MADRID-GUADALAJARA // CAMPAÑA POR LA OKUPACIÓN DE LA ASAMBLEA DE CENTROS SOCIALES
Artículo 47: ¿a qué estás esperando para okupar una vivienda o local?

El pasado 3 de octubre
se iniciaba la campaña
‘Okupa Madrid, Okupa
Guadalajara’, una
iniciativa organizada por
la recientemente creada
Asamblea de Centros
Sociales Okupados de
ambas ciudades.

16/10/08 · 0:00
Edición impresa
JPG - 39 KB
 
TENSIÓN EN EL PSOA MALAYA. La policía trató, sin éxito, de identificar a los “responsables” del centro social okupado / Quieres Callarte

La campaña es una iniciativa organizada
para apoyar el papel de los
centros sociales autogestionados y
defender el uso colectivo de espacios
abandonados, consistente en
diferentes actos en centros sociales
y espacios públicos de la ciudad.
Con la edición de carteles y pegatinas
con el número 47 y la referencia
a la web www.cuarentaysiete.
org unos días antes del inicio
de la campaña, la Asamblea de
Centros Sociales de Madrid y Guadalajara
llamaba la atención sobre
el vacío que hay tras el artículo 47
de la Constitución, que señala:
“Todos los españoles tienen derecho
a disfrutar de una vivienda
digna y adecuada. Los poderes públicos
promoverán las condiciones
necesarias y establecerán las
medidas pertinentes para hacer
efectivo este derecho, regulando
la utilización del suelo de acuerdo
con el interés general para impedir
la especulación”.

El 3 de octubre, cerca de 150
personas participaron en una marcha
en bici por el centro de la ciudad
bajo el lema “Okupa la carretera”
con objeto de reivindicar el
uso diario de este medio de transporte
frente al uso de los vehículos
a motor. Al día siguiente, el Palacio
Social Okupado y Autogestionado
Malaya, situado en el número
49 de la calle Atocha, fue el
escenario elegido para presentar
la campaña a la ciudad y el domingo
5 se realizaron diferentes comedores
populares en diversas
plazas de la ciudad. El acto de presentación
se vio alterado por un
impresionante dispositivo policial,
que tenía la intención de identificar
a “los representantes de la actividad”
que se encontraban en el
interior del edificio. Tras unos momentos
de tensión entre el mando
del operativo policial y la gente
que se encontraba bloqueando el
acceso al centro social, y viendo
que nadie tenía intención de identificarse,
la policía decidió retirarse.
Tras ese fin de semana, las actividades
de la campaña se centraron
en debatir sobre el pasado y
presente de la okupación, sus aspectos
legales y cuestiones prácticas
que aparecen cuando se decide
entrar y apropiarse de un edificio
abandonado. El 24 de octubre
la campaña culminará en una manifestación
que partirá a las 19h
del bulevar de Vallecas.
Durante las jornadas está funcionando
un Centro de Medios de
Rompamos el Silencio, que da cobertura
a todas las actividades y
recoge los materiales escritos, gráficos
y de audio que se están produciendo
en estos días.

El día antes del inicio de la campaña
fue desalojada una vivienda
en la calle Tarragona 20, justo el
día en que sus habitantes iban a
celebrar un año de okupación. La
orden de desalojo acusaba a los
habitantes del edificio de usurpación,
uso ilegal del “fluido eléctrico”
y se añadía que el edificio se
encuentra en estado de ruina inminente.
El desalojo, que fue realizado
sin previo aviso, se produjo
con una presencia policial que impidió
que personas solidarias se
acercaran al edificio.

Esta campaña es una forma de
llamar la atención sobre la necesidad
de organizarse alrededor de
centros sociales okupados y autogestionados,
una práctica que ha
tenido un importante desarrollo
en los últimos meses. La Asamblea
promotora está formada por más
de una decena de centros sociales
de puntos muy distantes de la
Comunidad de Madrid y de la ciudad
de Guadalajara que, aunque
con algunas diferencias en la forma
de organizarse y cómo intervenir
políticamente, han conseguido
coordinar un espacio estable
desde donde cooperar y compartir
experiencias comunes. La
campaña pretende ser un paso firme
para estabilizar un espacio
que cuenta con un sitio web colectivo:
www.okupatutambien.net

NACE EL DRAGÓN DE LA ELIPA «DANDO VIDA A ESPACIOS MUERTOS»
_ ÓSCAR CHAVES
_ El número 90 de la avenida de Daroca, un enorme edificio de cuatro plantas situado junto la puerta principal del cementerio de la Almudena, se encontraba abandonado desde los años '80, a pesar de la reiterada demanda vecinal de convertirlo en un centro juvenil para la zona. Hasta el pasado 3 de octubre. Ese día, varias decenas de jóvenes de La Elipa y Quintana se establecieron en su interior con objeto de rehabilitarlo y dar vida a un nuevo centro social, El Dragón. Desde entonces, con el apoyo de las asociaciones vecinales de ambos barrios, se empeñan en rehabilitarlo y dejarlo a punto para su presentación pública. La asamblea del inmueble, que antes albergaba a los trabajadores de la necrópolis y pertenece a la Empresa Mixta de Servicios Funerarios, tiene la intención de crear un espacio «abierto para tejer redes de participación y creación colectiva, para el encuentro de quienes habitan el barrio desde siempre y las y los nuevos vecinos». El Ayuntamiento, que posee el 51% de la sociedad propietaria del edificio (el resto se vendió, de manera fraudulenta, a Fundespaña), proyecta construir en la parcela un nuevo columbario.

+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

separador

Tienda El Salto