SE CUMPLEN TRES AÑOS DESDE EL INICIO DE LAS MOVILIZACIONES CONTRA EL TENDIDO DE INTERCONEXIÓN ELÉCTRICA
Girona se mueve contra la alta tensión

La polémica construcción de una línea de Muy Alta
Tensión (MAT) entre el sur de Francia y la localidad gerondense
de Bescanó ha generado uno de los movimientos
de oposición social más importantes de los últimos
años en Cataluña. Desde que se anunció su construcción
miles de personas se han echado a la calle decenas
de veces contra este proyecto, que cuenta con el
apoyo de la clase política y el empresariado catalán.
Tres años después del inicio de las protestas, desde la
Plataforma No a la MAT se confía en parar una infraestructura
de alto impacto ambiental para la que, según
aseguran, existen alternativas más sostenibles.

04/10/07 · 0:00
Edición impresa

Doscientos kilómetros. Éste es aproximadamente
el recorrido de la línea
de interconexión energética con
Francia entre el municipio de
Bascanó, en Girona, y la localidad
francesa de Baixàs, que desde hace
años intenta construir la compañía
Red Eléctrica Española. Pero no le
está resultando fácil. Cerca de 60 localidades
de Girona afectadas por el
proyecto se han unido en la Asociación
de Municipios contra la línea
de Muy Alta Tensión (AMMAT). Y
desde hace tres años, decenas de colectivos
de distintas esferas políticas
luchan contra la línea desde la
Plataforma No a la MAT.

Con este mensaje han salido a la
calle en decenas de ocasiones. Han
realizado cortes de carretera donde
se estaban iniciando las obras. Han
abierto una causa judicial contra el
cableado. También han realizado
acampadas, viajado por las localidades
afectadas para informar sobre
los efectos del tendido y, hasta el
momento, frenado las obras de instalación.
Xavier Llorente, uno de los
portavoces de la Plataforma, resume
para DIAGONAL estos años: “Si
echamos la vista atrás y vemos todo
lo que hemos hecho, somos los primeros
en sorprendernos”.

Los defensores de la instalación,
desde la Generalitat a las compañías
implicadas, defienden que la línea
es, sencillamente, “necesaria”. Para
ello apuntan tres motivos: las exigencias
de potencia para el tren de
alta velocidad (AVE), las carencias
energéticas en las comarcas de Girona
y la seguridad que daría una
red interconectada con Francia.

El fondo y las formas

En los municipios de Girona, sin embargo,
estas explicaciones no convencen.
Desde la Plataforma contra
la MAT, Llorente dice que se han
ofrecido propuestas alternativas:
“Lo primero que debe hacerse es un
estudio de las necesidades energéticas,
de forma cualificada e imparcial.
Y después que se vean diferentes
fuentes de energía y que sea la
gente la que decida”. De momento
no se ha hecho así. Por eso, Llorente
afirma que la oposición se debe “a
cuestiones de fondo y de forma”.

Las primeras son fáciles de entender,
más aún cuando el grueso de la
plataforma lo componen colectivos
ecologistas. “Nos oponemos porque
supone destrozar el territorio. El interés
paisajístico, cultural e histórico
se verá truncado por los lugares en
los que pase la línea”, señala Llorente,
quien añade que “cada vez hay
más estudios que avalan el impacto
para la salud de la exposición a campos
electromagnéticos”.

Ocultación de datos

No obstante, para la Plataforma ha
sido más chocante aun ver “el oscurantismo”
que se está empleando
para sacar adelante el proyecto.
Desde la plataforma se contactó con
una compañía italiana para que hiciera
un estudio sobre las necesidades
de suministro; pero Endesa y
Red Eléctrica se negaron a dar datos.
Los encargados del estudio preguntaron
entonces a la consellería
catalana y al Ministerio de Industria.
Tampoco pudo ser. “Nos dijeron que
ellos no tenían esa información, así
que te preguntas cómo puede planificarse
el futuro energético de Cataluña
si la consellería encargada de
hacerlo no tiene datos”.

En cualquier caso, entre las compañías
beneficiarias y los grupos
ambientalistas, los responsables catalanes
se sitúan visiblemente más
cerca de las primeras. El caso más
ilustrativo de esta sintonía se vio el
pasado mes de abril con el nombramiento
del actual director de Energía
de la Generalitat, Agustí Maure,
hasta entonces empleado como director
técnico en Red Eléctrica.
Los intentos de llevar a cabo la
instalación han llegado a adoptar
formas incluso toscas. Así lo denuncia
a DIAGONAL Pascual Aguilar,
también miembro de la Plataforma
contra la MAT, quien critica cómo,
“sin avisar a los Ayuntamientos,
Red Eléctrica comenzó las primeras
prospecciones”.

Aun así, al instante se produjo una
reacción de los vecinos. “Se cortó la
carretera que conectaba con la zona
y los vecinos taparon los agujeros”.
Así se ha hecho ya varias veces. La
interconexión eléctrica tuvo una moratoria
de diez años, entre otros motivos,
por la fuerte oposición social.
Ahora, según la Plataforma, Red
Eléctrica deberá seguir esperando.


Alternativa: generación distribuida

Según Pascual Aguilar,
la lucha contra el tendido
no sólo supone la
defensa del territorio,
sino también la apuesta
por modelos energéticos
alternativos. En su
opinión, el proyecto de
interconexión responde
a una estrategia de la
UE para fortalecer un
modelo de grandes
compañías con el control
sobre grandes
capas del territorio.
Frente a ello apuestan
por la generación distribuida:
esto es, pequeños
generadores de
energía, a través de
fuentes renovables
como placas fotovoltaicas,
y cerca del lugar
de consumo, de forma
más limpia y con menor
dependencia de los
‘campeones europeos’.


“Ni aquí ni en ningún lugar”

Los miembros de la
Plataforma No a la MAT
dicen haber tenido
mucha suerte por la
colaboración de otro
colectivo muy activo:
los opositores franceses
de Non à la THT
(très haute tension),
con quienes se comparten
planes y actividades
a ambos lados
de la frontera. Además,
los planes para el trazado
de la línea en
otros puntos de la
península se han
encontrado con la contestación
social. En
Euskadi, la fuerte oposición
llevó hace décadas
que se descartase
la conexión vasca. Actualmente,
en el País
valenciano y Aragón
también se producen
iniciativas similares.

+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

separador

Tienda El Salto