FINANZAS ÉTICAS // COOP57, Cooperativa de servicios financieros
Dinero para financiar el cambio social

Tras su consolidación en Catalunya, Aragón y Madrid,
Coop57 acaba de arrancar en Andalucía y sienta sus
bases en Galicia. 300 entidades forman ya parte de ella.

29/04/09 · 23:20
Edición impresa
JPG - 71.9 KB
Luis de Mano

Cuando uno se halla frente a una persona
de Coop57 para departir sobre
el proyecto, lo primero que percibe
es entusiasmo. Una especie de alegría
contagiosa que hunde sus raíces
en la demostración de que otro tipo
de economía, alternativa al mercado,
es viable. “Actualmente contamos
con una red entretejida de unas 300
entidades, superamos las mil entre
personas y familias colaboradoras
que ahorran desde la ética y la solidaridad.

Ello, en perspectiva, supone
un camino andado cuya valoración
es tan fantástica que si alguna persona
me hubiera dicho hace 15 años
que esto pasaría, seguro que hubiese
pensado en cuánto había bebido
quien me lo decía”, sostiene Paco
Hernández, uno de los 57 ex empleados
de la editorial Bruguera que fundaron
esta cooperativa de servicios
financieros. Y es que, desde que este
grupo de trabajadores, cuyo número
ha dado nombre al proyecto, lo pusiera
en marcha en 1996, no ha cesado
de crecer. Y lo ha hecho, “con una
metodología sencilla y horizontal”.

Las cifras hablan por sí solas. La cooperativa
cerró 2008 con un volumen
de 4.533.157 euros de aportaciones
de socios y 3.527.607 euros de créditos
concedidos. En Catalunya, donde
Coop57 posee una mayor implantación,
ha financiado en los últimos
cuatro años y por un valor de más de
diez millones de euros, a 300 proyectos
vinculados con la promoción del
cooperativismo, la inserción laboral,
la sostenibilidad ecológica, la cultura,
la educación, el asociacionismo y
los movimientos sociales. Las iniciativas
apoyadas en 2008 van desde la
cooperativa para la difusión de las
nuevas tecnologías Haicku en Madrid
y la mensajería ecológica La Veloz
en Zaragoza, hasta las catalanas
Fundación 3 Turons, dedicada a la
asistencia en salud mental y Albera,
una carpintería especializada en jardines
de infancia.

Coop57 funciona como una gran
red de apoyo mutuo y solidaridad.
Una entidad, si desea pedir un crédito,
primero debe formar parte del
proyecto. Pero además de las organizaciones
socias, únicos sujetos que
tienen derecho a financiación, la cooperativa
se apoya en un conjunto
importante de socias y socios colaboradores,
los llamados “ahorradores”.
Se trata de personas físicas que, en
vez de dejar sus ahorros en manos
de la banca tradicional, con el riesgo
de que acaben financiando campos
como “la producción de armamento
o las centrales nucleares”, optan por
depositarlos en un proyecto que los
usará para desarrollar iniciativas de
economía social.

Tras completar su implantación
en Catalunya, Aragón y Madrid, el
pasado 27 de septiembre Coop57
arrancó oficialmente en Andalucía.
La próxima estación es Galicia, donde
ya existe un grupo promotor formado
por 15 colectivos.

Paco Hernández, a sus 58 años, sabe
que el camino recorrido no ha sido
fácil. Queda lejos el año 1989,
cuando “los 57 de Bruguera”, tras
una larga lucha por sus puestos de
trabajo jalonada por ocupaciones,
encierros y huelgas de hambre, una
protesta que ha supuesto todo un
ejemplo de movilización autónoma,
consiguieron una histórica victoria
judicial. El Supremo les otorgó cuantiosas
indemnizaciones y ellos decidieron
invertirlas en proyectos transformadores.

Tras destinar una parte
a la revolución sandinista de Nicaragua
y otra a los jornaleros andaluces
en lucha del Sindicato de Obreros
del Campo
, con la tercera parte
constituyeron una “caja de resistencia”
que serviría para poner en marcha
Coop57-Catalunya. A pesar de
los límites de un modelo que depende
de la fuerza voluntaria (sólo dispone
de cinco personas empleadas),
Coop57 ha conseguido poner en manos
de los movimientos sociales “una
herramienta sólida de finanzas éticas
y solidarias”, asegura Hernández.

“Cuando se habla de modelos
de funcionamiento en red y de
crecimiento horizontal, no conozco
ninguna experiencia que incorpore
estos dos temas dentro de un contexto
y espacio tan amplio y plural. De
hecho, el que se generen productos
para intercooperar ya me parece algo
transformador y generador de la
herramienta al servicio de un nuevo
mercado social postcapitalista”, concluye
este ex trabajador de Bruguera.


CRÉDITOS Y ADELANTO DE SUBVENCIONES

Esta cooperativa ofrece a sus entidades tres tipos de ayuda económica:
créditos para inversión, financiación para circulante y adelanto de subvenciones.
“Nos interesa más la inversión que el adelanto de subvenciones,
porque supone crear o mantener empleo en vez de sacar las castañas del
fuego a la Administración”, indica Nuria del Río, de Coop57-Madrid.

PROYECTO DE ORIGEN CATALÁN

La cooperativa arranca en 1996 en Catalunya, donde
se encuentra actualmente el mayor volumen de entidades
(163 entidades) y personas ahorradoras (629).
Siguiendo el modelo catalán, nueve años después se
crea Coop57-Aragón (29 entidades y 152 personas
hoy) y en febrero de 2007 se constituye en Madrid.

GESTIÓN DE TÍTULOS PARTICIPATIVOS

En estos meses, con fórmulas innovadoras en las que han tomado parte más
de 200 colectivos y personas, Coop57 ha afrontado la emisión de títulos participativos
para las cooperativas La Paleta de Mataró (480.000 euros), L’Olivera
de Vallbona de Lleida (400.000 euros) y Gneis de Madrid (60.000 euros). Las
suscripciones de títulos, de 1.000 euros cada uno, se agotaron en pocos días.


ENTREVISTA // NURIA DEL RÍO, DEL CONSEJO RECTOR DE COOP-57, Y VIVIANA CHALMETA, DE COOP57-MADRID

“Somos un ejército de gente trabajando para el de al lado”

La necesidad de una nueva ética bancaria

Juan Torres López, catedrático de Economía en la Universidad de Málaga

LOS SEIS PRINCIPIOS DE LA BANCA ÉTICA
_ Coop57 rige su funcionamiento según los principios de la banca ética,
que se resumen en transparencia, participación, reflexión continua,
solidaridad, compatibilidad y coherencia. «Nuestro dinero no puede
financiar proyectos contradictorios con nuestros principios éticos y
sociales (como por ejemplo, la industria armamentística, el dumping
social o la expoliación ambiental)», indica su carta de presentación.

Más información: [www.coop57.coop->http://www.coop57.coop]

Tags relacionados: Catalunya Madrid Número 102
Imprimir Imprimir
Versión PDF PDF
Enviar por e-mail Enviar
Corregir
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

separador