Centros sociales
Una hoja de ruta para preservar el proyecto Patio Maravillas

El centro social se muestra abierto al diálogo con el Ayuntamiento para encontrar un espacio acorde a sus necesidades y advierte a la Administración local que tomará un edificio de titularidad pública antes de mayo si no obtiene respuesta a sus peticiones.

08/01/15 · 15:15
Dos portavoces del Patio Maravillas, arropadas por representantes de organizaciones y partidos políticos, esta mañana en el centro social. / Álvaro Minguito

Activistas del Patio Maravillas, arropadas tanto por sus compañeros como por múltiples representantes de partidos y de organizaciones de la sociedad civil, han anunciado esta mañana una hoja de ruta encaminada a preservar el proyecto. Desde el centro social, que funciona desde hace 8 años en el madrileño barrio de Malasaña, se muestran “abiertos al diálogo con el Ayuntamiento para buscar un espacio que permita seguir desarrollando las actividades normales del colectivo”, y exigen al Consistorio “que las reuniones concluyan en soluciones materializables antes del próximo 1 de mayo”, según ha explicado Lucía, una de las portavoces del centro, esta mañana. De no producirse la cesión, advierten que tomarán “un edificio de titularidad pública antes de las elecciones de mayo”. Con independencia tanto del proceso judicial que dirimirá su permanencia o no en la sede de Pez 21, como de las negociaciones con la alcaldía, aseguran que “el proyecto del Patio va a permanecer”.

Las portavoces han querido agradecer a los vecinos y diversas organizaciones su participación en la manifestación de apoyo al colectivo del pasado 5 de enero, que terminó con la ocupación –y desalojo– de un edificio abandonado, propiedad del Ayuntamiento en la zona de Alonso Martínez. Asimismo, han denunciado la falta de voluntad política por parte de las instituciones, que defienden, a su juicio, “el modelo especulativo, el Madrid de marca y de olimpiadas que nunca llegan”. Un hecho que se demuestra, consideran, con la acción del pasado lunes. “El único argumento del Ayuntamiento para no darnos una solución es que no existe ningún espacio vacíos en el centro de Madrid, acorde a las características que necesitamos. El lunes demostramos que el Ayuntamiento miente”.

Los representantes que se han acercado al acto para mostrar su apoyo al proyecto –muchos de ellos intercedieron también el pasado lunes para intentar evitar el desalojo– han coincidido en que se trata de un espacio necesario en la ciudad, para fomentar la participación ciudadana, la democracia y la lucha contra los procesos especulativos.

Ada Colau, de Guanyem Barcelona, ha dicho del Patio Maravillas que es “un espacio social y cultural que, a la altura de su hermoso nombre, ha sido referente para un montón de procesos colectivos que iban más allá de la ciudad de Madrid”. Es además “imprescindible en una sociedad democrática”, sostiene Colau, que ha acusado al Ayuntamiento madrileño de estar cometiendo un error, ya que “en su mano está la mejor de las soluciones posibles, que es dar uno de los muchos espacios que tiene”. En opinión de Luis Alegre, de Podemos, “el patio se ha ganado una legitimidad propia. Espacios como éste son garantía de una ciudadanía viva”.

Según Inés Sabanés, portavoz de EQUO en Madrid, “el Ayuntamiento tiene la obligación de garantizar espacios de trabajo en pro del bien común”. Sabanés ha agradecido además al Patio el hecho de ser una “causa común capaz de juntarnos a todos –en referencia a los partidos presentes– algo que podría trasladarse a la ciudad”. Por su parte, María Espinosa, de Izquierda Unida, ha defendido que apoyar al Patio es apoyar la participación ciudadana y ha denunciado que “si las instituciones gobernaran para la gente, promoverían espacios como éste”. Desde Ganemos Madrid, Pablo Carmona, ha querido destacar que “una de las cosas más interesantes del Patio es que pone en contacto a toda esa inteligencia de la ciudad que está generando política al margen de unas instituciones que cada vez están más ciegas y sordas a las necesidades de sus vecinas y sus vecinos”.

Es un espacio imprescindible también en opinión de Ignacio Murgui, de la Federación Nacional de Asociaciones Vecinales, “por ser una profundización de la democracia y la participación ciudadana”. Por último, Yayo Herrero, de Ecologistas en Acción, ha expresado que al reivindicar “espacios públicos o vacíos para uso ciudadano, también estamos poniendo el dedo en la llaga de mucho de lo que ha sido el proceso especulativo y destructivo que ha habido en los últimos años. Estos procesos ponen en valor el patrimonio cultural, inmobiliario y el territorio a disposición de las personas”

Regalar Diagonal encaja...
 

+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

Tienda El Salto