Fotomovimiento: cuatro años de activismo fotográfico

El libro 'Fotomovimiento. 4 años de testimonio fotográfico' incluye 200 fotografías y una docena de textos para materializar en papel el trabajo de este colectivo de fotoperiodistas.

24/03/15 · 12:03

 

Arrancaron de la plaza Cataluña y se extendieron por los barrios y más allá de la ciudad de Barcelona. Fotomovimiento surgió al calor de la Acampada que, en 2011, ocupó el centro de la capital catalana. De la veintena de integrantes que han formado parte del proyecto, nueve siguen en activo como testigos fotográficos de los movimientos sociales, acompañando las luchas, las reivindicaciones y las personas protagonistas de la protesta social en los Países Catalanes y en el Estado español. Fotomovimiento ya ha publicado más de 12.000 imágenes en su página de Flickr en 731 álbumes, cada una instantánea y reflejo de un llamamiento, de una demanda, de un momento de indignación. Ahora, el colectivo ha editado un libro junto con la asociación DateCuenta.


Nos encontramos con el colectivo en el Pati Llimona, centro cívico en el que imparten cursos de fotografía y han organizado exposiciones con sus instantáneas. Monica Parra y Tono Carbajo son dos de los veteranos del grupo. Ella formó parte incluso antes de que fueran Fotomovimiento, cuando todavía se encontraban bajo el paraguas de la Acampada BCN Audiovisuales, documentando el alud de protestas ciudadanas nacidas a raíz del 15M. Él se sumó justo cuando acababan de hacer el tránsito hacia el nuevo colectivo que, en la actualidad, se ha convertido en referente fotográfico del latido de las personas que luchan diariamente para defender sus derechos fundamentales.

Entendíamos que la acampada había sido el principio de algo. Había mucha ilusión y ganas de seguir con esto“Entendíamos que la acampada había sido el principio de algo. Había mucha ilusión y ganas de seguir con esto”, responde Monica Parra a la pregunta de por qué siguieron más allá de la plaza. “Vimos que los problemas no se acababan allí, que había que continuar el trabajo y empezar este algo nuevo. Todo estaba en los barrios, en pequeños colectivo, y nosotros nos acercamos”, explica la fotógrafa.

“Nacimos para ser un altavoz”

Tanto ella como Tono Carbajo ríen cuando se les comenta que su logotipo los ha acompañado desde entonces: la imagen insignia de Fotomovimiento es un diafragma con la marca de la acampada barcelonesa al centro. Dicen que, seguramente, esta imagen los acompañará siempre, porque son sus raíces. En la plaza conocieron algunos de los colectivos con quienes, hoy en día, todavía comparten trincheras. La “Gent Gran”, los Iaioflautes, las asambleas de la PAH… Y toda una serie de grupos que se han ido encontrando a lo largo de los años, a medida que la actualidad gestaba nuevas protestas. Es el caso de 'Ojo con tu Ojo' y 'Stop Bales de Goma', la gente del Ágora Juan Andrés Benítez, las activistas de Stop Pujades, las Mareas de diferentes colores, ‘Tanquem els CIE', 'Prostitutas Indignadas', luchas laborales como la de Panrico, la protesta estudiantil, desalojos como el de La *Carboneria o el intento frustrado en Can Vies. Y un largo etcétera.

Repasar las imágenes de Fotomovimiento en Flickr es dar un vistazo al archivo histórico de la protesta social barcelonesa. Las fotógrafas del colectivo se han acercado a múltiples reivindicaciones a lo largo de estos años y han formado parte de ellas. “Acabas estableciendo relaciones personales, de afecto, con la gente implicada en estas luchas”, dice Parra. “Les hemos ido encontrando en las calles. O nos han encontrado a nosotros, han llamado a nuestra puerta y nos han pedido que les acompañemos. Nosotros nacimos para ser un altavoz”, explica sonriente.

“Es dramático, el silencio al cual se someten varias luchas desde los medios de comunicación generalistas”, acusa Tono Carbajo. “Es totalmente escandaloso que haya una cincuentena de personas encerradas en un banco en medio del Passeig de Gràcia durante varios días y que no pase ningún medio mainstream a preguntar por qué están allí”, denuncia este fotógrafo. “La gente sale a la calle a manifestarse, a implicarse y a combatir; este es su granito de arena”, explica Parra. “El nuestro es hacer las fotografías para ayudar a visibilizarles. Éste es nuestro papel”, afirma.

La gente sale a la calle a manifestarse, a implicarse y a combatir; éste es su granito de arena. El nuestro es hacer las fotografías para ayudar a visibilizarlesHan sido testigos de la impotencia, la indignación y la miseria. Pero también han colaborado en pequeñas y en grandes victorias. Como fue la ocupación del bloque de Salt por parte de la PAH, donde las fotógrafas del grupo se quedaron a dormir con las activistas. O la huelga de Lantero, donde trabajadoras gallegas afrontaban un ERE y a partir de la conexión con el colectivo hallaron una red de solidaridad con otras trabajadoras en todo el territorio español, decisiva para evitar el despido de la plantilla. También ahora, con la noticia de cómo la lucha de Ester Quintana hará sentar al banquillo de los acusados a dos antidisturbios de la BRIMO catalana.

“Nos dejamos emocionar por las fotografías que hacemos”

Aquello que los diferencia de los medios generalistas, consideran, es que los miembros de Fotomovimiento siguen el día a día de la gente, se involucran en sus problemas. “Ves a estas personas tantas veces que sus historias son las tuyas, también”, confiesa Parra. Las fotógrafas del colectivo no son ajenas a las demandas y protestas que siguen a diario: ellas mismas han vivido, de una manera u otra, la indignación y la rabia hacia un sistema que exacerba la miseria social a través de la precariedad en alza.

 

Son asamblearias, auto-gestionadas y no reciben ningún tipo de financiación externa, ni en forma de subvenciones ni en cuotas para acceder a su archivo fotográfico. Han decidido no colaborar ni ceder fotografías a los medios que puedan ir en contra de su código ético; por eso, trabajan con grupos afines, como son DateCuenta o la Directa. “Nos hemos encontrado grandes medios, que acababan de despedir plantilla, que nos pedían fotos. No queremos que manipulen nuestras fotografías para satisfacer a su accionariado”, explica Carbajo. “Nosotros nos dejamos emocionar por determinadas situaciones, por determinadas imágenes y por determinadas personas. No entendemos lo que estamos haciendo desde una falsa neutralidad. Es más, la neutralidad, en este caso, puede llegar a ser cínica”, defiende este fotógrafo.

Traspasar al papel la memoria de cuatro años de militancia fotográfica

Afrontan la represión creciente con la convicción de que, más que nunca, tienen que seguir apoyando a las pequeñas voces de protesta que surgen por todas partes. “Nos hemos hecho más valientes con el tiempo”, explica Parra. “Todo esto que está pasando”, comenta Carbajo, “toda esta gran estafa que estamos viviendo ha roto un vidrio y ha hecho visible aquello que hay detrás del espejo, que es exactamente lo mismo que había, con Franco y después. Hemos vivido un espejismo de democracia, porque pocas personas utilizaban realmente su libertad”. Y quieren seguir documentando qué hay detrás del vidrio roto.

Doce comunicadoras han colaborado de manera altruista, describiendo con sus palabras las imágenes de Fotomovimiento. Nombres de periodistas, activistas, abogadas o académicas como Manel Armengol; Victor Saura; Guillem Martínez; Lali Sandiumenge; David Fernández; Mónica Solanas; Enric Duran; David Couso; Montse Armengou; Andrés G. Berrio; Mª Jesús Izquierdo y Marta Sibina han querido participar en este proyecto editorial. Una documentación fotográfica que, bien pronto, se podrá encontrar en papel en el mes de mayo de este año, cuando la pre-compra a través del crowdfunding se haga efectiva. La fecha no es casual: Fotomovimiento celebrará sus cuatro años de trayectoria desde la acampada en Plaza Cataluña. “El libro representa seguir avanzando en nuestro proceso de crecimiento como personas, como grupo y como activistas”, concluye Parra, con convicción.

Imprimir Imprimir
Versión PDF PDF
Enviar por e-mail Enviar
Corregir
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

Boletín