Activistas de esta localidad del sur de Madrid presentan diversos casos de acusaciones arbitrarias
Más de cien personas se reúnen en Móstoles para denunciar los montajes policiales

Una joven de la localidad madrileña de Móstoles ha denunciado cómo un policía de paisano se hizo pasar por un amigo suyo para conducirla a comisaría y detenerla por supuestas agresiones durante el 29M.

14/04/12 · 17:05
Edición impresa

Activistas y movimientos sociales de la ciudad madrileña de Móstoles han denunciado esta mañana en una rueda de prensa la existencia de “montajes policiales” en el municipio. El acto, celebrado en una plaza del centro ante más de cien personas, ha contado con las intervenciones de varios activistas sociales que se han visto envueltos en problemas con la Justicia por su participación en movilizaciones ciudadanas.

JPG - 60.4 KB
Rueda de prensa

Decenas de personas acudieron a la denuncia pública de los montajes policiales

Foto: Fotogracción

El último caso es el de la activista Paola Márquez, participante del movimiento 15M de Móstoles y del centro social La Casika, quien fue detenida el pasado 2 de abril por unos hechos que supuestamente habían sucedido durante la huelga general del 29 de marzo, en el marco de un piquete informativo.

Según ha relatado la madre de Márquez en su intervención, el día 2 recibió la visita de un hombre que decía ser amigo de su hija, la cual se encontraba trabajando. El desconocido le pidió el teléfono móvil de la chica, a lo que la madre accedió. Poco después, Márquez recibió mientras trabajaba una llamada de la comisaría de Policía en la que le decían que si no acudía inmediatamente por unos hechos ocurridos durante la huelga, se le podrían “complicar las vacaciones”.

Cuando la activista se presentó con su abogada, ninguna persona en la comisaría sabía nada sobre esa llamada, hasta que una agente de Policía aseguró reconocer a Márquez como la persona que le agredió durante el piquete (dice que le agarró de una oreja y le propinó patadas), por lo que, acto seguido, puso una denuncia contra la activista, que fue detenida y llevada a los calabozos. Al día siguiente, el juez admitió a trámite la denuncia contra Paola Márquez, que fue soltada con cargos por atentado a la autoridad.

La joven, sin embargo, desmiente esas acusaciones y explica que, de hecho, ella y otras compañeras fueron las que sufrieron lesiones durante la carga contra el piquete, por lo que inmediatamente se dirigieron al hospital y pusieron una denuncia por lo sucedido, algo que ha podido motivar a la Policía a detenerla.

“No me voy a quedar en casa; voy a seguir en la calle luchando por mis derechos”, ha asegurado Márquez ante el centenar largo de personas que se ha congregado. Asimismo, ha apelado a “la gente del pueblo” a que entienda que lo que le ha sucedido a ella, “mañana le pueda pasar a cualquiera”. Tras mostrar después su apoyo a “los detenidos de Barcelona” y a Íñigo Cabacas, muerto hace días al recibir un pelotazo de goma de la Ertzaintza, ha sentenciado: “La lucha es del pueblo y yo soy parte de él”.

Aparte del de Paola Márquez, ha habido más testimonios de activistas que han sufrido situaciones similares. Juanjo, también asiduo en la Asamblea Popular de Móstoles, fue identificado aleatoriamente por la Policía el día de la huelga, cuando se encontraba andando por la calle, y detenido tras encontrar los agentes un espray en su mochila. En su opinión, “lo que pone nerviosas a las autoridades policiales es el carácter horizontal de estas protestas, algo que les impide identificar a organizaciones o cabecillas”.

Un caso bastante más antiguo es el de los hermanos Eduardo y Naiara Cabrera, que el próximo 24 de mayo se enfrentan a un juicio por lanzar vivas a la República y ondear la bandera tricolor delante del príncipe Felipe durante su visita a Móstoles en 2006. El fiscal pide para cada uno de ellos dos años de cárcel y 2.500 euros por “atentado contra la autoridad, faltas de lesiones contra los agentes y desorden público”. Los jóvenes republicanos, sin embargo, afirmaron en su momento haber recibido una verdadera paliza por parte de los policías, así como continuas vejaciones durante su arresto.

“Hoy es 14 de abril y sólo me queda decir: ¡Viva la República!”, ha exclamado Eduardo Cabrera para cerrar su intervención, que ha sido respondida con otro ¡viva! por parte de los asistentes.
Otro conflicto, más reciente, entre las autoridades y la sociedad civil es el que afectó al activista Moisés Blanco, acusado de organizar actos en el centro social La Casika después de recibir una resolución por la cual debía cesar la actividad en el centro. Blanco ha asegurado que “la democracia brilla por su ausencia” y que “la judicatura y los cuerpos policiales no han sido depurados (tras la dictadura)”. Asimismo, ha apelado a emular la lucha del norte de África y de otros pueblos.

La causa de Márquez ha recibido el apoyo de distintas organizaciones y movimientos con presencia en el municipio, como la Asamblea Popular de Móstoles, la Unión de Juventudes Comunistas de España, Izquierda Castellana o Comisiones Obreras.

Tras la rueda de prensa, se ha dado paso a una asamblea monográfica organizada por el 15M sobre represión policial.

Tags relacionados: Móstoles
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

4

  • |
    anónima
    |
    17/04/2012 - 12:09pm
    Compañeros es fundamental que recojamos toda la información que podamos, policias, oficiales políticos, fotografías, videos, todo lo que podamos, las circustancias cambian y desde un gran grupo de organizaciones sociales, y con el tiempo más, se está pidiendo y se pedirá la depuración de responsabilidades dentro de los cuerpos y fuerzas de seguridad del estado, creo que sería necesario un gran pacto para terminar con la falta de cultura y practicas antidemocráticas, y conseguir pena ejemplares de políticos, jueces y policías.
  • |
    anónima
    |
    16/04/2012 - 10:07pm
    <p class="spip">A mi me detuvieron en el subterraneo que cruzaba la calle de Alcala a la altura de la Cibeles, unos policias disfrazados de mendigos, realizando una redada nocturna de gente sin techo (probablemente precursoras de las redadas racistas), despues de tirarme al suelo. Solo se identifico un policia cuando ya me habian hecho una "llave", me llevaron a comisaria y me hicieron firmar "voluntariamente" el libro de entradas de la comisaria, y eso despues de, muchas, muchas horas, si es "que queria volver a casa" como me dijeron.. estuve en el furgon,y en la comisaria, todo el rato sin saber si estaba detenido o que, y sin obtener respuesta..</p> <p class="spip">Hay que denunciar todo este tipo de actuaciones, yo no lo hice en aquella epoca y me arrepiento...</p>
  • |
    anónima
    |
    15/04/2012 - 2:04pm
    <p class="spip">Os envío un video completo con la rueda de prensa, por si os interesa adjuntarlo al artículo.</p> <p class="spip">un saludo y gracias por la difusión de la noticia.</p>
  • |
    anónima
    |
    15/04/2012 - 12:19pm
    Gracias por la difusión y el apoyo compas. Un apunte imporante es el de los apoyos, que os faltan la mitad y es importante que se sepa quien nos ha apoyado sin vacilar desde el primer momento: Asamblea Popular de Móstoles 15-m, CSOA La Casika FAVEM (Federación de Asociaciones de Vecinos de Móstoles) MAF (Móstoles Antifascista), SOMOS (Socialismo Mostoleño) CAOS (Asamblea Autónoma de Trabajadores), Asociación Rompe el Círculo, UJCE (Unión de Juventudes Comunistas de España, CNT Comarcal-Sur, SOLIDARIDAD OBRERA SAS (Sindicato Asambleario de Sanidad), CCOO, IZQUIERDA CASTELLANA, APDHA (Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía), TAT (Torturaren Aurkako Taldea)
  • Rueda de prensa
    Rueda de prensa
    separador

    Tienda El Salto