Resistencia vecinal en Vigo
Cargas policiales en el traslado del barco a la rotonada de Coia

La vecindad denuncia que por lo menos seis personas resultaron lesionadas. Un fuerte dispositivo con cientos de antidisturbios y policías locales custodió el barco durante todo el trayecto. La obra podría ser inaugurada en los próximos días.

19/02/15 · 11:56

El Bernardo Alfageme está ya en la rotonda de Coia, tras dos meses de resistencia vecinal. Cientos de agentes antidisturbios y de policías locales escoltaron el buque desde su salida del puerto. Allí se concentraron el colectivo vecinal, en un último intento por evitar que la obra se llevar a cabo. No lo consiguieron, a pesar de la resistencia pasiva, superados por el fuerte dispositivo policial.

Desde las 20.30h, decenas de personas se sumaron al grupo vecinal para mostrar su descontento frente al Alfageme, preparado para ser remolcado en la zona portuaria. Dos unidades de la UIP custodiaban la puerta de salida en la avenida de Beiramar, mientras varias patrullas municipales acordonaban la zona. En las calles próximas, esperaban decenas de agentes en los furgones, a la espera de órdenes.

No fue hasta poco antes de la 1.30h cuando comenzó el traslado, tres horas más tarde de lo anunciado. La policía rodeó primero al grupo vecinal, que fue retenido durante unos minutos. Nadie podía salir del cordón a pesar de que el Alfageme no se había movido todavía. "Por la ley de seguridad ciudadana 1/92", aseguraba el oficial al mando, tras empujar a los concentrados hacia la acera.

Los hombres fuertes de Caballero, presentes en el traslado

A pocos metros, lejos del grupo de vecinos y de la prensa, seguían la actuación policial los concejales de Seguridad, Carlos López Font, y de Jardines, Ángel Rivas, secretario de organización del PSOE local, imputado en el "caso hormigón" e investigado en la Operación Patos.

El Bernardo Alfageme salió dirección Coia, subiendo por la calle Coruña y torciendo en Plaza América hacia la Rotonda de la Avenida de Castelao. El fuerte dispositivo policial rodeó el barco varios metros a babor y estribor y comenzó la procesión a pie, los 4,3 kilómetros que culminaban los deseos del alcalde Abel Caballero.

Cargas antes de llegar a la rotonda

Pero los vecinos volvieron a ponerlo difícil. Aprovechando que el Alfageme chocó con el túnel de entrada a Castelao, varios vecinos y vecinas se unieron con tubos por los brazos unos metros por delante. En pocos segundos, el cordón policial los alcanzó y, uno a uno, fueron sacándolos fuera de la calzada. Fuentes vecinales señalan que, por lo menos, seis personas terminaron lesionadas por las cargas.

El barco arrancó de nuevo y llegó sin complicaciones a la rotonda, donde ya lo esperaban las grúas. La policía había conseguido encerrar a los vecinos en la acera e impedía el paso en otra dirección. Denuncian que el de dispositivo ha sido desproporcionado y los participantes de la protesta se preguntan cuál ha sido su coste.

El Ayuntamiento quiere inaugurarlo en pocos días

El Bernardo Alfageme ya está en la rotonda, desde las 2.30h de este jueves, donde continúan apurando los trabajos para acomodarlos. Según López Font, el gobierno municipal pretende inaugurar la obra en pocos días. Por su parte, los vecinos se reunirán mañana y decidirán en asamblea cuál es el futuro del movimiento, aunque anticipan que este no será el final.

El artículo original ha sido publicado por Vigo Dixital.

Imprimir Imprimir
Versión PDF PDF
Enviar por e-mail Enviar
Corregir
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0