BILBAO // LOS JÓVENES DE OLABEAGA CONTINÚAN LAS LABORES DE REHABILITACIÓN DE UN ANTIGUO ASTILLERO
El astillero de las ilusiones

Olabeaga es un barrio tradicionalmente marinero de
Bilbao que ahora vive momentos de incertidumbre,
ya que está en el punto de mira de los negocios inmobiliarios
del Consistorio de la capital vizcaína.
Ajenos pero conscientes del proceso especulador que
se avecina, jóvenes de la zona decidieron okupar y rehabilitar
unos antiguos astilleros. Más de un año de
duro trabajo ha dado fruto: talleres, cine, biblioteca,
taller de serigrafía, conciertos, local de ensayo, comedor
popular, etc. Pero el Olabeagako Gaztetxea es
también un lugar para el debate y el encuentro, para
la autogestión y la participación popular.

09/05/06 · 19:17
Edición impresa
JPG - 15.9 KB
14 MESES. Tras la okupación y rehabilitación de las instalaciones, el proyecto se encuentra en fase de consolidación. / Manuel J. Lara

El pasado marinero de Olabeaga,
plagado de bucólicos recuerdos de
comerciantes y pescadores. Y otros
menos edificantes, como la prostitución,
la inseguridad pública, los
disturbios, las peleas callejeras y el
abusivo consumo de alcohol en las
tabernas, forman parte ya de la historia
de este barrio bilbaíno. Se trataba
de un lugar de marcado carácter
marítimo, cuyos habitantes se
dedicaban preferentemente a tareas
relacionadas con la navegación:
reparación y construcción de embarcaciones,
transporte de mercancías
en gabarras, etc.

Gracias a la etimología popular,
parte de todo este conocimiento ha
llegado hasta nuestros días, ya que
este barrio es conocido como “Noruega”,
debido a la estrecha relación
que vivieron sus habitantes
con las gentes de mar venidas de
todo el mundo, y sobre todo de
aquel país nórdico.

Apostado en una ventana de la
segunda planta del Olabeagako
Gaztetxea, con un poco de imaginación,
todavía hoy se puede percibir
parte de aquellos recuerdos.
Una parte importante de la juventud
de la zona decidió tomarle el
pulso a los problemas de la vivienda
y el espacio que sufre esta ciudad
cuando ocuparon el antiguo
edificio de un astillero. El panorama
que se encontraron era completamente
desolador. “Había mucha
basura, desechos de todo tipo y la
estructura tenía desperfectos”, explica
Jesús, uno de los okupas.

Han transcurrido más de catorce
meses desde que este grupo de jóvenes
comenzara, con el apoyo y la
ayuda de mucha gente del barrio,
las labores de recuperación. Una exposición
fotográfica en el interior del
gaztetxe muestra incluso los restos
del galipote que en otra época sirviera
en la construcción de navíos. En
la actualidad el aspecto que presenta
este lugar es muy diferente. La planta
baja está limpia, rehabilitada y sirve
para dar charlas y celebrar los
conciertos que permiten la financiación
de este proyecto popular. “Funcionamos
de forma autogestionada,
asamblearia y autónoma; no es lo
más fácil pero entendemos que es
la forma más democrática de sacar
esto adelante; aquí cada uno tiene
su ideología, si no lo hiciéramos así
sería imposible”, comenta Uxue,
miembro de la asamblea.

Tanto las personas que trabajan
directamente en el gaztetxe, como
una mayoría de gente en el barrio,
piensan que la apertura del centro
social okupado de Olabeaga supone
un auténtico desafío a los nuevos aires
que van imponiéndose en esta
ciudad. Juan José Galdós, pensionista
de 83 años y vecino de los okupas,
afirma que “es mucho mejor
que estén recogidos en un lugar que
puedan hacer suyo, no sólo no molestan
a nadie sino que además le
dan mucha vida al barrio”. Por otra
parte, se están construyendo una biblioteca
y una ludoteca, una cocina
para un comedor popular y se están
terminando de arreglar algunas goteras
del techo. “El taller de serigrafía
será pronto una realidad, está casi
terminado”, explica Josu, miembro
de las Juventudes Libertarias de
Iturribide, que también participan
en este proyecto. Además, los miembros
del gaztetxe han organizado en
diversas ocasiones juegos con niños
de malabares y maquillaje.

“Aquí en Olabeaga, donde los
planes de ordenación incluyen el
derribo de todo el barrio, es difícil
seguir aportando ilusión, pero estos
jóvenes han conseguido dar vida
a un barrio que parece sentenciado
a muerte”, tal y como expone
Gorka, vecino del barrio.

Un Plan General de Ordenación Urbana polémico

Según informó el diario
Gara, vecinos de Olabeaga
presentaron hace un mes en
el registro municipal 1.200
sugerencias al documento
«Criterios, Objetivos y Soluciones
Generales de Modificación
del Plan General de
Ordenación Urbana de Bilbao
en el Área de Zorrotzaurre»,
que inciden en la oposición
«a la edificación
indiscriminada» en esta
península y el rechazo «a un
puente de 15 metros de
cuota sobre Olabeaga» que
uniría el barrio con Deusto y
la parte baja de San
Mamés, «ya que entendemos
que supone una grave
lesión a nuestra calidad de
vida».
Respecto del primer asunto
recogido en las sugerencias
vecinales, la plataforma
vecinal Olabeaga Bizirik considera
que la edificación
planteada en este plan
«puede fomentar la especulación
y es desproporcional
a las necesidades, puesto
que en Bilbao existen unas
30.000 viviendas vacías
que pueden subsanar el
grave problema de vivienda
que tenemos».
En cuanto al viaducto,
entienden que separa el
barrio en dos partes y
temen, además, pese a que
«no se especifica oficialmente»,
que suponga la sustitución
del actual viaducto de
Sabino Arana, de tal manera
que la futura conexión de la
A-8 con Deusto pasaría por
encima del barrio. Entienden
los vecinos que no se puede
asumir el traslado de un problema
de un barrio a otro.
Por otra parte, portavoces
de Olabeaga Bizirik criticaron
que, tras la finalización
de los talleres que se celebraron
la pasada primavera
en Olabeaga en torno al
futuro ordenamiento del
barrio, en base al proyecto
de Zaha Hadid, «no hemos
recibido noticias referentes
a la opción presentada por
el equipo de esta arquitecta,
ni la opinión del Ayuntamiento
al respecto». Criticaron
que el alcalde Iñaki
Azkuna no les haya recibido
y añadieron que la concejala
de Urbanismo, Julia
Madrazo, no aclara sus
cuestiones.

Tags relacionados: centros sociales Okupación
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

separador

Tienda El Salto