobrar. Y continuó
con las detenciones por parte de
Israel de gran parte de los parlamentarios
y de los miembros del
nuevo Gobierno.
Después de las elecciones se dieron
ciertos enfrentamientos entre
las bases de al-Fatah, partido que
llevaba 13 años en el poder, y las
de Hamás, pero tras el acuerdo de
los presos, firmado justo antes de
que comenzaran las agresiones a
Gaza, se ha alcanzado la unidad política
y social. Unidad que se ha reforzado
tras las agresiones de
Israel a Gaza y Líbano.
En cuanto a la sociedad palestina,
continúa con su vida diaria de resistencia.
A los problemas causados
por la ocupación militar israelí, hay
que añadir la situación económica
en las que se encuentran. Pero si hay
un pueblo, que sabe vivir en la adversidad,
ese es el palestino.

D.: ¿Cómo ha vivido la población civil
la ofensiva sobre Gaza y la guerra
contra el Libano?

M. A.: El enfrentamiento de Hezbolá
con el Estado de Israel ha sido recibido
como el primer apoyo real en
mucho tiempo. Hezbolá y su líder
Nasralá están muy bien considerados
por los palestinos, Hezbolá porque
es el único grupo armado que
ha podido enfrentarse al potente
Ejército israelí, Nasralá porque es
uno de los pocos líderes árabes que
habla de la situación del pueblo palestino
y porque ha demostrado que
cumple su palabra. Los cohetes lanzados
por Hezbolá en territorio israelí
han sido seguidos en toda
Palestina, veías a la gente pegada a
los televisores.

Solidaridad Internacional

D.: ¿Qué trabajos se están realizando
desde los grupos de solidaridad y
qué perspectivas de futuro hay para
estos grupos?

M. A.: Hay dos tareas principales.
Una es la presencia internacional
en territorios ocupados, haciendo
tareas de observación y contrainformación
sobre lo que está pasando,
o de resistencia civil no violenta.
La visita de las brigadas a Gaza
ha sido muy importante porque
nos ha dejado conocer el alcance
de los ataques del Ejército israelí
en Gaza, cuando todos los medios
de comunicación estaban volcados
en el Líbano. Pero el trabajo más
importante lo tenemos aquí, presionando
a nuestros gobiernos y a
las instituciones internacionales
para que de una vez por toda se
respeten los acuerdos y las resoluciones
que tratan el conflicto.
Para nosotros sería toda una victoria
si consiguiéramos movilizar a
la mitad de gente que salió a la calle
en contra de la guerra de Iraq, sería
entonces cuando nuestro Gobierno
sabría que su postura ante la ocupación
israelí de Palestina le puede costar
votos. Una de las campañas que
esperamos crezca más en el futuro
es la de Boicot al Estado de Israel, tal
y como se hizo en Sudáfrica. No
comprar productos israelíes, anular
los acuerdos comerciales con Israel y
la participación de Israel en los eventos
culturales y deportivos europeos,
hasta que su Gobierno respete las resoluciones
internacionales y deje de
violar los derechos humanos de los
palestinos.

D.: ¿Hay contactos entre la sociedad
civil palestina y algún grupo israelí
contrario a la ocupación?

M. A.: Grupos israelíes contrarios a
la ocupación hay varios y de diferente
cuño, igual que grupos por la
paz. Pero muchos de ellos no se libran
del militarismo y el racismo
que comparte la sociedad israelí.
Hay israelíes que están en contra del
mantenimiento de la ocupación militar
de Palestina, pero no en contra
del muro o de los asentamientos.
Los grupos que trabajan con organizaciones
palestinas suelen denominarse
antisionistas, ya el que el sionismo
es la teoría política que alienta
al Estado de Israel a expandir la
ocupación, expulsar a los palestinos
y hacerles la vida imposible.
Existen varias organizaciones que
trabajan coordinadamente. La primera
y más destacada sería el
Centro de Información Alternativa.
Una organización con sede en
Jerusalén y Belén, y que trabaja sobre
todo la contrainformación, publican
una revista en inglés, News
from within y editan mucho material
audiovisual. Otro son las Mujeres
de Negro, que están coordinadas
con el Centro para Mujeres de
Jerusalén, una organización de mujeres
palestina. Y también está el
Comité Isrealí contra la Demolición
de las Casas, que hacen campos de
trabajo de reconstrucción de casas
palestinas que han sido derruidas
por los bulldozers israelíes y hacen
turnos por el muro y los asentamientos
israelíes denunciando que son
un grave problema para conseguir
una paz justa. Son algunos de los
grupos, que lamentablemente no
movilizan a muchas gente de la sociedad
israelí.

Tratados como sospechosos

D.: ¿Hasta que punto tiene Israel en
cuenta la presencia de internacionalistas
en Palestina y la posible repercusión
mediática de su estrategia
militarista fuera de su país?

M. A.: Israel sabe que mucha parte
del turismo que recibe viaja a
Palestina y que la gran mayoría lo
hace por razones solidarias. Por
eso en el aeropuerto de Ben Gurión,
tanto al entrar como al salir,
muchos internacionales somos tratados
como sospechosos de colaborar
con terroristas: interrogados,
registrados e, incluso, a veces deportados.
En cambio, el Ejército
ocupante tiene órdenes de no molestar
a los internacionales, así que
nuestra movilidad y seguridad por
territorios ocupados está bastante
asegurada. Yo creo que es porque
confían demasiado en su poder mediático
y en el apoyo que reciben
de Estados Unidos, como para pensar
que unos internacionales puedan
cambiar la visión que el mundo
tiene de Israel.

Cuatro años en la defensa de Palestina
_ La Xarxa d'Enllaç amb
Palestina (Red de Enlace
con Palestina) es una plataforma
de organizaciones
catalanas de solidaridad
con Palestina. Se crea en
2002, a partir de SODEPAU,
ONG que realiza proyectos
de cooperación en
Palestina y RAI, una organización
juvenil que envía
gente a Palestina a campos
de trabajo. Después de un
primer viaje de contacto,
sus organizadores vieron la
necesidad de crear una
organización que trabajara
solamente para Palestina.
Desde entonces la Xarxa ha
ido creciendo, hasta contar
actualmente con varios grupos
en diferentes localidades.
El objetivo principal de
la Xarxa es sensibilizar y
movilizar a la sociedad catalana
para conseguir una
solución justa al conflicto.
Con ese objetivo tiene dos
programas de trabajo principales:
la movilidad internacional,
(envía cada año
unas 60 personas a Palestina)
y la sensibilización en
Catalunya (organizando
manifestaciones, charlas,
etc). Todas estas actividades
se apoyan en el Centro
de Documentación y Recursos
Catalunya-Palestina,
que cuenta con una biblioteca
y videoteca especializada.
Además, La Xarxa
d'Enllaç amb Palestina se
coordina con otros grupos
como parte de la Red Estatal
Contra la Ocupación de
Palestina.

Tags relacionados: Militarismo
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

separador

Tienda El Salto