INMIGRACIÓN // EL GOBIERNO SE REAFIRMA EN LAS GRANDES LÍNEAS DE SU POLÍTICA
Retiran los papeles a miles de inmigrantes legales

Un 40% de la población
considera la inmigración
como el problema más
importante, y el 64%
valora que el número de
inmigrantes supera la
capacidad para acogerlos.

01/02/07 · 0:00
JPG - 13.2 KB
 
LAS FRONTERAS NO PARAN LA INMIGRACIÓN, pero son lugares donde se concentran
abusos, violencias y desesperación / Viviana Adonaylo

Con un 42% de la población que
piensa que el Gobierno está siendo
demasiado permisivo con la inmigración
irregular, según una encuesta
del Consejo General de la Abogacía
(CGA), Zapatero mantiene una línea
dura y restrictiva en su política de inmigración.
En un reciente documento
balance sobre dicha política en esta
legislatura, presentado el 9 de enero,
el Gobierno señala que es una
“prioridad absoluta” de su agenda.
Sus líneas maestras son la lucha contra
la inmigración irregular, una de
las grandes prioridades, la gestión
de los flujos migratorios, la integración
de los inmigrantes y la cooperación
con los países de origen.

En recientes declaraciones, el ministro
de Trabajo, Jesús Caldera, tras
valorar “la alta aportación que están
realizando los trabajadores extranjeros
al crecimiento económico de España”,
anunciaba que para 2007 el
mercado de trabajo español necesitará
200.000 trabajadores extranjeros
más. Lo que no ha sido óbice para
que la Administración haya dejado
fuera de la legalidad a 90.000 inmigrantes.
El 19 de diciembre, el
CGA informaba de que el 15% de los
cerca de 600.000 trabajadores extranjeros
que fueron regularizados
en 2005 por el Gobierno no ha conseguido
renovar sus permisos y vuelve
a engrosar las filas de los ‘sin papeles’.

Según el CGA, “los procesos
para renovar las tarjetas están siendo
bastante restrictivos”, ya que se
exige que el inmigrante acredite que
ha trabajado seis meses al año en la
misma actividad para la que se le
concedió la autorización. La Administración
está rechazando muchas
solicitudes porque los inmigrantes
han trabajado en un sector diferente
al inicial o incluso porque han sido
empleados dentro del mismo sector,
pero en un puesto de trabajo distinto.
El presidente de la Subcomisión
de Extranjería del CGA, Pascual
Aguelo, reclamó al Ejecutivo la mejora
de los procedimientos administrativos,
ya que la estricta aplicación
del Reglamento de la Ley de Extranjería -ley en debate parlamentario
para su endurecimiento- “está provocando
situaciones kafkianas”.

Por otro lado, según datos oficiales,
en 2006 fueron repatriados
97.715 inmigrantes irregulares, un
5,5% más que en 2005. Para 2007, la
partida presupuestaria prevista para
este tema es de 33 millones de euros.
El 21 de enero eran repatriados por
avión 448 inmigrantes que, a su llegada
a Senegal, denunciaron haber
sido engañados sobre el destino de
los vuelos.
En cuanto a la política para con los
países ‘emisores’, tampoco habrá variaciones.
El Gobierno lograba la firma
de un ‘acuerdo de segunda generación’
(ver DIAGONAL nº 42) el 23
de enero con Malí, lo que le permitirá
normalizar las repatriaciones -unas 600 en los últimos meses- de
los indocumentados. La ayuda oficial
española a dicho país ha pasado
de 1,7 millones de euros entre 2001 y
2005 a 5,3 millones de euros en 2006.
Es el tercero de los acuerdos firmados
para lograr la repatriación de
subsaharianos a cambio de ayudas
al desarrollo, en el marco del Plan
África. Plan que según el informe
anual La realidad de la ayuda, de la
ONG Intermón-Oxfam, está lejos de
resolver muchas cuestiones, entre
ellas la de la inmigración.
Según numerosas asociaciones y
ONG, es necesario un cambio real.

SOS Racismo denuncia el fracaso
de las políticas migratorias, tanto las
del anterior Gobierno del PP, como
las del actual, entre las que no ve
grandes diferencias. Según datos de
la Policía, la cifra de indocumentados
en el país ronda el millón,
600.000 de ellos empleados en
la economía sumergida. Tampoco
se ha logrado poner fin al drama humanitario
en el Estrecho y Canarias.
Según estimaciones de las propias
autoridades españolas, uno de cada
seis emigrantes en ruta desde África
a Canarias muere en el intento. En
su informe de 2006 sobre la inmigración
clandestina desde África al
Estado español, la Asociación Pro
Derechos Humanos de Andalucía
afirma: “Sorprende el empecinamiento
en continuar con las mismas
políticas que vienen demostrando
su fracaso durante años, ineficaces
incluso para el objetivo que dicen
pretender y causantes de tanta
muerte, dolor y sufrimiento”.

Tags relacionados: Migración
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

separador

Tienda El Salto