ANTIFASCISMO // UN CENTRO SOCIAL MADRILEÑO DENUNCIA HABER SIDO ATACADO CUATRO VECES EN MENOS DE UN MES DURANTE
Neonazis fundan un partido con objetivos electorales

La actividad fascista durante el verano no ha cesado.
Además del reguero –ya habitual– de agresiones en diferentes
localidades, en agosto una docena de grupos
neonazis celebraron un congreso “por la unidad”.

04/09/08 · 0:00
Edición impresa

El 6 de agosto, el centro social okupado
La Traba, ubicado en el distrito
madrileño de Arganzuela, sufrió un intento de incendio a las cuatro de la
madrugada: el cuarto ataque en tres
semanas. Sólo unos días antes, una
concentración vecinal protestaba
“Contra las agresiones fascistas” en
defensa de La Traba y para denunciar
los anteriores ataques de grupos
neonazis en el distrito, donde el año
pasado un militar ultra asesinó al joven
Carlos Palomino en la cercana
estación de Legazpi.
En la madrugada del 29 al 30 de
agosto, el Centro Social Octubre y el
Centro Social Okupado el Nido de
Guadalajara fueron atacados simultáneamente.

El CSO Octubre está
bajo vigilancia policial desde 2006 y
ha sufrido cinco ataques incendiarios
y con cócteles molotov. Estos
ataques se suman a la lista de asaltos
a sedes políticas y agresiones fascistas
registrados en los últimos meses
en Madrid y otros puntos del Estado,
como Valladolid, Almería, Zaragoza
o Xixón (Gijón).

Pero la impunidad de los grupos
ultra también se ha reflejado en su
actividad pública. El 21 de junio, 70
neonazis conseguían manifestarse
en la localidad de Talavera de la Reina
(Toledo), pese a que inicialmente
la marcha había sido prohibida por
el Ministerio del Interior debido a su
carácter racista y xenófobo. Sin embargo,
la organización convocante,
Combat España, interpuso un recurso
y finalmente el acto fue legalizado
por el Tribunal Superior de Justicia
de Castilla-La Mancha.

Por otro lado, diversos grupos neonazis –entre ellos, Combat España–
han aprovechado el mes de agosto
para realizar el Congreso por la
Unidad de los Nacional Revolucionarios
(CUNR) en la localidad
conquense de Villar de Olalla. Convocados
bajo el lema “La hora de la
unidad”, pretendían crear un nuevo
partido político, denominado Movimiento
Patriota Socialista, que integrarán
una decena de organizaciones
neonazis, como Nación y Revolución,
Garras Blancas, Acción
Canillejas y Cartagena NR, entre
otras. Entre las conclusiones del encuentro,
que forma el cuerpo programático
del incipiente partido, se afirma
que “toda idea, asociación o grupo
que vaya contra la Unidad Nacional
será puesta fuera de la Ley”;
“abogamos por la repatriación de los
establecidos. Cerraremos las fronteras
a la llegada de inmigrantes”; además
de su constante reivindicación
de una “Europa fuerte articulada por
su identidad y su cultura”. La celebración
del I Consejo Nacional está
prevista para el 20 de septiembre, y
su Consejo Constituyente, para el
1 de octubre. Entre sus primeros objetivos
están obtener representación
electoral municipal e intentar llegar
a acuerdos con el también neonazi
Movimiento Social Republicano.

Tags relacionados: centros sociales Okupación
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

separador

Tienda El Salto