MÁS DE 200 CASOS, LA MAYORÍA IMPUNES
Persecución de activistas en Guatemala

Texto de Alberto Mendoza

06/05/06 · 19:31
Edición impresa

Texto de Alberto Mendoza

Defender los derechos humanosen Guatemala continúa siendo unaactividad de alto riesgo. Según elMovimiento Nacional por los DerechosHumanos, 214 activistasfueron víctimas de ataques entre el1 de enero y el 21 de octubre de2005. Hasta julio, el Procurador delos Derechos Humanos (figura inspiradaen el Defensor del Puebloespañol) contabilizó 193 defensoresagredidos, de los cuales 113 estabanvinculados a organizacionessociales, 52 corresponden al sistemajudicial y 28 a comunicadoressociales y periodistas.Asesinatos, amenazas de muerte,intentos de linchamiento, robos ypersecuciones conforman los tiposde agresión más habituales, concentrándosela mayoría en el departamentode la capital, Ciudad deGuatemala.

 

En más del 70% de los casos, las
víctimas no pudieron identificar al
agresor y se desconoce el origen del
ataque. No obstante, el procurador
señala a agentes de la Policía Nacional
Civil como presuntos agresores
en al menos 11 casos, mientras que
el Movimiento Nacional por los Derechos
Humanos indica que en un
15% de las agresiones se presume la
autoría de una autoridad local. En el
14% la culpabilidad correspondería
a una institución del Estado y en un
18% a un finquero o administrador
de una finca.
Para las diferentes organizaciones,
esta situación de hostigamiento
se agrava por la ausencia de
investigaciones y acciones judiciales
efectivas por parte de las
autoridades.

Algunas de las agresiones han tenido
lugar como represalia a la
oposición que diversas organizaciones
han manifestado a políticas
gubernamentales como el Tratado
de Libre Comercio con EE UU
(TLC). Según el Procurador, el 14
de marzo de 2005 en la ciudad de
Guatemala, y el 15 en Huehuetenango,
se desplegó una acción
policial con desproporcionado uso
de la fuerza en contra de manifestantes
que se oponían al proceso de
negociación del TLC. Pocos días
antes, altos funcionarios públicos
habían expresado ante los medios
de comunicación que podrían existir
“órdenes de captura” contra los
manifestantes.

Otros motivos de acoso apuntan a
las reivindicaciones por el derecho a
la verdad en relación al conflicto armado
interno que terminó en 1996,
y la defensa de los derechos individuales
o gremiales.

+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

separador

Tienda El Salto