Grupos del 15M quieren que la convocatoria apunte claramente a la responsabilidad de los gestores bancarios
La problemática unidad de la manifestación del 23N en Madrid

Marea Ciudadana, 15M y la cumbre social de CC OO y UGT pueden converger el sábado 23 en una gran protesta en Madrid. La historia de los contactos muestra diferentes maneras de entender el trabajo político.

, Redacción web
15/11/13 · 12:28
Manifestación de mareas ciudadanas el pasado 23F en Madrid / Daniel Rozas

La gran movilización no sectorial del otoño en Madrid sigue sin llegar. Pudo haber sido el 5 de octubre, o el Jaque al Rey convocado en la plaza de Oriente, frente al Palacio Real. En fin, han pasado ya tres semanas del fin de octubre y no se sabe nada de la gran manifestación "unitaria" anunciada en agosto por el coordinador general de Izquierda Unida, Cayo Lara, para exigir la dimisión del Gobierno de Rajoy. Entre medias, se pospuso una gran marcha a Madrid impulsada por el Sindicato Andaluz de Trabajadores prevista inicialmente para noviembre. Una nueva convocatoria para el 23 de noviembre (todo indica que partirá de Plaza de España a las 12h para llegar a la Puerta del Sol) se prevé más masiva y unitaria, pero su intrahistoria muestra que la articulación de esa unidad resulta, por decirlo suavemente, problemática.

El espacio de coordinación Marea Ciudadana —que une distintos sectores en lucha, principalmente del sector público, y que además tiene presencia en otras ciudades— y una serie de asambleas del 15M llevan desde finales del verano promoviendo una manifestación para el día 23 de noviembre. La fecha y principal lema de la convocatoria parte del Tribunal Ciudadano de Justicia, un colectivo/campaña surgido de las asambleas populares del 15M en Madrid. El TCJ tiene ya a punto la primera de una serie de demandas contra los gestores de bancos, cajas y empresas relacionadas con el negocio hipotecario, como las tasadoras. La primera entidad afortunada es Bankia y la tasadora Tasamadrid, y para marcar públicamente la ocasión han querido —y logrado— que el encuentro de 15M y mareas ciudadanas en Madrid, y la manifestación por el centro de Madrid del día 23 de noviembre, tuvieran como reclamo el lema inicial: "Juicio a la banca. Salvemos a las personas. Salvemos lo público" y sirviera como primera llamada de atención pública para presentar la propuesta de trabajo y metodología del TCJ. Con el mayor escrúpulo quincemayista, que siempre ha hecho gala de total transparencia en las convocatorias, seguimiento de acuerdos y publicación de actas, todas las notas de estos encuentros pueden seguirse aquí.

Y en esto llegó la Cumbre Social, una plataforma impulsada por CC OO y UGT en el verano de 2012 con cerca de un centenar de organizaciones de distinto tipo: ONG, de consumidores, vecinales o ecologistas. Esta plataforma convocó el 15 de septiembre de 2012 una gran manifestación en Madrid, apenas diez días antes del Rodea el Congreso. La manifestación pedía al gobierno un referendum sobre los recortes y comprometía a sus impulsores a autoorganizar la consulta ciudadana si Rajoy no atendía la petición. Hasta hoy, dicho referendo no se ha realizado, aunque un eco suyo puede ser la reciente consulta contra la ley Wert impulsada desde CC OO / UGT (una iniciativa no exenta de críticas, pero esa es otra historia).

La cumbre contactó con Marea Ciudadana y asambleas 15M el 29 de octubre para sumarse a la manifestación. Acudió sólo el primer grupo, porque las personas participantes en asambleas 15M consideraron que se les había convocado con demasiada premura. Lo que salió de ahí fue algo más parecido a un no que un sí: los dirigentes de CC OO y UGT no podrían ir en la cabecera ni hablar al final de la marcha. Según fuentes de Marea y del TCJ, la respuesta de Cumbre Social fue que se respetaría la convocatoria y cumbre Social convocaría otro día y con otro lema en caso de no llegar a un consenso. Entre medias, según el TCJ, CC OO y UGT envían a sus delegados un mensaje con la convocatoria del 23, sólo que con horario y lema distintos: desaparece la referencia al juicio a la banca, se añaden las pensiones y permanece "Salvemos lo Público. Salvemos a las personas". Ante la imposición, mareas y TCJ consensúan mover su convocatoria a las 12 horas, la misma hora que CC OO y UGT, y un recorrido ligeramente distinto. Nadie, aseguran, habría entendido dos manifestaciones con prácticamente el mismo lema el mismo día.
 

En estos momentos ustedes se están acordando de las diferencias irreconciliables entre el Frente Popular de Judea y el Frente Judaico Popular. Pero en realidad hay esfuerzos por converger: de hecho, el TCJ ha tenido que estirar desde por la mañana su convocatoria original: tras el cambio de hora forzado por la Cumbre Social, quien quiera acudir a la manifestación y también escuchar y debatir por la tarde en la Puerta del Sol sobre las maneras de extender la denuncia contra directores de sucursales bancarias, ejecutivos y gerentes de las tasadoras, tendrá que haber pasado todo el día en la calle desde las 12 de la mañana.

Empar Pablo, secretaria de movimientos sociales de CC OO y una de las dos representantes del sindicato en la cumbre social, señala a DIAGONAL que para los sindicatos "hubiera sido incluso preferible haber convocado en otra fecha", dado que estas centrales intentan implicar al resto de sindicatos europeos en una jornada común de lucha contra la austeridad y la troika prevista inicialmente para el 14 de noviembre, aniversario de la última huelga general. "Lo importante es que ante la saturación de convocatorias haya una expresión ciudadana común", explica.

Pero lo mínimo que se puede decir es que los acercamientos de esta plataforma han sentado mal, al menos al Tribunal Ciudadano. Ignacio Martín, de la asamblea 15M del barrio del Pilar e implicado en sus inicios en el TCJ, considera que "una de las cosas más evidentes por parte de cumbre social es que ellos ya habían solicitado la fecha del 23 para su manifestación en la que eliminan el tema de la banca", asunto potencialmente delicado para los sindicatos de concertación ya que 15M y TCJ no detendrán sus pesquisas en los gestores bancarios procedentes de la derecha política.

Y para demostrar esta supuesta mala voluntad de CCOO y UGT, desde el TCJ muestran un mensaje de la delegación del gobierno de Madrid: el departamento de Cristina Cifuentes denegaba a mareas ciudadanas y TCJ el permiso para realizar la manifestación porque "el día 24 de octubre [es decir, cinco días antes de que Cumbre social anunciara que se sumaba a mareas y 15M] tuvo entrada en esta Delegación del Gobierno un escrito de los sindicatos CC OO y UGT en el que comunicaban la celebración de una manifestación para el 23 de noviembre, que coincide en el inicio y parte del recorrido, fecha y hora, con la pretendida por ustedes". "Lo positivo es que aunque algunas asambleas decidan seguir adelante, con la manifestación, nos hemos dado perfecta cuenta que necesitan la legitimidad social de 15M para salir a las calles... Y también de las distintas formas de hacer política que hay: unos decidimos de forma pública y transparente; y otros maquinando secretamente" señala Martín. La historia no está en absoluto cerrada y, pese a haber tenido reunión este mismo miércoles, Cumbre Social no ha emitido todavía un comunicado definitivo de la manifestación.

Tags relacionados: 15M Madrid Mareas
Imprimir Imprimir
Versión PDF PDF
Enviar
Corregir
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

10

  • |
    Ibon
    |
    10/12/2013 - 7:15pm
    Por que no habéis&nbsp;buscado fuentes de primera mano como&nbsp;<a href="http://madrid.tomalaplaza.net/">madrid.tomalaplaza.net</a>, la&nbsp;web&nbsp;del Tribunal o de las asambleas&nbsp;15m, mareas, etc?&nbsp;
  • |
    autognomo
    |
    23/11/2013 - 10:14am
    Al contrario de lo que dice el texto, parece que la marea ciudadana decide subirse a la cumbre. Leyendo los comentarios, unos se pasan de revolucionarios y otros que no están de aquí &nbsp;de reformistas..Pues yo prefiero la unión, aunque sea un simulacro, lo de los 4 gatos de siempre de&nbsp;manifa&nbsp;ya me lo conozco. &nbsp;Salud
  • |
    Manuel TJ
    |
    19/11/2013 - 4:08pm
    Vosotros dedicaros a pelearos, que Rajoy se descojona de unos y de otros desde Palacio.
  • |
    Tabaibo
    |
    19/11/2013 - 12:57am
    <strong>La vaca sagrada de la unidad</strong> &iquest;Pero de qué unidad hablamos? &iquest;Unidos con quienes maquinan movilizaciones controladas para demostrar que son la vanguardia esclarecida que &quot;organiza&quot; los tiempos de protesta y visibilidad? Ya va siendo hora de dejar la fascinación por el &quot;número de movilizados&quot; en la procesión correspondiente y trabajar cotidianamente con los auténticos protagonistas de la superación de este tinglado. Los iluminados estrategas y su cohorte de seguidores nunca permitirán (nunca han permitido) que se desarrollen otras dinámicas sociales ajenas a su intervención y necesidad de representación. Quienes sigan creyendo que estos personajes y sus fieles creyentes están por modificar profundamente las relaciones de expolio, o son unos ilusos o unos beneficiados. Y no se trata de interpretaciones sobre las velocidades del cambio. No. Lo que se discute es si realmente esos &quot;compañeros de viaje&quot; están (más allá de los discursos y las poses) por ir cambiando de modelo o solo buscan un maquillaje más atractivo para continuar la explotación. Si no superamos las mentalidades de &quot;éxito&quot; en las procesiones y su &quot;impacto&quot; en los media, seguiremos cavando nuestra propia tumba. Y esa izquierda de salón (institucional) hará las correspondientes exequias.
  • |
    luiser
    |
    18/11/2013 - 12:13pm
    CCOO y UGT&nbsp; después de los años que llevan dando la mano a los poderosos y actuando en contra de sus bases y de los obreros en general deberian dejar de acercarse si quiera a las personas que queremos luchar por nuestro futuro y que no ganamos dinero con ello, semejantes organizaciones han demostrado mas que de sobra que son inútiles contra la dominación capitalista puesto que forman parte de la misma.&nbsp;
  • |
    Ernesto
    |
    18/11/2013 - 11:06am
    A medias con los comentarios precedentes. es deseable la unidad, pero no es un hecho voluntarista, sino el fruto de la lucha en las calles, desobedeciendo al gobierno y sus leyes, exigiendo y proponiendo otras normas de convivencia. Efectivamente, los actores desde la connivencia o la pasividad del desaguisado actual, no son los que pueden garantizar cambio alguno. Ya lo han hecho y así estamos. He propuesto por activa y por pasiva que el TCJ - 15M vaya solo a la manifestación. El miedo a la minoría solitaria en las calles, hace que mis compas busquen la compañía de otras organizaciones que, hermanas o no, tienen intereses delimitados en sus convocatorias. La lucha por conseguir el TCJ que no nos incluyan en la misma mani a los acusadores con los acusados, hace que entremos en un encaje de bolillos con los lemas y las entidades convocantes.La ensalada rusa tiene una receta más sencilla: cambiamos de hora y de día. El 30 de noviembre es un día perfecto para estar al mediodía en la calle y acabar en Sol enjuiciando popularmente a la banca. A esas alturas, ya habremos presentado la querella contra Bankia, el mejor llamamiento a la mani que se nos haya podido ocurrir. Confío más en el sentido común de quienes han aceptado que el 15M defiende los intereses populares y si ven que lo hacemos, nos apoyarán, antes que en quienes prefieren encerrarse en camarillas cerradas a decidir si lo que hacemos y decimos en el TCJ y en el 15M es políticamente correcto o no. Un besoabrazo de oso.
  • |
    Ernesto
    |
    18/11/2013 - 10:32am
    A medias con los comentarios precedentes. es deseable la unidad, pero no es un hecho voluntarista, sino el fruto de la lucha en las calles, desobedeciendo al gobierno y sus leyes, exigiendo y proponiendo otras normas de convivencia. Efectivamente, los actores desde la connivencia o la pasividad del desaguisado actual, no son los que pueden garantizar cambio alguno. Ya lo han hecho y así estamos. He propuesto por activa y por pasiva que el TCJ - 15M vaya solo a la manifestación. El miedo a la minoría solitaria en las calles, hace que mis compas busquen la compañía de otras organizaciones que, hermanas o no, tienen intereses delimitados en sus convocatorias. La lucha por conseguir el TCJ que no nos incluyan en la misma mani a los acusadores con los acusados, hace que entremos en un encaje de bolillos con los lemas y las entidades convocantes. La ensalada rusa tiene una receta más sencilla: cambiamos de hora y de día. El 30 de noviembre es un día perfecto para estar al mediodía en la calle y acabar en Sol enjuiciando popularmente a la banca. A esas alturas, ya habremos presentado la querella contra Bankia, el mejor llamamiento a la mani que se nos haya podido ocurrir. Confío más en el sentido común de quienes han aceptado que el 15M defiende los intereses populares y si ven que lo hacemos, nos apoyarán, antes que en quienes prefieren encerrarse en camarillas cerradas a decidir si lo que hacemos y decimos en el TCJ y en el 15M es políticamente correcto o no. Un besoabrazo de oso.
  • |
    remosqueto
    |
    16/11/2013 - 12:50am
    ahí Luis, en todos los morros. Como dicen, esto es pa mear y no echar gota.
  • |
    David
    |
    15/11/2013 - 9:35pm
    Por cosas como estas esta España como esta, gracias a la incapacidad de hacer un frente común contra la política de Austericidio&nbsp;marcada desde Berlin y seguida ciegamente por este gobierno, seguida por estar completamente de acuerdo con ella, las políticas liberales campan a sus anchas por España. Cuando en este país&nbsp;todos los ciudadanos que padecemos la represión de los mercados que tienen al gobierno del señor Rajoy como su brazo ejecutor, seamos capaces de organizarnos contra las políticas que esta destrozando la vida de millones de españoles, entonces sera cuando a este grupo minoritario de elites les entre el miedo y sera en ese preciso momento cuando comience la verdadera batalla de la guerra de clases, una batalla que en ese preciso momento se luche de igual a igual, una batalla de la clase elitista&nbsp;minoritaria que querrá&nbsp;legitimizar el robo a la clase obrera mayoritaria de sus derechos. Como reflejo de esta incapacidad organizativa de un frente común&nbsp;estan&nbsp;todas las &quot;mareas&quot; que cada una hace la guerra por su cuenta, no dándose cuenta que, usando un símil, es como si a una persona le clavas cien agujas, solo conseguirás&nbsp;heridas superficiales, pero si fundes todas esas agujas y haces un puñal el daño que producirás sera muy superior.
  • |
    LUS
    |
    15/11/2013 - 1:53pm
    <span style="font-size: 14px;">Depositar la esperanza del cambio social en CCOO, UGT, o los médicos, los catedráticos y los jueces de las mareas es cuando menos ridículo. Unos como otros son miembros de la élite de la sociedad, parte de la élite de la sociedad no va a luchar por cambiar una sociedad de la cual están sacando provecho. Pero no es sólo algo comprensible, es que lo han demostrado cada día los últimos 35 años.</span> Una marea de jornaleros, de inmigrantes, de limpiadores, de camareros, de cocineros, de dependientes de supermercado podrían plantearse cambios sociales porque están siendo j*didos por el sistema. Pero claro, me imagino que para las mentes preclaras estos grupos de personas son incultos que a lo único que aspiran es a más neoliberalismo.
  • Inicie sesión para comentar