MÉXICO // LA COMUNIDAD INDÍGENA SE MOVILIZA
Una carretera amenaza el territorio huichol

Los indígenas de Santa Catarina Cuexcomatitlán (municipio de Mezquitic, Jalisco) luchan para detener la construcción de una infraestructura que amenaza con partir en dos su tierra.

03/04/08 · 0:00
Edición impresa
JPG - 12.3 KB
 
AUTONOMÍA INDÍGENA. Dos miembros de la comunidad huichol / Archivo de Conservación Humana A.C.

El 11 de febrero, más de 900 indígenas
de la comunidad huichola de
Santa Catarina Cuexcomatitlán
iniciaron una acampada de protesta
frente a la maquinaria responsable
de la construcción de una carretera
que tiene previsto atravesar su
territorio. Al principio y durante casi
tres semanas, el campamento tuvo
forma de asamblea permanente
y ahora, después de que se consiguiera
parar temporal y parcialmente
la obra, se hacen turnos de
vigilancia de unas 30 personas. Las
máquinas siguen ahí.

Varios meses antes, este colectivo
había manifestado su oposición
al proyecto, y denuncia la existencia
de un documento falsificado
que pretende recoger la autorización
de miembros de la comunidad
reunidos en asamblea que, supuestamente,
permite la construcción
del tramo de carretera que transcurre
por su territorio (19 km de los
137 km totales del proyecto).
Buscando una solución institucional,
los indígenas han dirigido
escritos a diversas instancias gubernamentales
para explicar los
impactos ambientales que conlleva
la obra y exigir que se invalide la
Manifestación de Impacto Ambiental
(MIA) que la autoriza y se clausure
este proyecto, que califican de
“ilegal”. Una ilegalidad que se manifiesta
en el hecho de que nunca
hubo una consulta con la comunidad
para su realización (paso previo
a la MIA) y las obras se iniciaron
sin el permiso de cambio de uso
del suelo forestal, obligatorio según
la normativa ambiental. Además
de violar esta legislación mexicana,
el plan incumple acuerdos internacionales
como el Convenio
169 de la OIT sobre pueblos indígenas
y tribales en países independientes,
vigente desde 1989 y que
ha sido ratificado por México.
La Sierra Huichola posee un gran
valor ambiental, tanto desde el punto
de vista ecosistémico, como desde
el de las especies amenazadas o
en peligro de extinción. No en vano
está protegida por al menos cuatro
figuras diferentes de conservación
ambiental reconocidas por las instituciones
mexicanas.

La carretera pretende ser un
“proyecto de desarrollo”, algo que
resulta muy dudoso a tenor del rechazo
social que ha generado y del
impacto ambiental irreversible que
supone. Su construcción ya ha provocado
daños ecológicos, además
de destruir viviendas e infraestructuras,
pero su posible continuación
amenaza ahora bosques y manantiales
pertenecientes a la comunidad
de Santa Catarina, muchos de
los cuales son lugares sagrados
desde la cosmovisión huichola.
Según la ONG local Conservación
Humana, la población huichola
cuenta con unas 18.000 personas en
un territorio de más de 400.000 hectáreas,
al sur de la Sierra Madre
Occidental. Con una lengua propia
(el huixárica, que no tiene escritura),
representa una de las culturas nativas
que ha sobrevivido con mayor
vitalidad en América, gracias a la
compleja topografía de su territorio,
su organización política autónoma y
su adaptación al contexto histórico.

Tags relacionados: México
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

separador

Tienda El Salto