VIVIENDA: Aires de socialización en Gran Canaria
Gran Canaria: 55 inmuebles ocupados en 2013

La Federación Anarquista de la isla ha realojado a más de 70 personas desahuciadas en viviendas y edificios recuperados en Las Palmas y Telde.

, Redacción
17/04/13 · 16:50
Edición impresa
Vecinas. La recuperación de inmuebles ha contado con el apoyo de la vecindad / Javiflug / Federación Anarquista Gran Canaria

“La ley es fuerte, pero más fuerte es la necesidad”. Esta cita del escritor alemán Johann Wolfgang von Goethe adereza uno de los comunicados de la Federación Anarquista de Gran Canaria (FAGC). Esa necesidad es la que impulsó a esta organización a entrar de lleno en la lucha por la vivienda en la isla a finales de 2012. Según explica a DIAGONAL Ruymán Rodríguez, miembro de la FAGC, en ese momento crearon el Grupo de Respuesta Inmediata, “comando” encargado de abrir viviendas abandonadas para realojar a familias desahuciadas y de organizar los “piquetes anti-desahucio”. Poco después se creó la Asamblea de Inquilinos y Desahuciados, “el órgano de decisión popular, alternativo al poder, donde se exponen injusticias y abusos, que erróneamente se consideran de carácter privado, y se les trata de dar una solución colectiva”, en palabras de Rodríguez.

Desde enero de 2013, estas organizaciones han conseguido realojar a más de 70 personas en 55 inmuebles vacíos, mayoritariamente viviendas unifamiliares pero también bloques enteros, situados tanto en Las Palmas como en otros municipios como Telde. Los propietarios son entidades bancarias, financieras o inmobiliarias. De esta forma, Gran Canaria se ha sumado a la táctica de ocupación practicada también por los movimientos por la vivienda en otros lugares como Sevilla, Sabadell o Madrid.

Inquilinos olvidados

¿Quiénes son las personas realojadas? “Hay una representación fidedigna de los sectores más oprimidos y desposeídos por el sistema capitalista”, indica Rodríguez, que pasa a enumerarlos: “Obreros manuales cualificados que con la caída del sector de la construcción se ven obligados a sobrevivir con chapuzas en negro, obteniendo unos ingresos que apenas les alcanzan para vivir; parados de larga duración a los que ya se les ha acabado cualquier tipo de prestación; personas en estado de indigencia, obligados a dormir en portales, en bancos o en la playa; inmigrantes que una vez han sido exprimidos por el sistema laboral, y desangrados por el sector inmobiliario, se encuentran sin salida, con todos los puentes quemados a sus espaldas; madres solteras a las que cada vez les cuesta más mantener a sus hijos a flote, con el acoso constante de los servicios sociales”, etc. Rodríguez destaca que la mayoría de personas que se ponen en contacto son madres de familia.

Entre los realojados hay muchos casos de hipotecados, pero en su mayoría son arrendatarios

En Gran Canaria también existe Stop Desahucios y hay colaboración entre los grupos, pero la FAGC decidió abrir su propia vía al considerar que había que centrarse más en la ocupación y los casos de alquiler. Rodríguez señala que “entre los realojados hay muchos casos de hipotecados, pero en su mayoría son arrendatarios. Si el tema de la hipoteca es un tema sangrante, creemos que tanto los movimientos sociales como los medios de comunicación y las instituciones públicas ignoran, en mayor o menor grado, la situación de emergencia de los alquilados”. En muchos casos, apunta este activista de la FAGC, “son arrendatarios de constructoras, inmobiliarias, rentistas multi-propietarios o bancos. Cuando se les desahucia, arrastran también unas deudas inasumibles por impago. Y si la situación de quien no puede pagar una hipoteca de 600 o 900 euros es insostenible, imaginémonos cómo es la de una familia que no puede pagar ni siquiera un alquiler de 300 euros”. “Los inquilinos son los grandes olvidados en la lucha por la vivienda”, concluye. Otra cita, esta vez de Oscar Wilde, resume los aires de socialización grancanarios: “Es más seguro pedir que tomar, pero es más grato tomar que pedir”.

153.000 casas vacías en las islas

Como en el resto del Estado español, la crisis de la vivienda se ha agravado extraordinariamente a caballo del aumento del desempleo. Según los datos de la Encuesta de Población Activa hechos públicos en enero, Canarias es la tercera comunidad autónoma con mayor tasa de paro, sólo superada por Extremadura y Andalucía. El dato contrasta con los 2.423 desahucios llevados a cabo en el archipiélago durante 2012. En oposición, un informe de LDC, entidad dedicada a la gestión y administración de fincas, cifraba en más de 153.000 las casas vacías en Canarias en 2011, lo que suponía un aumento de un 70% respecto a las identificadas por el Instituto Nacional de Estadística en el año 2000.

Imprimir Imprimir
Versión PDF PDF
Enviar por e-mail Enviar
Corregir
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0