UN REFERENTE SOCIAL DE LA BARCELONETA
El CSO Miles de Viviendas, en la incertidumbre

Desde 2004, ‘Miles’ supone un símbolo de la resistencia
a los planes urbanísticos de la Barceloneta. A finales de
mayo era desalojado por los Mossos d’Esquadra, pero
dos días más tarde sus okupantes volvían a tomarlo.

07/06/07 · 1:00
Edición impresa
JPG - 42 KB
EL DESALOJO DE ‘MILES DE VIVIENDAS’. Los Mossos d’Esquadra y los bomberos bajan a varias personas que estabán colgadas como
protesta a la intervención policial. En la foto de la izquierda, una vecina increpa a los Mossos mientras éstos desalojan el edificio./ Edu Bayer

Este periódico tarda en salir cuatro
días desde que se manda a imprenta
hasta que llega a las calles. En ese
tiempo es posible que el Centro Social
‘Miles de Viviendas’ sea desalojado
y luego vuelto a okupar. Así al
menos ocurrió entre los días 29 y 31
de mayo. Entre el martes, cuando
una decena de furgones de los Mossos
se presentaban acompañados de
una grúa para desenganchar por la
fuerza a tres jóvenes que se habían
colgado con cuerdas a este antiguo
cuartel de la Guardia Civil; y el jueves,
cuando una veintena de jóvenes
reokupaban el edificio, encadenándose
algunos en la entrada principal
mientras sus compañeros desplegaban
una pancarta reivindicativa. El
texto: “¡Fora enderrocs d’espais
plens de vida! (¡Fuera derribos de espacios
llenos de vida!).

La pancarta no sólo protestaba
contra el desalojo de ‘Miles’. También
se dirige contra el plan del alcalde
Jordi Hereu para el barrio de la
Barceloneta, un nuevo diseño para
esta zona de Barcelona que se enfrenta
a una fuerte oposición vecinal.
El plan, según la alcaldía, supone
una rehabilitación para atender a
las necesidades de movilidad de los
vecinos. Así, dado que una parte importante
del barrio tiene más de 65
años y problemas de accesibilidad a
sus viviendas, se propone incentivar
la iniciativa privada para que actúen
como promotores de la remodelación
y se modifiquen los edificios
con accesos comunes (escaleras
y ascensores).

Contra el modelo de Marbella
Pero las asociaciones de vecinos recelan
de estas buenas intenciones.
De entrada, porque la remodelación
supondría el derribo de un número
indeterminado de casas y la reubicación
de un 20% de los vecinos. Y también,
según denuncian, por el carácter
especulativo de la operación. Para
la plataforma en Defensa de la Barceloneta,
el plan parece dirigirse antes
al turismo que los vecinos, al convertir
el barrio en una zona de apartamentos
de diseño.

Y ‘Miles de Viviendas’ ocupa un
lugar protagonista en este conflicto.
Entre los vecinos no faltan apoyos al
centro. Para el presidente de la plataforma,
Emilio Sáez, “los jóvenes han
sacado adelante iniciativas integradoras,
no destructoras. Es gente pacífica
que simboliza lo que queremos
que sea la Barceloneta, no una especia
de Marbella”.

Desde la okupación en 2004 del
antiguo cuartel de la Guardia Civil,
‘Miles’ se ha ganado el aprecio de los
vecinos al dinamizar un inmueble
degradado a través de actividades
como la iniciativa de la Universidad
Pirata, talleres lúdicos y formativos o
dando información a afectados por
el plan de la Barceloneta. Aún así, y
pese a que a lo largo de estos tres
años sus actividades sociales han
contado con una amplia participación
vecinal, el edificio también es
objeto de intereses económicos. El
consorcio Port 2000, propietario del
inmueble, espera cubrir con oficinas
el lugar okupado.

De momento ni la empresa ni el
Ayuntamiento han conseguido echar
a ‘Miles’. El jueves 31, minutos después
de la nueva okupación del edificio
acudieron varios Mossos d’Esquadra,
pero no llegaron a intervenir,
a falta de la orden del juez.
Ahora, en la Barceloneta esperan a
saber qué será del futuro del edificio.

«Un proceso
irregular»

_ Aunque es difícil hacer predicciones
sobre el futuro de 'Miles', Hibai Arbide,
el abogado de dos de las asociaciones
que tenían su sede en el
centro, señala que deberá retomarse
el proceso judicial. Según explicó,
el proceso estuvo «lleno de irregularidades»,
porque el magistrado
del Juzgado contencioso-administrativo
número 5 de Barcelona que lo
ordenó «no tenía competencias».
Por ese motivo, y porque la propiedad
es de un consorcio con participación
pública y privada, señala
que lo más probable es que se inicie
un nuevo proceso judicial, ya
que los desalojos urgentes están
reservados para edificios públicos o
propiedades con un uso inmediato.

Tags relacionados: centros sociales Okupación
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

separador

Tienda El Salto