ARGENTINA / ERNESTO GONZÁLEZ, TRABAJADOR DE LA IMPRENTA CHILAVERT, FÁBRICA RECUPERADA
“La fábrica es nuestra, ahora somos los dueños de nuestra vida”

La imprenta Chilavert es
una de las 180 fábricas
‘recuperadas’ tras la crisis
de 2001. Un movimiento
que se extendió a muchas
empresas, con diferentes
resultados. DIAGONAL
habla con uno de sus
representantes.

06/09/07 · 0:00
Edición impresa
JPG - 13.7 KB
ERNESTO GONZÁLEZ. Explica con pasión y orgullo el proceso de transformación de la Imprenta Chilavert desde su ocupación / María Guerberof

“Yo me llamo Ernesto, como el ‘Che’,
¿Me parezco, verdad?”, son las risueñas
palabras de presentación del joven
porteño, que vienen seguidas de
una sonora carcajada. La entrevista
se desarrolla en una concurrida terraza
del Institute of Education
(Universidad de Londres), donde hace
escasos minutos ha hablado en
una conferencia. Ernesto derrocha
vitalidad y optimismo. Explica con
orgullo, y con una eterna sonrisa pícara,
las hazañas que ha protagonizado
desde que su vida cambió el día
en que él y sus compañeros de trabajo
decidieron ocupar la fábrica donde
trabajaban, una pequeña imprenta
de Buenos Aires, para salvar sus
puestos de empleo. Esa actitud de orgullo
no es para menos. Hoy la imprenta
Chilavert se encuentra en la
vanguardia del cambio social, y es
conocida internacionalmente por el
novedoso y exitoso trabajo de autogestión
de sus trabajadores. Es una
de las 180 fábricas recuperadas por
los trabajadores en Argentina tras la
crisis de 2001.

DIAGONAL: Teóricos sociales de
medio mundo se acercan a las fábricas
recuperadas, deseosos de aprender
de las experiencias de trabajadores
que están creando un nuevo tipo
de relaciones sociales dentro de la
empresa. ¿Se sienten realmente representantes
de un nuevo modelo de
organización social?

ERNESTO GONZÁLEZ: Claro que
sí, eso se siente, aunque por supuesto
a una escala pequeña. Un ejemplo
de ello: antes, cuando se acababa la
jornada laboral, marcábamos la tarjeta
y estábamos deseando salir de
allí. Ahora, cuando apagamos las
máquinas nos quedamos a charlar, a
tomar unas cervezas, aunque no haya
nada que hacer. La fábrica es
nuestro lugar de encuentro, ya no
nos sentimos incómodos. Antes tu
vida empezaba cuando te ibas de la
fábrica, tu vida tenía dueño, pertenecía
al patrón, ahora los dueños de
nuestra vida somos nosotros.

D.: ¿Y a nivel personal, cómo le ha
cambiado la vida?

E. G.: A todos nos ha cambiado. La
necesidad de aprender a tomar decisiones
por nosotros mismos,
pues la imprenta se rige por asambleas,
ha descubierto capacidades
creativas, que antes estaban tapadas.
Esto ha demostrado que no
existen características genéticas,
no es que haya ricos que nazcan
para comandar y pobres que nazcan
para obedecer. Todos tenemos
la misma creatividad. Incluso, como
colectivo tenemos una creatividad
colectiva, mucho más fuerte
que la individual.

D.: La imprenta Chilavert es uno de
los casos más emblemáticos del
movimiento de las fábricas recuperadas,
por su fuerte implicación en
proyectos comunitarios. Háblenos
de este aspecto.

E. G.: Los vecinos nos ayudaron mucho
a resistir con la ocupación, que
iniciamos en abril de 2002. El 24 de
mayo de ese año tuvimos un intento
de desalojo, que fue abortado gracias
al apoyo de la comunidad. Ahora
tenemos un centro cultural donde organizamos
exposiciones fotográficas,
debates, talleres de teatro, clases
de baile... Estas actividades son, de
alguna manera, nuestra forma de devolverle
a la comunidad todo lo que
hicieron por nosotros.

D.: La imprenta este año ha dado un
paso adelante, convirtiéndose también
en casa editora.

E. G.: Hemos editado un primer libro
de fotografías, No Pasar, de
Andrés Lofiego, basado en la historia
del movimiento. Esto ha sido posible,
en buena medida, gracias al
apoyo internacional, pues hemos
contado con la ayuda económica de
asociaciones populares con sede en
países europeos.

D.: El pasado junio una figura de centroderecha,
Mauricio Macri, ganó las
elecciones del Gobierno de Buenos
Aires, tan sólo seis años después de
la fuerte crisis económica de 2001.
¿Cómo interpreta esta victoria?
¿Puede tener una repercusión negativa
en el movimiento?

E. G.: Macri no lo dice abiertamente,
que va a volver a las políticas
neoliberales del menemismo, si lo
dijeran abiertamente, la gente no
lo votaría. En la ciudad de Buenos
Aires existe cierta desilusión con
Kirchner, pues no ha mejorado
sustancialmente las condiciones
de vida de los ciudadanos. Y han
votado a Macri para probar algo
diferente. Pero está claro que es
un político de derechas, que en
cuanto pueda, encontrará la manera
de atacarnos.


El movimiento de las fábricas recuperadas en Argentina

“Ocupar, resistir y producir”
es el ya famoso lema de los
trabajadores de las fábricas
recuperadas en Argentina.
Este movimiento social ha
despertado la atención de
académicos e historiadores
en todo el mundo, y se ha
configurado como uno de
los mayores referentes internacionales
de la innovación
social. El movimiento de las
fábricas recuperadas surgió
tras la fuerte crisis económica
de 2001, que provocó el
cierre de centenares de
fábricas, dejando a miles de
trabajadores en la calle.
Muchos empleados decidieron
recuperar sus puestos
de trabajo, ocupando, literalmente,
las fábricas que
habían sido declaradas en
bancarrota y tomando el
control de las empresas con
la formación de cooperativas
de trabajadores autogestionadas.
Hoy, siguen en pie
180 empresas, que dan
empleo a unos 15.000 trabajadores
en todo el país.
En la mayoría de los casos,
la experiencia autogestionaria
ha traído buenos ingresos
económicos. Además, los
trabajadores han conseguido,
después de largas batallas,
reconocimiento legal
para mantenerse en las
empresas. Aunque no es el
caso de todas ellas. Uno de
los ejemplos más simbólicos,
el hotel Bauen, es noticia
estos días pues se
encuentra bajo amenaza de
desalojo. En este lujoso hotel
de cuatro estrellas situado
en el centro de la ciudad de
Buenos Aires, se desarrollan
paralelamente cada día reuniones
de movimientos
sociales alternativos. Un
caso realmente excepcional,
digno de estudio.

Tags relacionados: Buenos Aires autogestión
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

separador

Tienda El Salto