ANIVERSARIO: HALA BEDI IRRATIA Y GASTEIZKO GAZTETXEA
Gasteiz celebra los 20 años del Gaztetxe y los 25 de radio libre

A mediados de los años
‘80, Gasteiz fue uno de
los epicentros de la nueva
composición política que
surgía alrededor de
iniciativas autónomas.
Ahora celebran su larga
trayectoria dos proyectos
surgidos entonces.

15/05/08 · 0:00
Edición impresa



“Cuando se okupó el Gaztetxe, en
1988, la ciudad estaba en ebullición
de grupos e iniciativas, todavía seguía
la etapa del punk, del antitodo,
y no había locales donde juntarse,
ni para organizar actividades, ni para
debatir. Había una necesidad
fuerte por autoorganizarse, aunque
entonces no se sabía hacia dónde
iba a tirar la okupación, si como vivienda
para un grupo de gente o como
espacio para colectivos. Finalmente
se abrió como Gaztetxe (centro
social), abierto a los colectivos y
movimientos populares de la ciudad,
que es el proyecto que todavía
hoy se mantiene”. Lo cuenta Erlantz,
miembro de la asamblea del
Gaztetxe, que celebra su 20 aniversario,
en la conocida como ‘Casa de
la Colina’, la antigua casa del jardinero
del arzobispado, en la parte
más alta de la ciudad. Vitoria-Gasteiz
vivía entonces, como el resto de
Euskal Herria, una eclosión de proyectos,
muchos surgidos de grupos
autónomos, que abarcaban desde la
okupación de casas, para vivienda o
centros sociales, a las luchas ecologistas,
la música y la cultura, el antimilitarismo,
o la contrainformación.

Cinco años antes de la okupación
del Gaztetxe, ya había empezado
a emitir Hala Bedi Irradia, una
de las iniciativas pioneras de radio
libre de todo el Estado, y única radio
libre que hoy queda en Álava.
Iñaki Ziarsolo, de Hala Bedi, cuenta
cómo surgió el proyecto de la radio
hace 25 años, durante las fiestas
de la Blanca, en el año ‘83.

“Aquella era una época de mucha
fuerza de los movimientos sociales,
con mucho empuje de los diferentes
grupos y luchas que había en la
ciudad. En aquel contexto se vio
que no había ningún sitio propio de
información, fuera de los medios
convencionales, que distorsionaban
todo lo que ocurría en la calle”,
y añade, “aquí somos la radio más
cercana a la gente. Hay sitio para
todo tipo de gente, y la programación
tiene su espacio, la gente te comenta
sobre tal o cual programa.

Creo que, dentro de la humildad,
tenemos un hueco propio”.
Existe un recorrido común entre
los dos proyectos, “lo que une al
Gaztetxe con Hala Bedi Irratia es
que tenemos los mismos principios
de funcionamiento, la autogestión y
el asamblearismo, siendo la radio la
voz de los movimientos y el Gaztetxe
la cobertura como espacio de
reuniones y organización de eventos”,
cuenta Erlantz. Ahora han decidido
celebrar juntos sus respectivos
aniversarios, con una campaña
cuyo lema es “Txorionak Gasteiz!”,
un juego de palabras entre ‘Zorionak’,
felicidades en euskera, y ‘Txori’,
pájaro, que alude a los pájaros
buenos de la ciudad. Ambos proyectos
se unen “como espantapájaros”,
que han atraído a distintas personas
e iniciativas de la ciudad, y
alejado a otros “que buscan la rapiña
del dinero y la especulación”.

Durante todo el año organizan manifestaciones
(como el bloque de
más de 200 personas disfrazadas de
espantapájaros del último carnaval),
comidas populares, jornadas
sobre comunicación alternativa, talleres,
conciertos y actividades para
distintos públicos. Más de 20 años
de iniciativas, una muestra de que
en Gasteiz, “todavía hay quién resiste”,
que cantaría Potato.


INICIATIVAS AUTOGESTIONADAS

UN LOCAL...‘La Casa de
la Colina’


“La Gazte Asamblada (asamblea
del centro social) ha ido
cambiando, y su composición
política también ha variado,
pero lo que continúa es que la
casa está abierta para todo el
mundo, y que es una herramienta
para los movimientos
populares de Gasteiz” y, continúa
Erlantz, “En este tiempo
hemos pasado de ser un poco
guetto a socializarnos, e ir consiguiendo
legitimar el trabajo y
la existencia del Gaztetxe. Pero
lo más importante es que la
forma de funcionar no ha cambiado,
y los principios siguen
siendo los mismos, la autogestión
y el asamblearismo. El
Gaztetxe tiene mucho respaldo
de la gente de Gasteiz, y
somos una realidad incómoda
para la Alcaldía”.

UNA RADIO...“Voz de los
sin voz”


“El día que comenzamos a emitir,
tuvimos que paralizarlo porque
la policía detuvo en plena
faena de retransmisión a uno
de nuestros colaboradores, que
andaba con un walki. En los ‘80
la radio funcionó como instrumento
para colectivos y asociaciones,
con la idea de dar voz a
los que no la tienen, y con los
años ha ido cogiendo su propia
personalidad. A partir de los ‘90
se da un salto hacia la calidad
y el mayor cuidado de la programación,
que no está en contraposición
con la idea de dar voz,
pero que ha sido un paso
importante para mejorar Hala
Bedi. Ahora somos más gente
implicada en el proyecto, también
en mejorarlo y trabajar en
otras posibilidades como emitir
por internet”, explica Iñaki.

UNA PUBLICACIÓN...De la revista
a la web


Otro espacio surgido en Gasteiz,
en los ‘80, y con una presencia
muy importante, fue la publicación
Resiste, “revista de la
izquierda antiautoritaria”, y referente
de las luchas, discusiones
y debates del área de la autonomía
vasca, y, en menor medida,
del resto del Estado español.

Tras un tiempo de silencio,
reapareció hace pocos años en
formato web (www.eutsi.org),
como “página de la izquierda
antiautoritaria”, manteniendo su
característica personalidad,
catalizadora de tendencias, propuestas
y discusiones ‘poco
habituales’ en otros medios
‘alternativos’. Recientemente
murió Javi Ruiz, un ‘resistente’,
que participó intensamente en
muchas de las iniciativas ‘radicalmente
libres’ de Gasteiz.

+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

separador

Tienda El Salto