MADRID: NUEVO CENTRO SOCIAL
Okupado un edificio de 4.500 m2 en el centro de Madrid

El inmueble, situado en la céntrica calle Atocha,
pertenece a uno de los principales imputados en el
sumario de la ‘Operación Malaya’ y se encontraba
en un escandaloso estado de abandono.

, Redacción
03/04/08 · 0:00
Edición impresa

 

Para esta acción, los miembros del 
colectivo contaron con el apoyo y la 
participación activa de otros proyectos 
sociales madrileños. Una parte 
del grupo realizó tareas de vigilancia 
mientras otro se introducía en el inmueble. 
Los primeros momentos de 
la okupación se de dicaron a evaluar 
el estado del edificio y a asegurar 
puertas y ventanas.

A las 8:00 se hace pública la okupación 
desplegando tres pancartas 
en la fachada del edifico con referencias 
al tema de la vivienda, anunciando 
la creación de un centro social y 
señalando al propietario actual del 
edificio. Los okupantes comenzaron 
esa misma mañana a acondicionar 
un espacio que se encontraba en un 
preocupante estado de abandono. La 
policía no hizo acto de presencia en 
toda la mañana.

Operación Malaya

Lo que más ha llamado la atención 
mediática es la situación legal actual 
del inmueble y de su propietario: 
Pedro Román Zurdo, el famoso ex
teniente de Alcalde de Marbella y 
hombre fuerte de Jesús Gil y Gil, condenado 
por corrupción inmobiliaria 
dentro del sumario del ‘caso Malaya’. 
La finca está administrada por la 
empresa Atocha 49 S.L., dirigida por 
Pilar Román, hija del anterior, que 
también pasó por prisión y está relacionada 
con el escándalo inmobiliario 
del Palacio de Tepa.

La asamblea del nuevo centro social 
considera este hecho una simple 
anécdota, y quiere poner el acento 
en el abandono de la propiedad y en 
la necesidad de construir espacios liberados 
en Madrid, rechazando el 
debate mediático sobre la legitimidad 
de esta okupación que pretende 
minusvalorar otros proyectos. 
El edificio okupado es un inmueble 
construido en el siglo XIX que 
consta, aproximadamente, de 4.500
m2. Esta aproximación es fruto de la 
falta de concordancia entre los datos 
recogidos en el catastro y las dimensiones 
reales del edificio. Éste consta 
de cuatro alturas, dividida cada una 
en dos pisos de características señoriales 
de unos 450m2 cada uno. Al 
mismo tiempo, existe otra ala paralela 
con escalera separada y mucho
más modesta, destinada al servicio.

En estos primeros días de okupación 
está siendo evidente la implicación
de movimientos sociales e iniciativas 
políticas de diferente signo 
con el nuevo espacio. Los primeros 
proyectos perfilados son poner en 
funcionamiento un comedor permanente 
para la financiación del espacio 
e incorporarse al proyecto de 
Aula Crítica Popular participado por 
otros centros sociales madrileños.

"La Trini se nos casa"
Una despedida de soltera ficticia fue el punto más original del operativo diseñado por la asamblea de La Alarma para esta okupación. Un grupo de entre 10 y 15 mujeres se disfrazaron como en cualquier despedida de soltera al uso: elementos
de cotillón, bandas con el nombre de la homenajeada y mucha energía para recorrer las calles adyacentes al inmueble cantando y bailando mientras vigilaban que ninguna presencia inesperada frustrara el ingreso de los activistas en el inmueble. Su trabajo de control y, si hubiera llegado el caso, de distracción, fue esencial para el éxito de la okupación de Atocha 49.

+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

separador

Tienda El Salto