Sin avances en la prevención de la tortura

El Protocolo Facultativo para
la Prevención de la Tortura
y otros Tratos o Penas
Crueles, Inhumanas o Degradantes
es un instrumento impulsado
por la ONU como mecanismo
de prevención y de vigilancia directa
sobre la tortura. Dicho Protocolo,
que debe sumarse a otros ya existentes,
establece una novedad sin
precedentes: la obligación, en cada
Estado que lo suscriba, de crear unos
Mecanismos Nacionales de Prevención
de la Tortura (MNPT) independientes
de los tres poderes y que,

26/06/08 · 0:00
Edición impresa

El Protocolo Facultativo para
la Prevención de la Tortura
y otros Tratos o Penas
Crueles, Inhumanas o Degradantes
es un instrumento impulsado
por la ONU como mecanismo
de prevención y de vigilancia directa
sobre la tortura. Dicho Protocolo,
que debe sumarse a otros ya existentes,
establece una novedad sin
precedentes: la obligación, en cada
Estado que lo suscriba, de crear unos
Mecanismos Nacionales de Prevención
de la Tortura (MNPT) independientes
de los tres poderes y que,
bajo el amparo de la ONU, puedan
entrar en cualquier centro de privación
de libertad –cárceles, centros de
detención, comisarías…– para desvelar
las vulneraciones de la
Convención contra la Tortura que se
constaten. Este Protocolo, que fue
ratificado por el Estado español en
abril de 2006 –lo que según el Ministro
de Asuntos Exteriores “sitúa a
nuestro país a la vanguardia de la
defensa de los derechos humanos y,
en particular, de la lucha contra la
tortura”–, debió haber entrado en vigor
el 22 de junio de 2007. Sin embargo,
un año después, los Mecanismos,
verdadera novedad del Protocolo,
siguen sin crearse.

Los MNPT deberían cumplir
unos principios mínimos, entre
ellos los de participación de la sociedad
civil y transparencia. En este
sentido desde octubre de 2006
hasta ahora se han producido reuniones
entre diversas organizaciones
de DD HH, entre ellas la Coordinadora
para la Prevención de la
Tortura (CPT), y la Administración,
tras las que se ha constatado una
total ausencia de acuerdos.

En el último encuentro, el pasado
11 de junio, los representantes de los
Ministerios de Justicia y Asuntos
Exteriores manifestaron que se había
producido un proceso de “diagnóstico”,
no de “diálogo”, e informaron
de la existencia de un borrador
de Proyecto de Ley para la creación
del MNPT que, próximamente, será
presentado a las cámaras para su debate
y aprobación. Parece que el
Gobierno da por finalizado el proceso
previo a la puesta en marcha de
los Mecanismos y la participación
de la sociedad civil.

Si analizamos las reuniones y encuentros
citados, que hubieron de
mantenerse en la “confidencialidad”
–es decir, en secreto– por exigencias
de la Administración, mucho me temo
que, efectivamente, no ha existido
tal “diálogo”, lo que hubiera incluido
una participación real de las
organizaciones de DD HH y de la sociedad
civil y, en su lugar, se ha utilizado
estas reuniones para cumplir
las exigencias formales de transparencia
en su implementación. La
CPT ha denunciado (www.prevenciontortura.
org) reiteradamente
que la ratificación de tratados y protocolos
a nivel internacional es una
baza para verse legitimado ante el
resto de los Estados. En efecto, el
Estado español ha firmado y ratificado
el Protocolo Facultativo, mostrando
una voluntad de cara a la comunidad
internacional… Pero para
el diseño y puesta en marcha de esos
MNPT, esta voluntad no se ha confirmado
a nivel doméstico.

Tags relacionados: Naciones Unidas (ONU)
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

separador

Tienda El Salto