OKUPACIÓN
Continúan los desalojos en Barcelona

En Barcelona, el pasado 27 de junio,
fueron desalojadas siete casas
okupadas que existían en la calle
Miquel Ángel, en el barrio de Sants,
una de ellas utilizada también para
actividades sociales y talleres. Parece
que el Ayuntamiento de la ciudad,
junto con el Departamento de
Interior de la Generalitat, ha decidido
iniciar una ofensiva de desalojos
y represión contra casas okupadas,
movimientos sociales y grupos
críticos de la ciudad. El barrio de
Sants cuenta con numerosas experiencias

05/07/07 · 0:00
Edición impresa

En Barcelona, el pasado 27 de junio,
fueron desalojadas siete casas
okupadas que existían en la calle
Miquel Ángel, en el barrio de Sants,
una de ellas utilizada también para
actividades sociales y talleres. Parece
que el Ayuntamiento de la ciudad,
junto con el Departamento de
Interior de la Generalitat, ha decidido
iniciar una ofensiva de desalojos
y represión contra casas okupadas,
movimientos sociales y grupos
críticos de la ciudad. El barrio de
Sants cuenta con numerosas experiencias
de okupación con fuerte
apoyo vecinal. En el área de las casas
desalojas se encuentra un solar
okupado, utilizado como huerto, y
en el que participan muchos vecinos,
que ha quedado como centro
de las muestras de apoyo a las okupaciones
de la calle Miquel Ángel.

Por otra parte, en la ciudad de Barcelona,
están amenazadas de desalojo
La Fusteria, el Casal Popular
de Joves de Sarriá y el Centro Social
La Opera en Hospitalet. El 29
de junio, dos manifestaciones recorrían
Barcelona protestando por esta
situación, una por las calles de
Sants y otra por las de Sarriá. En la
primera participaron unas 350 personas
que, sin presencia policial
visible y en ambiente animado, recorrieron
el barrio pintando las
sedes de diversas inmobiliarias y
finalizando ante las casas desalojadas,
donde numerosos vecinos
mostraron su apoyo a los okupantes.

En la segunda participaron cerca
de un centenar de personas.
Además, en la noche del 29 de junio
eran saboteadas 25 oficinas inmobiliarias
de Sants, Poble Sec y
Ciudat Bella. Las sedes inmobiliarias
tenían las cerraduras bloqueadas.
Las cristaleras estaban llenas
de pintadas contra la especulación
inmobiliaria y referencias directas
a la empresa Starline Management,
entidad propietaria de las siete casas
desalojadas en Sants, donde
quieren construir chalés valorados
en 900.000 euros cada uno.

+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

separador

Tienda El Salto