Banc Expropiat
En un país de ciegos

Todo el mundo sigue habilitado para seguir mintiendo, para seguir manipulando, para seguir criminalizando a un colectivo que desaloja el capitalismo y lo convierte en un espacio cooperativista, social y autogestionado.

, Termitas y Elefantes
06/06/16 · 11:55

¿Quién los ve andar por la ciudad si todos están ciegos?

Julio Cortázar

La historia, como decía Marx, se repite dos veces. La primera como tragedia y la segunda, según la experiencia observable, ya no como farsa hegeliana sino como ironía maquiavélica. Can Vies 2014, Banc Expropiat 2016. Sants y Gracia, dos barrios hilvanados por su tejido asociativo en una Barcelona que mata, en una Barcelona que mutila; en un país, que aspira a ser un Estado propio, que miente y manipula.

Justo en la semana de la ola de violencia execrable en el barrio de Gracia los mecanismos de la impunidad se imponen una vez más a los de la justicia en el caso Ester Quintana, que ha absuelto al escopetero y el mando de la Brimo por encubrimiento corporativo de todos sus implicados. No obstante, se demuestra que Felip Puig y Ramón Espadaler, de la Conselleria d'Interior, mintieron vilmente hasta nueve veces seguidas desde el 14 de noviembre de 2012. Crimen sin castigo.

En España, 16 muertos y 28 mutilados por balas de goma, un juicio y ninguna condena. En Catalunya siete tuertos desde el despliegue de los Mossos en 2005. El asesinato de Juan Andrés en el Raval con una lista médica interminable de lesiones que acaban con su necrológica. Ninguna asunción de responsabilidad.
 

Felip Puig y Ramón Espadaler, de la Conselleria d'Interior, mintieron
 vilmente hasta nueve veces seguidas desde el 14 de noviembre de 2012. Crimen sin castigo

Sobre el Banc Expropiat, el cuarto poder coge la batuta. Nada nuevo bajo el sol. En la televisión pública catalana hablan de violencia organizada mientras muestran imágenes de Can Vies haciéndolas pasar por las de Gracia. En la tertulia propagandística del mismo viernes, el sobrino del exalcalde de Barcelona Xavier Trías al frente. Ninguna dimisión.

Todo el mundo sigue habilitado para seguir mintiendo, para seguir manipulando, para seguir criminalizando a un colectivo que desaloja el capitalismo y lo convierte en un espacio cooperativista, social y autogestionado. Salen los altavoces del poder y, en diferido, ejecutan la estrategia absolutista de dirigir la audiencia hacia sus intereses en campaña electoral.

Quieren hacer creer que los que hacen del barrio un espacio de intercambio de valores humanos son los mercenarios de siempre, impostados con capucha que salen de sus cloacas al oler la carroña.

Siete días de violencia en las calles de Gracia para seguir imponiendo el discurso tecnócrata del miedo. Y el resto de días, 358, para silenciar la violencia estructural del sistema.

941 personas sin techo en Barcelona.

10.500 personas utilizan comedores sociales.

87.471 comidas en 2015.

En un país de ciegos ni el tuerto es el rey.

 

Imprimir Imprimir
Versión PDF PDF
Enviar por e-mail Enviar
Corregir
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0