ZARAGOZA // SE INAUGURA LA COOPERATIVA DE SERVICIOS FINANCIEROS ÉTICOS Y SOLIDARIOS
La financiación alternativa se extiende por Aragón con Coop57

Coop57 ha llegado a
Aragón. Su intención,
prestar servicios de
financiación alternativa
como los que ya se
realizan en Catalunya.
Los proyectos
beneficiarios demuestran
la solidez del proyecto.

, Zaragoza
23/06/06 · 14:44
Edición impresa
JPG - 20.1 KB
 
POR OTRA ECONOMÍA. Las X Jornadas de Economía Solidaria de Aragón se realizaron del 7 al 10 del pasado mes. // Grupo La Veloz Cooperativa

A principios de junio se celebraron
en Zaragoza las X Jornadas de
Economía Solidaria de Aragón, organizadas
por Financiación Solidaria
y por la cooperativa Grupo
La Veloz con la colaboración del
Ayuntamiento y del Instituto Municipal
de Empleo de Zaragoza. Este
año se presentaba la cooperativa
de servicios financieros éticos y solidarios
Coop57 Aragón.

La historia de Coop57 comienza
en 1995 en Barcelona con el cierre
de la editorial Bruguera, cuando un
grupo de 57 trabajadores deciden
constituir una cooperativa y poner
parte del dinero que les había correspondido
en el proceso de cierre
para esa iniciativa y otras similares
que se fuesen impulsando.
Posteriormente constituyen la cooperativa
de servicios financieros
Coop57, un sistema de financiación
dirigido a empresas cooperativas,
fundaciones y entidades asociativas.
En la actualidad son más
de 90 las entidades que la conforman,
en su mayor parte cooperativas,
y 200 los socios colaboradores
que participan de esta sólida experiencia
de intercooperación, autogestión
financiera y uso ético y solidario
del dinero.

Han tenido que pasar 10 años
para que la iniciativa se extienda
a otros territorios. Coop57 Aragón
ha nacido impulsada por 19
entidades sociales, entre ellas los
dos grupos organizadores de las
citadas jornadas. El pasado 14 de
abril se realizó la asamblea constituyente
de esta cooperativa que
puede afianzar las bases de la
economía solidaria en Aragón.
Según recoge en su documento
de presentación, Coop57 supone
“una nueva vía de financiación
para las empresas y entidades con
alto valor social, y un cauce estable
para las personas que quieren
hacer un uso ético y solidario de
su dinero”. Financiación y estabilidad
pretenden ser dos de sus
puntos fuertes, sin olvidar el aspecto
social: recursos propios que
se destinan a proporcionar ayuda
financiera a proyectos de economía
social que potencien el empleo
y fomenten el cooperativismo
y el asociacionismo.

El proyecto de constitución de
una estructura estable de financiación
alternativa en Aragón comenzó
a discutirse en 2004. Desde la
Red de Economía Alternativa y Solidaria
(REAS) de Aragón y Financiación
Solidaria se promovió una
investigación que, con el título “Sinergias
entre las entidades sociales
de Zaragoza”, puso de manifiesto
la buena disposición de empresas
de economía social y entidades sociales
a compartir medios entre sí,
especialmente en el terreno económico,
teniendo en cuenta que el objetivo
final es el mismo: actuaciones
desde lo económico o lo social
que tienen por objeto la persona y
la transformación de la sociedad.

Después de reuniones y de estudiar
diversas opciones, había que
elegir entre la constitución de una
opción autónoma o seguir el modelo
de Coop57. La primera suponía
invertir en la constitución de
una estructura propia (recursos
humanos y económicos) que garantizaran
su viabilidad, mientras
que Coop57 permitía utilizar una
estructura ya creada y aprovecharse
de 10 años de experiencia sin
perder autonomía e independencia
en el ámbito aragonés, camino que
resultó elegido.

Según explica Coop57 Aragón
en su documento de presentación,
estas iniciativas demuestran que
progresivamente “se ha ido produciendo
una toma de conciencia
social sobre la importancia de recuperar
el protagonismo económico
como ciudadanos”. El objetivo
es evitar la paradoja de que,
mientras se destinan energías “al
servicio de un modelo social,
nuestro dinero pueda estar trabajando
en la dirección contraria”,
afirma la cooperativa.

A raíz de su presentación en estas
jornadas, diversos colectivos de
todo el Estado que participaban en
la asamblea estatal de REAS tomaron
buena nota del proceso seguido
por Coop57 Aragón, por lo que
no sería de extrañar que en breve
se vieran más Coop57 extendiéndose
por la península.

Cómo participar

Socios: Todas aquellas entidades
de economía social legalmente
constituidas que realicen una actividad
económica de forma autónoma
sobre la base de criterios de democracia
económica. Deben compartir
los principios de finanzas éticas y
solidarias de Coop57. Antes de la
admisión, la Comisión social emite
un informe tras analizar unos parámetros
sociales. La aportación
como capital social son 1.000
euros. Todo ello les permite realizar
inversiones y recibir préstamos.

Socios colaboradores: Se
trata de personas físicas y no
entidades que, sin ser socios a
todos los efectos, se vinculan a
Coop57 Aragón porque creen en
su proyecto y quieren participar
con sus ahorros en su desarrollo.
El capital mínimo obligatorio para
participar es de 300,51 euros,
que se pueden desembolsar de
forma fraccionada. Esto les da
derecho a invertir, pero no a recibir
préstamos.

Entidad adherida: Son aquellas
que no pueden ser socias de
Coop57 Aragón pero comparten
su proyecto y principios, y se comprometen
a apoyarlo e impulsarlo.

+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

separador

Tienda El Salto