ABOLICIONISMO // ÉXITO CIUDADANO DE PROU
180.000 firmas para poner fin a la ‘fiesta’ en Catalunya

Eliminar la excepción de ley que supone el maltrato de un animal dentro de una plaza es el objetivo de esta plataforma, en su camino para acabar con las corridas.

31/07/09 · 16:14
Edición impresa

El 9 de julio, el Parlament de
Catalunya tuvo que buscar hueco
para las 180.000 firmas que la plataforma
ciudadana Prou
(basta, en catalán)
les hizo llegar. Con ellas pretenden
presentar una Iniciativa
Legislativa Popular (ILP) que elimine
la excepción que supone el maltrato
de un toro en una plaza dentro
del marco de la ley de protección de
animales. Este sencillo paso puede
suponer el fin de las corridas de toros
en Catalunya.

JPG - 29.4 KB
Otro ’país’. Catalunya es el lugar del estado donde la oposición a la lidia es mayor.

Prou es un conglomerado de organizaciones
y particulares cuyo
único fin es conseguir la abolición
de la “fiesta” de los toros. El requisito
para poder tapar, por medio de
una ILP, ese agujero legal que permite
seguir torturando y matando
animales impunemente era la recogida
de 50.000 firmas en 120 días.
Prou casi cuadruplicó la cifra consiguiendo
el apoyo de señaladas personalidades
catalanas de distintos
ámbitos. “Prou es una plataforma
ciudadana y apolítica; no tenemos
orientación nacionalista o intenciones
electoralistas, como se nos ha
acusado desde algunos frentes. Es
algo que queremos dejar muy claro
siempre”, asegura Eric Gallego,
miembro del colectivo. “No tenemos
ningún apoyo político ni económico
más que el trabajo de nuestros voluntarios”.
El éxito ha sido tal que el
número de firmas supera a todas las
ILP presentadas en Catalunya desde
la Transición salvo la que abogaba
por la constitución de selecciones
nacionales deportivas catalanas.
En Cataluya la tauromaquia es
una tradición residual. De las tres
plazas de primera que señalaban
Barcelona como una de las capitales
de la “fiesta nacional”, sólo sobrevive
La Monumental, como lugar
de peregrinación de turistas
despistados y de los pocos aficionados
que aún quedan en la ciudad.
La plaza se mantiene de forma artificial
gracias a las inyecciones económicas
de algunas empresas que
organizan “contraataques” mediáticos
como la visita de José Tomás,
que llenó la plaza con aficionados
de fuera de Barcelona.
En otoño comenzarán las tres votaciones
de la ILC y desde Prou son
optimistas. Tras sondear a los partidos,
tienen el compromiso a favor de
ERC e IC-V, mientras que CiU y PSC
darán libertad de voto a sus representantes,
con lo que las posibilidades
de ganar es alta. La prohibición
del sacrificio de animales en las plazas
puede sentar un precedente extensible
a otras zonas donde el movimiento
abolicionista es muy fuerte
como Asturies o Galiza.
El trabajo de Prou acabó con la entrega
de firmas. Ahora la pelota está
en el campo de las instituciones. Ante
los medios que los califican como
“antitaurinos”, Eric Gallego corrige:
“No tenemos nada contra los taurinos.
Lo que somos es defensores de
los animales y de sus derechos”.


¿ES POSIBLE LA TAUROMAQUIA SIN CRUELDAD?

La idea de una lidia ‘limpia’, que respetara la tradición y los
derechos de los toros es, en opinión de Silvia Barquero
(PACMA), un planteamiento poco realista: “No es sólo la crueldad
sangrienta de picas y banderillas; encerrar a un animal
salvaje en un camión durante horas y meterlo después en un
espacio cerrado con gente gritando, provoca en el toro un
miedo y una ansiedad inimaginables. No hay término medio”.
Pero si los argumentos de los abolicionistas no fueran suficientes,
los mismos ‘aficionados’ se oponen a esa presunta civilización
de las corridas. “Los taurinos son los primeros que están
en contra: ellos entienden la lidia como una lucha en la que
una parte vive y la otra debe morir”, apuntan desde PACMA.

Otros artículos relacionados:
- [«No es arte ni cultura. Es tortura»->8673]
- ["Somos más profesionales y estamos mejor organizados"->8675]

Tags relacionados: Número 107
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

Otro ‚Äôpaís‚Äô. Catalunya es el lugar del estado donde la oposición a la lidia es mayor.
Otro ‚Äôpaís‚Äô. Catalunya es el lugar del estado donde la oposición a la lidia es mayor.
separador

Tienda El Salto