NACIONES UNIDAS // EL COMITÉ DE DERECHOS HUMANOS DE LA ONU EXAMINA AL ESTADO ESPAÑOL
“¿Por qué se dan tantos rodeos en vez de hacer lo que se recomienda?”

“La situación de España
es grave y nos preocupa”,
afirmó una de los miembros
del Comité de Derechos
Humanos ante las
explicaciones que el Gobierno
español ha dado,
en octubre, a la ONU en
Ginebra.

, Redacción
30/10/08 · 0:00
Edición impresa
JPG - 17.4 KB
SESIÓN DE LA ONU, GINEBRA. El Estado español tiene que rendir cuentas ante el Comité de Derechos Humanos.

El Comité de Derechos Humanos,
formado por 14 expertos de todo el
mundo de reconocido prestigio, es el
órgano de control que el Pacto
Internacional de Derechos Civiles y
Políticos, adoptado por la ONU en
1966, establece para comprobar si
los Estados firmantes cumplen con
el reconocimiento y garantía de los
derechos humanos. Para ello, y entre
otras tareas, dicho Comité debe
analizar los informes que, cada seis
años, han de presentar los Estados
miembros. En esta ocasión le tocaba
a España, que el 20 y 21 de octubre
compareció en Ginebra ante el Comité
en el marco de su 94 período de
sesiones. Este organismo internacional
va a elaborar recomendaciones
que son de especial relevancia para
la visión que pueda tener la comunidad
internacional sobre el respeto a
las libertades individuales y políticas
en cada país.

El Estado español ratificó el pacto
en 1977 y desde entonces, y hasta
1996, ha presentado cuatro de los
informes periódicos. En 2002, el
Gobierno incumplió su obligación
de explicarse ante el Comité y no ha
sido hasta ahora, con un retraso de
12 años, que ha presentado su quinto
informe. El documento redactado
por el Ejecutivo español generó
un gran interés por parte de las organizaciones
de DD HH, tanto nacionales
como internacionales. Al
menos 13 de estas asociaciones remitieron
sus respectivos informes al
Comité en los que reflejan una valoración
absolutamente opuesta a la
del Estado español (estos informes,
incluido el del Estado, pueden verse
en www.2.ohchr.org/english/bodies/
hrc/hrcs94.htm). Y es que las
sesiones del Comité tienen una función
fiscalizadora y los expertos,
que toman en cuenta las alegaciones
de las organizaciones de defensa
de los DD HH, plantean numerosas
preguntas y dudas a los
representantes oficiales. Y ahí se le
complicó la vida al exultante informe
español.

Para defender su informe en Ginebra
ante el Comité, el Gobierno
había enviado a una delegación formada
por ocho miembros de distintos
ministerios afectados por las
cuestiones a tratar, presidida por Javier
Garrigues, embajador representante
de la Misión Permanente
de España en Ginebra, y por Fernando
Irurzun, jefe de la Abogacía
General del Estado ante la Audiencia
Nacional. Irurzun, que hizo de
portavoz de la Delegación, expuso
los avances que, según el Gobierno,
se han realizado en materia de derechos
humanos. Entre otras cuestiones,
planteó las medidas que se
están tomando para hacer efectiva
la doble instancia penal (la posibilidad
de que las sentencias puedan
ser recurridas ante una instancia superior),
los esfuerzos en la lucha
contra la discriminación de género
o la mejora de la situación en las prisiones
con la construcción de más
cárceles y los elementos que mejoran
la detención incomunicada.

En posteriores debates, varios
miembros del Comité expresaron
sus preocupaciones en relación con
el excesivo recurso a la prisión provisional
y su duración; por el aislamiento
penitenciario; la segunda
instancia y secreto de sumario; la
extensión de la noción de terrorismo
que se ha producido en la ultima
década en el Estado español; y
episodios de torturas y malos tratos
a inmigrantes, algunos con resultado
de muerte, sobre los que han solicitado
más información. Otros temas
sometidos al examen del
Comité han sido el tratamiento de
los menores inmigrantes no acompañados,
las expulsiones masivas
de inmigrantes, el acceso al derecho
de asilo, las políticas de lucha
contra el racismo y la discriminación,
la violencia doméstica y la memoria
histórica.

Los expertos también mostraron
su preocupación por las cuestiones
sobre la libertad de expresión, en
referencia a los cierres de periódicos
o las persecuciones a las que a
veces se ven sometidas las personas
pertenecientes a grupos de denuncia
de las violaciones de los DD HH.
En los próximos días, el Comité
deliberará y está previsto que para
noviembre haga públicas sus conclusiones.
Las recomendaciones
que incluyan serán de especial relevancia.
Sin embargo, como recordaron
los expertos del Comité a los
representantes españoles, hasta
ahora los gobiernos españoles no
han cumplido con varias de las recomendaciones
realizadas tras el
‘examen’ de 1996. Uno de los expertos
preguntó: “¿Por qué se dan tantos
rodeos en vez de hacer lo que se
recomienda?”. Tras las largas sesiones
en Ginebra ha quedado claro
que en general, los expertos de la
ONU manifiestan sus dudas y preocupación
por las garantías que España
ofrece sobre los DD HH.

Tags relacionados: Naciones Unidas (ONU)
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

SESIÓN DE LA ONU, GINEBRA. El Estado español tiene que rendir cuentas ante el Comité de Derechos Humanos.
SESIÓN DE LA ONU, GINEBRA. El Estado español tiene que rendir cuentas ante el Comité de Derechos Humanos.
separador

Tienda El Salto