GRECIA // EL ABOGADO DE LA DEFENSA PREVÉ UNA CONDENA DE DOS A CINCO AÑOS DE CÁRCEL
Piden hasta 10 años de cárcel para los detenidos en las protestas de Tesalónica

El 10 de octubre empezaba el juicio contra siete de los
detenidos en las movilizaciones contra la Cumbre de
Jefes de la Unión Europea hace tres años y, con él, toda
una serie de movilizaciones pidiendo su absolución.

15/05/06 · 18:35
Edición impresa
JPG - 31.1 KB
 
SOLIDARIDAD. La manifestación del día 8 de octubre en Madrid fue una de las
muestras de solidaridad ante la proximidad del juicio a los procesados en Tesalónica. // Miguel Ángel Martín Gutierrez

Del 19 al 21 de junio del 2003, durante
la Cumbre Europea de Jefes de
Estado en Tesalónica (Grecia), muchas
personas salieron a la calle a
mostrar su rechazo ante las políticas
neoliberales. La manifestación del
21 de junio acabó con 130 detenidos.
Muchos fueron identificados, intimidados
y puestos en libertad. Otros 29
salieron con graves acusaciones (daños,
resistencia a la autoridad, desórdenes
públicos, posesión y uso de armas,
etc.). Siete fueron encarcelados:
Carlos y Fernando, de origen
español, Simon, de origen inglés,
Castro, sirio, y los griegos Tsitas,
Jonathan, Michalis y Dimitris.

Según los grupos de apoyo a los
detenidos, estos siete últimos fueron
acusados de daños, resistencia a la
autoridad, desordenes públicos, posesión
y uso de explosivos y armas
de incendio, entre numerosas irregularidades,
producto de un montaje
policial. En un vídeo grabado durante
la cumbre se veía cómo la policía
cambiaba a Simon su mochila por
otra con cócteles molotov.

El montaje pretendía frenar el
movimiento antiglobalización, ante
futuras cumbres, y además, que
Grecia aplicara por primera vez su
Ley antiterrorista. Esta ley se creó
bajo presión europea, que la puso
como condición para que se pudieran
celebrar en Atenas los Juegos
Olímpicos de 2004.

Las acciones de solidaridad no se
hicieron esperar: concentraciones,
manifestaciones, acciones de protestas,
charlas, jornadas y conciertos se
sucedieron en diferentes ciudades
europeas. Ante la negativa reiterada
de la justicia griega a liberarles, los
siete encarcelados iniciaron una
huelga de hambre a finales de septiembre
que duró 53 días. El personal
médico de los hospitales donde
fueron ingresados, denunció las vejaciones
y abusos a los que estuvieron
expuestas estas siete personas.

El 26 de noviembre, cuando la salud
de los huelguistas era bastante
delicada, la fiscalía ordenó su libertad.
Según Carlos, afiliado a la Confederación
Nacional del Trabajo
(CNT), no recibieron ningún apoyo
de la embajada española, por lo que
ahora tampoco lo espera ni lo pide
para su juicio. Destaca la solidaridad
de los grupos de izquierda, sobre todo
de los sectores libertarios.

La situación judicial

En la actualidad, la situación judicial
de los detenidos en las movilizaciones
es cuanto menos confusa.
Simon, de origen inglés, está absuelto.
Seis de los encarcelados (Fernando,
Castro, Tsitas, Jonathan,
Michalis, Dimetris) están a la espera
de juicio, y se abrió una investigación,
todavía inconclusa, sobre
las detenciones. Carlos y otros ocho
detenidos (de los 29 detenidos con
cargos) son juzgados desde el 10
de octubre de 2005, acusados de sedición,
lo que les puede acarrear
condenas de ocho a diez años de
cárcel. Para Carlos, “la coordinación
entre encausados ha sido muy
escasa, limitada a la coordinación
entre los grupos en los que participa
cada uno, e inexistente a nivel
legal. Cada encausado tiene acusaciones
y declaraciones judiciales
dispares, por lo que la coordinación
se ha centrado en la solidaridad y
confluencia ideológica”. Los juicios
se han logrado acercar en el tiempo
gracias a la suspensión de uno de
ellos, pero el Estado griego trata de
distanciarlos.

El abogado de Carlos prevé condenas
de dos a cinco años, pero
Carlos, aunque sabe que “la cosa
está mejor”, rechaza todo optimismo,
que ha de matizarse ante las
pulsiones revanchistas del Estado
griego. Afronta el juicio, “en teoría
bien, sin pensar mucho en ello ni
con muchos problemas”, ya que
tiene claro que por mucho que se
preocupe, no puede cambiar nada;
es un asunto cuya trascendencia
supera con mucho los ámbitos personales,
pero no logra mucha repercusión
en Europa. A nivel individual,
sin embargo, “las molestias
con el trabajo son importantes, y
los nubarrones también: la sentencia
saldría el mismo día del juicio,
que durará, previsiblemente, unos
tres días”. Los grupos griegos de
solidaridad llevan tiempo preparando
toda una batería de movilizaciones.
También en el Estado español
se han convocado movilizaciones
en Zaragoza, Valladolid o
Madrid.

Más información

[Ir a alasbarricadas->www.alasbarricadas.org]
[Ir a otromadrid->www.otromadrid.org]

Tags relacionados: Grecia
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

separador

Tienda El Salto