Esperan que en abril el área de coordinación territorial presente nuevas opciones
Patio Maravillas: ocho meses sin solución viable para el realojo

El centro social madrileño sigue sin llegar a un acuerdo con el Ayuntamiento para reubicar su proyecto en un local municipal.

18/03/16 · 14:16

El centro social madrileño Patio Maravillas ha vuelto a dar señales públicas de vida. Lo que está siendo una actividad silenciosa de redefinición del proyecto y de búsqueda de una salida estable ha saltado hoy al público con un comunicado, el tercero desde que hace 8 meses el proyecto fuera desalojado de su tercera sede en la calle Divino Pastor. Esta espera sin un local de referencia es la primera desde que se ocupara la primera sede del Patio en 2007.

Las activistas destacan el peso que ha tenido la llegada al Gobierno municipal de Ahora Madrid en la redifinición de los movimientos sociales en la ciudad. “En ese contexto en el Patio Maravillas vivimos nuestros propios procesos paralelos: desalojos, recomposición, reflexión y resituación”, algo que relacionan con una situación general de escasez de espacios ciudadanos.

Leer más: Doce razones por las que el Patio Maravillas es importante

El comunicado es abiertamente crítico con las directrices del nuevo Ayuntamiento para la cesión de espacios públicos municipales, que valoran “con reserva e incluso decepción”. El área de Coordinación Territorial presentó las directrices para este marco en febrero, el primero con el que se intenta hacer una definición jurídica y una metodología para que el asociacionismo pueda optar a gestionar locales municipales. Una portavoz del centro social ha explicado a Diagonal que las principales diferencias tienen que ver con la composición de la mesa de seguimiento de las cesiones -el ayuntamiento quiere que esté formada exclusivamente por técnicos municipales- y por colocar el coste de posibles reformas y licencias exclusivamente en las asociaciones, entre otros motivos. No obstante, ha precisado que el Patio hará una valoración más detallada de este marco de cesión de locales junto con los demás grupos de la Red de Espacios Ciudadanos, en la que participan con otros centros sociales de la ciudad.

Leer más: Madrid prepara un marco común para la cesión de espacios

Es en este marco que el propio Patio ha optado a gestionar una primera ronda de 5 locales, que de momento ha rechazado por su emplazamiento -fuera del barrio de Maravillas, donde el colectivo ha tenido sus tres sedes-, o por no ser lo suficientemente grandes. El colectivo espera acceder a una siguiente ronda de locales que se presentarán en abril. En el proyecto que también han hecho público hoy junto con el comunicado, el Patio calcula en 50.000 el número de personas que han pasado al año por sus sedes, y estima en 3.000 metros cuadrados el espacio necesario para desarrollarlas. El centro social aceptó una oferta inicial del Ayuntamiento sobre la cesión del inmueble de la calle Alberto Aguilera, 20, algo que el consistorio finalmente retiró de las opciones disponibles. 

Motor del otro Madrid y laboratorio municipalista

Desde su primera ocupación en la calle Acuerdo en 2007, el Espacio Polivalente Autogestionado Patio Maravillas ha sido un motor del otro Madrid. Por sus paredes han pasado colectivos de denuncia de la precariedad como Juventud Sin Futuro o la Oficina Precaria, por la autoorganización de los migrantes como la Oficina de Derechos Sociales o la campaña Yo Sí Sanidad Universal, o por la economía social y cooperativa como el Mercado Social de Madrid.

Pero fue con el 15M, como reconoce el propio Patio en las páginas del proyecto que presentan hoy, que este centro social comenzó a convertirse en un referente más amplio: ”Con la explosión del 15M, el Patio como laboratorio para esa otra democracia se desborda, se queda pequeño. En este sentido, el Patio Maravillas huye de sí mismo para transformarse en una infraestructura al servicio de lo que está sucediendo”, valoran. Junto con otros colectivos, la asamblea del Patio fue también central en las primeros debates municipalistas que terminaron cristalizando en Ganemos Madrid y en la candidatura de Manuela Carmena, algo que ha resultado especialmente delicado para el proyecto por la súbita relevancia mediática de conocidos militantes del centro social como los hoy concejales Guillermo Zapata y Celia Mayer.

Tags relacionados: Patio Maravillas centros sociales
Imprimir Imprimir
Versión PDF PDF
Enviar
Corregir
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

1

  • |
    javierr
    |
    18/03/2016 - 10:47pm
    Nunca se convirtió en ninguna referencia para los propios vecinos de Malasaña.. Yo creo que ahí había más fiestas que actividad política o cultural..El sitio más visitado era el bar, cuya existencia o necesidad nunca alcancé a entender demasiado..