La junta de accionistas de la entidad prevé acordar una emisión de deuda de 20.000 millones de euros
La PAH y el 15M se concentran junto al "banco malo" para reclamar el uso social de sus viviendas

Afectados por la hipoteca y asambleas del 15M reclamarán esta tarde en Madrid que los pisos vacíos de la Sareb se destinen al alquiler social y piden cambios en el funcionamiento de la entidad.

, Redacción web
29/05/13 · 12:09

Afectados por la hipoteca y grupos por el derecho a la vivienda se concentrarán a partir de las 18 horas del miércoles a las puertas de la sede de la SAREB en Madrid. El conocido coloquialmente como “banco malo” tiene previsto celebrar esta tarde su junta de accionistas en su sede del Paseo de la Castellana, 89. Hasta el portal con el rótulo “Ahorro Corporación” se acercarán PAH Madrid y los grupos de vivienda del 15M “para exigir el cumplimiento del derecho a la vivienda y pedir un cambio en los objetivos de la SAREB”.

Según informa la Sareb a través de su página web, el orden del día incluye cuestiones como la ratificación del sueldo del consejo directivo de la entidad y la aprobación de una emisión de deuda por valor de 20.000 millones de euros para atender al vencimiento de bonos. Según trascendió a la prensa, el sueldo de la presidenta de la Sareb, Belén Romana, se acercó a las 33.000 euros en su primer mes como consejera.

En las reuniones de afectados por la hipoteca, explican desde la Asamblea de Vivienda de Madrid (la coordinadora que reúne a los grupos de trabajo sobre vivienda de las asambleas de barrio del 15M), están llegando los primeros casos de afectados a los que su banco les asegura que su vivienda está traspasada al “banco malo”. Se trata de hecho de la segunda concentración a las puertas de la Sareb, la primera resultó en marzo en un inicio de negociación sobre el alquiler social para tres personas cuya vivienda había sido traspasada a la entidad.

Los grupos convocantes piden de hecho algo muy parecido a las medidas incluídas en la ILP antidesahucios recientemente rechazada por el Partido Popular, dirigidas a cambiar las normas sobre ejecuciones hipotecarias para obligar a la banca a aceptar la dación en pago y el alquiler social. Así, demandan a la Sareb que aplique la dación en pago retroactiva a los hogares a los que se les ha traspasado el crédito, el alquiler social y la moratoria de desahucios. De forma más general, insisten en la creación de un parque público de viviendas en alquiler social a partir de los activos traspasados al “banco malo”.

Recientemente, un juzgado de Sabadell emitió un auto en el que consideraba que la entidad había incurrido en dejación de sus responsabilidades al mantener vacío un bloque de viviendas en esta localidad. El auto negaba la solicitud de desalojo cautelar del bloque que había sido cursada por la Sareb contra las 10 familias de la PAH que lo habían ocupado, y argumentaba que el derecho a la propiedad privada quedaba limitado por la responsabilidad de dar un uso social al bien en cuestión. La Sareb tiene cerca de 50.000 millones de euros en activos, principalmente inmuebles, suelo, participaciones en entidades y créditos traspasados, de los que se desconoce qué porcentaje se encuentra en mora.

Negociaciones entre un Ayuntamiento catalán y la Sareb

Asimismo, el teniente de alcalde de la localidad vallesana de Polinyá (Barcelona), Joaquim Padrós Torrella, tiene prevista una reunión el mismo miércoles con un representante de la Sareb para acercar posiciones en torno al posible destino de viviendas vacías de la entidad para el alquiler social de “familias en riesgo de exclusión social, con rentas mínimas e hijos menores a su cargo”.

Según informa una nota de prensa del consistorio vallesano, las negociaciones se están estableciendo a través del director de comunicación de la Sareb, Francisco González Paz, que es el mismo interlocutor que ha designado la entidad para hablar con los representantes de la Asamblea de Vivienda de Madrid. Según el Ayuntamiento de Polinyà, el “banco malo” tiene al menos 20 viviendas en esta localidad, pese a lo cual la primera respuesta de la entidad ha sido dirigir al consistorio al parque de 6.000 viviendas previsto en la norma urgente sobre desahucios aprobada por el Gobierno en noviembre.

+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

Concentración de la PAH y la Asamblea de Vivienda de Madrid a las puertas de la sede de la Sareb el 22 de marzo. / David Fernández
separador

Tienda El Salto