Granada
200 kilómetros a pie para doblegar a Cajamar

Stop Desahucios Granada 15M realiza una marcha hasta Almería para conseguir soluciones para dos familias.

19/04/16 · 11:24
Momento de la marcha Granada-Almería.

Una decena de personas, con apoyo de otras que se van incorporando cada jornada, recorre desde este domingo 17 de abril el trayecto entre Granada y Almería. Se trata de una marcha organizada por Stop Desahucios Granada 15M, el principal movimiento por la vivienda en esta provincia del sureste peninsular. La marcha tiene como objeto hacer ceder al Grupo Cajamar, un conglomerado de cajas rurales con sede en Almería que en 2015 consiguió un beneficio de 70,2 millones de euros.

El pasado octubre, Stop Desahucios inició una campaña para que la entidad resolviera dos casos de familias hipotecadas. Una de ellas es la de Carmen Rivera, quien explica a Diagonal que Cajamar pretende quedarse con la casa de Pinos Puente donde viven su hijo Abraham Salazar, su nuera Lidia Mejías y las dos niñas de la pareja, de cuatro y un años de edad. La familia lleva tres años sin poder pagar las cuotas. No sólo es esa casa el problema, sino que Cajamar también quiere arrogarse la vivienda de Carmen Ruiz, madre de Rivera con 85 años de edad y problemas de salud, y avalista de la hipoteca de su nieto.

“Firmamos lo que no teníamos que firmar”, reconoce con resignación Rivera, en referencia a haberse fiado de notario y responsables del banco a la hora de endeudarse. Rivera, que realiza sólo algunos tramos de la marcha por tener que hacerse cargo de su madre, indica que desde octubre “Cajamar ha ofrecido muchas cosas, pero en ninguna de las opciones mi madre se queda en su casa”.

La dación en pago de la vivienda para Salazar y Mejías, así como liberar a su abuela de la deuda, es la reivindicación de la familia, y de Stop Desahucios, en este caso. La dación en pago es el objetivo también para el caso de Isabel Bonal, una trabajadora del comercio en paro de 37 años que vive en Belicena con su marido José Manuel Jiménez, con la misma edad y dueño de un taller mecánico, y sus tres hijos de edades comprendidas entre los cuatro y nueve años.

En 2005, la familia cambió su hipoteca desde el Banco Popular a Cajamar “porque creíamos que las condiciones eran mejores”, remarca Bonal con ironía.

“Estuvimos pagando bien, pero las cuotas subieron a 1.100 euros, hicimos varias refinanciaciones hasta que en 2012 hicimos la última”. Ya en paro, en abril de 2014 entregaron el primer escrito para obtener la dación y librarse de la gran deuda que acumulan. Cajamar se niega porque Bonal junto a sus hermanas recibió en herencia de su madre la casa donde reside su padre. “Su ‘solución’ es que vendamos esa casa y echemos a la calle a mi padre”, señala indignada. “El banco ya no nos quiere ni ver”, dice, por lo que espera que la marcha, de la cual forma parte, ayude a desbloquear la situación.

Conflicto bloqueado

Stop Desahucios, con importante presencia tanto en Granada capital como en un área metropolitana arrasada por la crisis económica, afirma haber conseguido soluciones para un centenar de familias sólo en 2015. En este caso, se ha encontrado un hueso duro de roer. Son ya seis meses de acciones periódicas en las oficinas de Cajamar, una de ellas en la sede central de Cajamar en Almería, denuncias públicas y empapelamiento de sucursales. Sin embargo, la entidad mantiene los casos bloqueados.

De ahí surge la idea de la marcha a pie entre las dos capitales andaluzas, que llegará a Almería el día 27 y cuenta con el apoyo de diversas asambleas por la vivienda de las dos provincias. En el comienzo de la marcha, que el mismo domingo llegó a Alhendín y el lunes alcanzó Dúrcal, uno de sus integrantes, Paco Sánchez, declaraba a la prensa: “Hacemos esta marcha a la vista del inmovilismo de Cajamar. El fin último es que el banco no se quede con las dos viviendas. Tiene que resolverse, no hay alternativa. Es un atropello y vamos a hacer lo que sea para pararlo”.

Imprimir Imprimir
Versión PDF PDF
Enviar
Corregir
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

1

  • |
    mari reyes
    |
    19/04/2016 - 12:36pm
    Este banco es de cor caja mas son una manada de chorizo se an quedado ya con una casa que esta mas que pagada ya la deuda y quiere que darse con otra y de Isabel igual quiere la herencia de su madre viviendo el padre que es parte de la herencia y no tiene nada que ver hechalo a la calle Que quite la gente KAS cuentas de caja mas so unos estafadores si no lo hace a la entrada la hace a la salida están engañando a todos