El Patio Maravillas se declara en peligro de extinción

El centro social madrileño eleva el nivel de alerta ante el inicio de un proceso judicial por vía penal.

01/10/14 · 11:35
Concierto de Fermín Muguruza en el anterior inmueble que ocupaba el Patio Maravillas, en 2009. / Patio Maravillas

Desde hace unos meses la situación de diferentes centros sociales autogestionados de Madrid pende de un hilo. Tras el desalojo del Centro Social La Traba el pasado día 20 de agosto, hoy el Patio Maravillas, uno de los espacios con mas actividad de Madrid, hace público un comunicado por el cual eleva el nivel de alerta sobre la situación legal del mismo y, por lo tanto, sobre el inicio de un proceso judicial por vía penal que culmine con el desalojo del espacio.

Amaia Martín, una de las portavoces del colectivo, apunta: "Hace aproximandamente seis meses la empresa Nivel29 compró el edificio con bicho dentro, tal y como se conoce en el argot del gremio inmobiliario a los ocupantes indeseados de un edificio. Esta empresa, que por lo que sabemos es la que ha puesto en marcha el mercado de San Ildefonso, recientemente inaugurado en la calle Fuencarral, se dedica a la promoción y gestión inmobiliaria y, en nuestra opinión, actúa como un claro agente gentrificador en el barrio de Malasaña". Respecto al anuncio hecho público hoy por el Patio Maravillas, Martín nos comenta que "Nivel29 interpuso una denuncia penal contra el Patio el pasado día 17 de septiembre y de momento hemos decidido que varias compañeras y compañeros se personen ante el juez, lo cual nos permitirá ser parte en el proceso legal, es decir presentar recursos".

Una de las razones esgrimidas por el propietario para solicitar el desalojo del edificio con celeridad es el supuesto estado de ruina del mismo. A este respecto, Martín confirma que "el edifico no se encuentra en estado de ruina bajo ningún concepto", y que "en estos momentos compañeros del grupo Autoconstrucción se encuentran estudiando el expediente realizado por urbanismo a través de las visitas de la inspección técnica de edificios, visitas que con regularidad han realizado en el Patio, para de este modo presentar un documento al juzgado en el que se contrarreste la versión de la propiedad". Además, Martín recuerda: "También es destacable que tras el incendio que sufrimos al inicio del pasado verano, el cuerpo de Bomberos de Ayuntamiento de Madrid realizó una inspección del edificio tras su intervención para apagar el fuego, en la que concluyó que el incendio no había causado daño estructural alguno al edificio".

Modelos de gestión y socialización de los espacios públicos como el que pone encima de la mesa el Patio Maravillas parece que no gustan demasiado a las actuales administraciones y a las empresas que se encuentran junto a ellas. Sobre todo cuando esos modos alternativos son eficaces y funcionan. Este centro social siempre ha mostrado una posición dialogante con el Ayuntamiento, pero dicha administración no quieren negociar nada y ha rehuido todo contacto realizado desde la asamblea del centro social.

Desde que celebró su séptimo aniversario, el Patio Maravillas puso en marcha una campaña, que comenzó con la presentación de la política del Ayuntamiento de Madrid en comparación con el modo de autogestión que espacios como el Patio llevan a cabo. Mientras el Consistorio invierte miles de euros en remodelar las instalaciones del Centro Conde Duque de Madrid para luego no utilizarlo, el Patio realiza actividades para los ciudadanos madrileños dando un uso y un provecho a un espacio que, de lo contrario, sería parte de la especulación inmobiliaria o de la infrautilización. Así lo plantearon los organizadores del séptimo aniversario frente al propio centro Conde Duque en el mes de julio pasado.

Por último, Amaia comenta: "Para nosotras es evidente que hoy en día la ciudad de Madrid se ve atravesada por dos tensiones, una tensión que viene de arriba, junto con lo que se conoce como 'ciudad marca', y otra tensión que viene de abajo y reclama el fin de los proyectos especulativos, que reclama que sean los proyectos que anteponen la vida al beneficio económico los que se coloquen en el centro, para de este modo construir una ciudad que merezca la pena ser vivida".

Acciones y movilización

Ante la denuncia por lo penal la asamblea del centro social anuncia movilizaciones y acciones para denunciar la situación generada e informar a la ciudad de Madrid de los propósitos de empresa y Ayuntamiento para con el espacio, con la intención de que la movilización social pare el desalojo. "Nuestra primera cita es el próximo 25 de octubre, día en el que invitamos a la ciudadanía a venir al Patio a concentrarse para defenderlo y demostrar que la única ruina es la de quien expropia nuestros derechos", informa la asamblea del Patio.

Una ofensiva contra los centros sociales

Las circunstancias del Patio Maravillas no son aisladas. En los últimos meses hemos asistido a una ofensiva contra todos los espacios sociales y autogestionados. A los casos del Patio Maravillas y La Traba, que se comentaba al inicio del artículo, debemos sumar el del centro social La Casika de Móstoles, el cual se encuentra a espera de juicio tras las denuncias por carecer de licencia para realizar las actividades que se desarrollan en el centro.

La Morada, otro de los centros sociales madrileños, ubicado en barrio de Chamberí, también está bajo amenaza de desalojo. En esta ocasión porque los dueños del inmueble no pueden hacer frente a la hipoteca que tienen contraída con el Banco Santander. Aun así, el espacio ha podido presentar alegaciones ante la jueza que instruye el caso y hasta el mes de noviembre no se tendrá noticias de su resolución.

Por ultimo el CS Can Vies en Barcelona, también sufrió un ataque frontal por parte de la instituciones y empresas, que llegaron a derribar una parte del edificio en mayo del presente año. Sobre las ruinas del mismo trabajan los integrantes del centro social para reconstruirlo.

Imprimir Imprimir
Versión PDF PDF
Enviar
Corregir
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

Inicie sesión para comentar