Conferencia europea
Más de 150 políticos y activistas firman el llamamiento 'Un Plan B para Europa'

Cientos de activistas, políticos e intelectuales de la talla de Yanis Varoufakis, Ada Colau, Susan George, Ken Loach, Teresa Rodríguez, Carlos Sánchez Mato, Miguel Urbán, Marina Albiol o Noam Chomsky, firman el llamamiento ‘Plan B, contra la austeridad, por una Europa democrática’ y convocan a una conferencia europea que se celebrará en Madrid los días 19, 20 y 21 de febrero.

15/01/16 · 12:31
Yanis Vaorufakis junto a Gerardo Pisarello, primer teniente de Alcaldía de Barcelona. / Marc Lozano

El llamamiento Plan B contra la Austeridad, que nace casi de forma paralela al movimiento DiEM25 (Democracy in Europe Movement 2025) lanzado por el exMinistro Yanis Varoufakis hace sólo unos días, ha sido lanzado hoy, 15 de enero, con la intención de denunciar una Europa falta de democracia, insolidaria y basada en la “austeridad que privatiza los bienes comunes y destruye los derechos sociales y laborales en lugar de hacer frente a las causas iniciales de la crisis, la desregulación del sistema financiero y la captura corporativa de las instituciones de la UE a través de los grandes lobbies y las puertas giratorias”, tal y como indica el texto.

Esta iniciativa es lanzada por personalidades del mundo de la política, intelectuales y activistas de movimientos sociales entre los que se encuentra el ex-Ministro de Finanzas Yanis Varoufakis junto con la ex-presidenta del Parlamento griego Zoe Konstantopoulou, los eurodiputados de Podemos e Izquierda Unida, Lola Sánchez, Miguel Urbán, Marina Albiol y Javier Couso, la alcaldesa de Barcelona Ada Colau, el alcalde de Cádiz José María González “Kichi”, el concejal de economía y hacienda de Madrid Carlos Sánchez Mato, la presidenta del Transnational Institute Susan George, el lingüista y activista estadounidense Noam Chomsky, Yayo Herrero de Ecologistas en Acción o el director de cine Ken Loach.

Plan B Llamamiento

 

Ante la Europa de la austeridad, la desigualdad, precaria, insolidaria y “gobernada de facto por una tecnocracia al servicio de los intereses de una pequeña, pero poderosa, minoría de poderes económicos y financieros” en la que nos encontramos en estos momentos, el llamamiento propone una mayor coordinación, colaboración y cooperación práctica entre los movimientos sociales, plataformas ciudadanas y ONG que ya se han puesto a trabajar para cambiar esta Europa, como la campaña No al TTIP, Blockupy o las Euromarchas. Una unión de fuerzas solidaria e interancionalista que pueda plantar cara a la Europa de la austeridad.

Para ello, los firmantes del llamamiento, han convocado a la ciudadanía a participar en una conferencia europea que se celebrará los días 19, 20 y 21 de febrero en Madrid, en la que se celebrarán exposiciones, charlas y talleres para debatir sobre deuda, moneda, migración, derechos laborales, estructura europea o comercio internacional.

Artículo Publicado en El Salmón Contracorriente.

Tags relacionados: Plan B contra la Austeridad
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

5

  • |
    Fidel Franco González
    |
    21/01/2016 - 4:36pm
    Ya es hora de iniciar el proceso de recuperar la dignidad. Fidel
  • |
    Matías Escalera
    |
    17/01/2016 - 8:49pm
    Está visto que nos va lo pequeño, nuestro pueblo, la patria chica, o nuestra mega/super/hiper/chachi nación... El mundo de fuera no existe y si existe está mal hecho, a nosotros que no nos pidan cuenta, nosotros nos quedamos en nuestro pueblecito, en nuestra patria chica, cada vez más chica, en nuestra mega/super/hiper/chachi nación, ombligo del universo mundo... Y Europa, qué es Europa y el proyecto europeo más que una parida de capitalistas... a nosotros plin, nosotros con nuestro pueblo, con nuestra patria chica, cada vez más chica, con nuestra mega/super/hiper/chachi nación, en donde reinaremos republicanamente, claro, la república independiente de mi casa, proyecto IKEA, ¡dios, europeo!, nada eso habrá que cambiarlo... ahora será el imperio pueblerino de nuestra casa... eso sí, nada de Europa y del mundo que nos rodea, que está mal hecho y a nosotros que no nos vengan con macanas, que nosotros en nuestro pueblo estamos como dios, ¿o no es verdad?
  • |
    jose ramon amilibia
    |
    16/01/2016 - 7:20pm
    Por la europa de los pueblos, y contra la austeridad.
  • |
    José Martínez Carmona
    |
    16/01/2016 - 11:23am
    @#1 Más que comentar, añadiría: Al no mentar al lobo, el CAPITALISMO, dando que pensar que desaparecería con el nombre el peligro para los borregos, más parece un plan "BEEE..." borreguil buscando un lobo bueno, como parece ser que fue --para EUROPA, aquel CAPITALISMO al acabar la S. G. Mundial -- muy bueno con la ESPAÑA franquista, el PORTUGA salazarista y también con GRECIA, sin mentar a las colonias, especialmente bueno con ARGELIA, donde decenas de miles de personas que se manifestaban pacíficamente en SETIF, pidiendo independencia, fueron masacradas por las tropas del muy democrático general DUVAL. Mi impresión es que estos firmantes, no faltos de cultura todos ellos, no ignoran que lo que están pidiendo son peras al olmo, y lo que pueden conseguir es desviar lo que debiera ser un movimiento liberador de clase, hacia la vía muerta de un CAPITALISMO ya globalizado e instalado en un proceso prepotente, desastroso y genosídico sin marcha atrás. ¿Desenmascarar al enemigo de clase o cambiar "los socios malos" por "socios buenos"? That is the question.
  • |
    Bienzobas
    |
    15/01/2016 - 8:39pm
    La UE lleva dando golpes de estado, o sea, de estados, desde que existe. ¿Qué otra acosa podemos hablar de esa imposición de un jefe de estado "técnico" a Italia, el tal Monti? Y ahora nos preocupa que la UE refuerce su mandato en Grecia, tal y como mandan los poderes económicos. ¿Para qué sirve la UE? ¿Para fortalecer el capital? ¿Acaso es que no recordamos cómo se montó la UE, es decir, sus orígenes capitalistas: la Comunidad Económica del Carbón y del Acero (los grandes capitales alemanes), el Tratado de Roma (los grandes capitales de Alemania, Francia, Luxemburgo...)? ¡Qué poca memoria tenemos! Ahora nos rasgamos las vestiduras porque la UE es coherente con sus raíces. ¡Qué poca memoria tenemos!
  • Tienda El Salto