Fotogalería
Darío y Maxi: la memoria ardiente de la rebelión popular argentina

En junio se celebró el primer aniversario del cambio de nombre de la estación de Avellaneda en homenaje a los activistas Darío Santillán y Maximiliano Kosteki, asesinados en 2002.

, Fotos Tadeo Bourbon y Anita Pouchard Serra
14/08/15 · 8:00
En junio se celebró el primer aniversario del cambio de nombre de la estación de Avellaneda en homenaje a los activistas Darío Santillán y Maximiliano Kosteki, asesinados en 2002.

26 de junio 2002, a pocos meses de la crisis argentina de diciembre de 2001, los suburbios del sur arden y se preparan para una manifestación masiva hacia la capital, Buenos Aires. Las asambleas populares, los movimientos de trabajadores desocupados (MTD), jóvenes o jubilados demandan trabajo y comida en el medio de una Argentina atravesada por un caos político y social que parece no tener fin.

La represión no se hace esperar en el Puente Pueyrredón, puente de acceso principal al sur de la capital. Darío Santillán, militante emblemático del MTD Lanús y Maximiliano Kosteki, de trayectoria militante mas reciente, son matados a balazos en el medio de la estación de trenes de Avellaneda. Clarín, medio masivo conservador y grupo de prensa de los más grandes, publicara al día siguiente la portada "La crisis causó dos nuevas muertes ", acusando a los piqueteros de haberse matado entre si. Una versión finalmente desmentida por dos reporteros gráficos, cuyas fotos muestran los disparos de la policía hacia los dos jóvenes en el hall de la estación.

El acontecimiento marcó a una generación de militantes y sectores populares de la sociedad argentina, que ocuparon varios meses de la estación en forma de protesta. De ahí, la tradición de la ocupación el 25 y el 26 de junio de cada año.

Actos políticos, intervenciones artísticas, transmisión en vivo de medios alternativos, conciertos de apoyo y caminata nocturna de antorchas, la estación Avellaneda se llena de vida, no solo para dar un homenaje a los caídos de forma pasiva sino para pedir justicia y mantener viva la memoria de Darío y Maxi, hoy y sobre todo mañana, para así "multiplicar su ejemplo".

Así poco a poco el nombre Estación Darío y Maxi reemplazó en las mentes y pintando los carteles el de Avellaneda. Después de una larga batalla legislativa y movilización popular constante, el cambio de nombre se votó finalmente en 2013 y se realizó en el lugar en 2014. Un primer paso hacia un nuevo reconocimiento de la causa, mientras que los líderes políticos de la represión siguen ejerciendo en total impunidad.

Estos 25 y 26 de junio 2015 por lo tanto han marcado el primer año de vida de la estación Maximiliano Kosteki Darío Santillán y estas imágenes reflejan 24 horas de un lugar atípico donde los 500.000 viajeros que pasan día a día se frotan a la memoria popular activa, siempre ardiente. Un ejemplo de construcción colectiva en torno a Darío y Maxi, siempre presentes.

Tags relacionados: Argentina Buenos Aires Clarín
Imprimir Imprimir
Versión PDF PDF
Enviar
Corregir
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0