MOVIMIENTOS: V FORO SOCIAL EUROPEO EN MALM_ñ (SUECIA)
La hora de los movimientos sociales de Europa del Este

Del 17 al 21 de septiembre, miles de personas
provenientes de 850 organizaciones de
Europa, pero también de América, Asia y
África, dieron vida a una nueva edición del
Foro Social Europeo (FSE) en Malmö. Más
allá del caos organizativo, el encuentro sirvió
para incrementar la coordinación y estrategias
de movimientos europeos.

02/10/08 · 0:00
Edición impresa
JPG - 25.3 KB
MALMÖ (SUECIA). El 20 de septiembre cerca de 15.000 personas se manifestaron por otra Europa y otro mundo posible.

El guión fue similar al de foros anteriores,
sólo que, en una localidad
como Malmö, de 250.000 habitantes,
su repercusión en la tranquila
ciudad fue mayor que en las citas
de Atenas, Londres, París y Florencia.
Cinco días frenéticos de seminarios,
mesas redondas, manifestaciones
artísticas, acciones de calle,
asambleas plenarias y, como colofón,
una colorida y multitudinaria
marcha. En las conferencias que
aglutinaron las audiencias más numerosas,
acudieron viejos conocidos
del movimiento antiglobalización:
Susan George (ATTAC), Michael
Hardt (autor, junto a Toni
Negri, del polémico Imperio), la
ecofeminista india Vandana Shiva...

El 20 de septiembre, más de
15.000 personas, según la organización,
se manifestaron durante
siete kilómetros para dar vida a uno
de los desfiles más numerosos de la
reciente historia de la ciudad escandinava.

El lema de la manifestación
era tan unitario como genérico:
“Contra el capitalismo y la destrucción
medioambiental. Otro mundo
es posible”. Ninguna referencia a
Europa, menos aún al acontecimiento
que atraviesa el continente
y que puede marcar el devenir económico
y social de la Unión: la
aprobación del Tratado de Lisboa.

Para el miembro de Ecologistas
en Acción y de la Red Enlazando
Alternativas Tom Kucharz, uno de
los pocos activistas del Estado español
que se desplazó hasta Malmö,
este hecho representa una de
las grandes fallas del Foro. “No se
trata de una posición eurocéntrica,
pero si el foro es europeo debería
centrarse en la lucha contra las
políticas neoliberales de la UE”,
sostiene, antes de responder a la
cuestión de por qué la consigna no
era más concreta e incisiva: “Porque
en la cabecera iban los sindicatos
suecos y del Norte de Europa
que, con la Confederación Europea
de Sindicatos, están a favor
del Tratado de Lisboa y de alguna
u otra manera sostienen, de manera
crítica, las actuales políticas
económicas de la UE”.

Como otros participantes, Kucharz
también echó en falta una
mayor presencia de inmigrantes en
las actividades del Foro, precisamente
en el momento en que las redes
continentales unen sus fuerzas
para combatir la llamada ‘Directiva
de la Vergüenza’.

A pesar de estas carencias, y de
una organización más que deficiente,
el Foro sirvió para avanzar
en la “construcción de prioridades
estratégicas comunes y desarrollar
redes de redes”, una
dimensión que, a tenor de Ecologistas
en Acción, debe constituir
la base de este tipo de encuentros.

Por vez primera, una numerosa
representación de los movimientos
sociales de los países de Europa
del Este participó en un FSE.
Colectivos de 11 países del antiguo
bloque soviético se organizaron
en un espacio unitario. Otros
aspectos destacables, además del
apoyo a la Marcha Mundial de las
Mujeres, fueron la creación de
una Asamblea europea por la gestión
pública del agua y de un movimiento
por la soberanía alimentaria,
a partir de la conexión de
experiencias urbanas y rurales
del continente.

El último día del encuentro, la
asamblea de movimientos sociales,
además de pasar el relevo al
comité turco para organizar en
otoño de 2010 en Estambul la
próxima edición del FSE, estableció
cuatro citas de acción global
para los próximos meses. La primera
tendrá lugar en marzo del
año que viene con un encuentro
en Bruselas que se opondrá a la
reunión del Consejo Europeo. Un
mes después, se organizará una
movilización contra la OTAN y en
julio la protesta se trasladará a la
isla de Cerdeña, sede de la próxima
cita del G-8. Por último, en diciembre
los movimientos trasladarán
sus protestas y propuestas
ante la Conferencia sobre Cambio
Climático que la ONU celebrará
en Copenhague.


Elecciones
europeas


Las organizaciones que se dieron
cita en Malmö acordaron
impulsar diferentes movilizaciones
para la próxima primavera
con objeto de influir en los
comicios europeos de junio.
Desde abril, colectivos de toda
Europa harán pública su oposición
a proyectos como la
Directiva de las 65 horas, la
Directiva de Retorno o el Tratado
de Lisboa, con el fin de
entrar de lleno en los debates
de la campaña electoral. La
propuesta se verá reforzada
con la acción común de grupos
en Asia, África y América
que, junto a los europeos, pondrán
el acento en la estrategia
“Europa Global: Competir en el
mundo” y las consecuencias
negativas de los tratados de
libre comercio que actualmente
la UE intenta imponer.

+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

separador

Tienda El Salto