Expandir el presente

Los proyectos para reforzar el trabajo en red de las luchas sociales son poco conocidos.
Ángel Calle, investigador y participante en el Tinto de Verano, analiza este encuentro.

12/10/06 · 19:47
Edición impresa
JPG - 9 KB
 
UNA EXPERIENCIA CONSOLIDADA. Con cuatro ediciones, el Tinto de Verano ha servido
para facilitar encuentros estables entre diferentes colectivos ciudadanos/ Edith Pérez

Cómo construir otros futuros
desde las movilizaciones
e iniciativas alternativas
al orden social imperante?
La pregunta es demasiado
inconcreta y, a mi entender, pretenciosa
en los momentos actuales. Por
lo que sí apostamos algunas personas
es por ‘expandir el presente’: conocer
experiencias que están modificando
el mundo, aunque sea sólo un
poco; estrechar vínculos afectivos y
políticos entre colectivos y personas
que nos vemos en diversas campañas
a lo largo del año; hacer autocrítica
de nuestras acciones y proponer
la mejora de nuestro caminar.

A grandes rasgos, éste viene siendo
el espíritu del encuentro de redes
sociales Tinto de Verano. Este año
cumplía su cuarta edición. Ruesta
(Aragón) y su pantano acogieron a
unas 140 personas. Echando la vista
atrás, las cuatro ediciones del Tinto
de Verano suponen una aportación,
una más si cabe, a la búsqueda de espacios
de encuentro y de reflexión
que faciliten durante el curso nuevas
o reforzadas iniciativas de transformación
social. Fruto de este proceso
podemos destacar encuentros estables
y más fáciles entre algunos colectivos
y personas que nos vemos a
lo largo del año. En concreto, espacios
como la CGT, Baladre y
Ecologistas en Acción han establecido
puentes firmes en campañas
(contra la Constitución europea) y
pondrán en circulación una revista
compartida. Otras personas ligadas
a redes barriales y educativas o a entornos
del MOC y de RCADE también
han contribuido con sus experiencias
a dinamizar ejes de participación
local o de educación. En definitiva,
el Tinto de Verano ha aportado
para ciertos sectores un aumento
del grado de confianzas y de conocimiento
de iniciativas y de otros lenguajes
que circulan por ahí tratando
de construir otros mundos. Si bien
en el tercer año se pasaron por él
unas 100 personas, frente a las más
de 200 de ediciones anteriores, este
verano nos hemos dado cita alrededor
de 150 personas.

Como revisión crítica de este proceso,
no estaría mal apuntar la necesidad
de combinar intercambios
de experiencias y momentos lúdicos
con aportaciones más ‘rígidas’
(charlas, proposición de iniciativas).
Y, por supuesto, tratar de que
el proceso sea realmente más abierto,
invitando a incorporar visiones
y necesidades de otros sectores. Y
es que, para explorar otros futuros,
viene bien reflexionar y entrelazar
los múltiples presentes que miran
el mundo con ojos críticos.

Seguiremos viéndonos los próximos
años, tratando de buscar conjuntamente
algunas respuestas, y sobre
todo, nuevas preguntas, así que
te animamos a participar en la construcción
anual de este evento:
www.nodo50.org/tintodeverano

+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

separador

Tienda El Salto