A TRES AÑOS DEL 'PRESTIGE' //
Una vez más ‘nunca máis’
JPG - 13.7 KB
FISTERRA, 22 DE MAYO DE 2003. / R. S.

Noviembre de 2005. Ya han
transcurrido tres largos
años. Es tiempo de repetir
NUNCA MÁIS, de que
nuestras gargantas estallen con este
grito NUNCA MÁIS. El grito de los y
las que no nos doblegamos. El grito

10/05/06 · 22:22
Edición impresa
JPG - 13.7 KB
FISTERRA, 22 DE MAYO DE 2003. / R. S.

Noviembre de 2005. Ya han
transcurrido tres largos
años. Es tiempo de repetir
NUNCA MÁIS, de que
nuestras gargantas estallen con este
grito NUNCA MÁIS. El grito de los y
las que no nos doblegamos. El grito
de un pueblo que supo hacer frente
al Prestige y a su negra sombra. Un
pueblo que no sucumbió al chapapote,
que suplió el desamparo de gobiernos
y administraciones con sus
propias manos. Nuestras manos. Manos
de marineros y mariscadoras, y
de tantas mujeres y hombres anónimos
que combatieron el fuel durante
días, y semanas, y meses...

Noviembre de 2005. Vuelve a resonar
el NUNCA MÁIS. Nuestro grito
y nuestra esperanza. Con la misma
fuerza, con la misma coherencia,
con la misma firmeza. Porque la herida
todavía está en el mar. Y el mar
está en nosotros, como nosotros estamos
en el mar. Con cada marea,
vienen y se van nuestros sueños y
nuestros anhelos. ¿Qué sería de nosotros,
de nuestra ajada identidad
atlántica, sin ese horizonte que traza
el furioso océano?

Pero, ¿estamos preparados para
el siguiente, para otro Prestige? No
lo estamos, no, para nada. Y, sin embargo,
tenemos que evitarlo. Lo tenemos
que evitar. Todas nuestras
acciones futuras van a ir encaminadas
a eso, a evitar otro Prestige. He
ahí nuestro compromiso. Y contamos
con todo un pueblo que ha
aprendido -y no lo olvida- a decir
NUNCA MÁIS.

Ya han transcurrido tres largos
años. También es tiempo de soluciones,
todavía. Quien intente pasar página
y cerrar en falso este negro capítulo
de nuestra historia, social y humana,
se equivocará. Y lo hará gravemente.
Nadie puede desertar de sus
responsabilidades. Y mucho menos
quien tiene el mandato legítimo para
obrar en consecuencia. Nunca Máis
ha estado, está y estará para recordárselo.
Porque ya lo hemos dicho y
lo volvemos a decir, no olvidamos. No
podemos olvidar y no olvidamos.

Texto
realizado con fragmentos del
manifiesto leído al final de la manifestación
de Nunca Máis, celebrada el pasado
13 de noviembre en Santiago de
Compostela. Original en gallego.

+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

separador

Tienda El Salto