MOVIMIENTO GLOBAL // LA POLICÍA NIPONA DETIENE A VARIOS ACTIVISTAS
Los movimientos japoneses preparan la protesta al G-8

La isla japonesa de Hokaido albergará del 7 al 9 de julio la reunión anual del G-8.
Como sucede desde hace una década, el movimiento global aprovechará la
ocasión para presentar sus alternativas y hacer visible su protesta ante la cumbre.

26/06/08 · 0:00
Edición impresa
JPG - 9.9 KB
KOBE. Manifestación en contra de la reunión del G-8 / skasuga

Desde hace algo más de un año diversos
movimientos se organizan para
preparar las protestas de este verano.
La red NoG8Action se creó a
principios de 2007 para hacer frente
al G-8 de Rostock, cita a la que acudieron
algunos activistas japoneses
para establecer contactos con los
movimientos europeos y observar in
situ la organización de las protestas.
Esta red coordina diversas iniciativas
anticapitalistas y organizará bloqueos
a la cumbre japonesa.

Por su parte, el Foro Ciudadano de
Hokaido y el Foro de las ONG están
organizando un foro alternativo que
se celebrará en Sapporo, capital de
Hokaido, coincidiendo con la celebración
de la cumbre oficial. En la
Universidad de Tokio también tendrá
lugar una contracumbre el 30 de
junio y el 1 de julio. Del 4 al 7 de ese
mes se desarrollarán varios días de
acción con contenidos específicos:
soberanía alimentaria, cambio climático
y lucha de las mujeres. El 7
habrá una movilización general de
los movimientos sociales de Asia,
coincidiendo con el inicio de la cumbre
y de los bloqueos. En las semanas
previas, el calendario se extenderá
a otras ciudades, con manifestaciones
en Kyoto el 25 y el 26 de junio
y en Tokio el 29. Además, el 5 de
julio se ha convocado un Día de
Acción Global. En Bilbao tendrá lugar
una manifestación estatal.

La policía japonesa también se afana
con sus preparativos, lo que se ha
traducido en varias detenciones y acciones
“preventivas” en las últimas
semanas. El 10 de junio, 19 policías
de la Prefectura de Kyoto asaltaron y
registraron la oficina sindical utilizada
por la Rakunon Union, Rakunan
Workers Network y la Asia Joint
Action. Detuvieron a un militante
sindical acusándolo de haber cobrado
hace cuatro años y de forma irregular
un subsidio de desempleo.
Unos días antes fue detenido el militante
de la Cruz Negra Anarquista
(CNA) de Osaka Tabi Rounin, por
habitar en una casa distinta de la que
está empadronado. La ley japonesa
permite tener detenida a una persona
hasta 23 días antes de pasar ante
el juez, por lo que es una práctica habitual
detener a activistas por cualquier
irregularidad administrativa,
para amedrentar a los movimientos
o “sacar de circulación” a algunas
personas antes de protestas. Según
la CNA-Osaka, en las últimas semanas
se han producido hasta 40 detenciones
de este tipo. La última vez que
Japón albergó la cumbre del G-8 fue
en el año 2000, en una base naval estadounidense
del archipiélago de
Okinawa. Entonces, 70.000 personas
participaron en las protestas.

+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

separador

Tienda El Salto