INVESTIGACIÓN // DETENCIONES DE ULTRADERECHISTAS Y MANIFESTACIONES FASCISTAS
Los negocios neonazis en Valencia

La manifestación del
12-O, que celebraba el
‘Día de la Raza’, es la
guinda de un entramado
de grupos fascistas,
agresiones y negocios
legales e ilegales.

, Valencia
20/10/06 · 19:50
JPG - 17.6 KB
 
CONTRA EL NOU D’OCTUBRE. España 2000 convocó una manifestación para impedir la celebración de la cita independentista.

La “gran manifestación” que, según
los organizadores, España
2000, reuniría a miles de “patriotas”
de todo el Estado en la “plaza
fuerte de Valencia” el 12 de octubre,
apenas contó con 500. Eso sí,
había banda de tambores, bandera
española gigante, autobús, una chica
a caballo y también mucho joven
de estética skinhead, brazos en
alto, gritos de “Heil Hitler!” y consignas
incitadoras del odio. El presidente
de España 2000 expulsó a
los periodistas de la manifestación,
incluidos los de ABC y El Mundo,
lo que propició que muchos medios
no publicaran la noticia.

Esta vez no hubo agresiones, ni
razzias por los barrios de la ciudad,
como en anteriores manifestaciones
de España 2000. Los antifascistas
convocaron una concentración
en Delegación de Gobierno que se
desarrolló sin incidentes.
Ése no fue el único día que los
fascistas desfilaron por el centro de
Valencia. El 9 de octubre habían
convocado otra manifestación para
impedir la tradicional cita de la izquierda
independentista del Nou
d’Octubre. Según su página web,
“España 2000 se ha manifestado
por el centro de Valencia quitando
la tradicional manifestación separatista
que se realiza el 9 de octubre
por Acció Cultural de País
Valencià (ACPV), donde confluye
todo el independentismo y la extrema
izquierda valenciana”. Todo
gracias a que “este año España
2000 solicitó con anterioridad la
manifestación y ACPV tuvo que hacerla
por primera vez un día diferente
del día histórico”. El 8 de octubre
más de 10.000 personas se
manifestaron pidiendo otro Estatut
para Valencia. España 2000 apenas
reunió a 30 de sus simpatizantes
bajo el lema “Som valencians i espanyols,
no catalans”.

En septiembre de 2005, 20 neonazis
de la banda Frente Anti
Sistema (FAS) fueron detenidos en
la provincia de Valencia. La operación
Panzer de la Guardia Civil se
inició hace dos años con la investigación
sobre su sitio web. Seis de
ellos ingresaron inmediatamente
en prisión y el resto quedó en libertad
con cargos. Se les imputa la organización
de palizas a personas
de colectivos de izquierda e inmigrantes;
asociación ilícita; depósito,
tenencia y tráfico de armas;
delitos contra los derechos fundamentales,
libertades públicas y
contra la salud pública (léase tráfico
de drogas). Las armas confiscadas
en los registros comprendían
fusiles, navajas, lanzagranadas, misiles,
pistolas, bazucas y armas medievales.
Según la Guardia Civil,
“la organización jerárquica era
muy férrea, muy disciplinada, podríamos
denominarla casi militar”.

Entre los detenidos figuran algunos
miembros de la también desarticulada
banda Armagedón, que
habían sido juzgados y absueltos
hacía pocos meses por la Audiencia
Provincial de los delitos de tenencia
de armas y asociación ilícita para
el terrorismo, al no poderse probar
su relación con los incendios
de varias sedes políticas en la campaña
electoral de 2001. También
fueron detenidos un dirigente del
partido de ultraderecha Alianza
Nacional y dos miembros del
Ejército. Por último, otro de los detenidos
es Pedro Cuevas, encarcelado
por el asesinato del joven independentista
Guillem Agulló en
1993 y condenado a 16 años de prisión,
de los que sólo cumplió cuatro.

El supuesto cabecilla de la organización,
un empresario de 35
años que reside en una urbanización
de Calicanto, quedó libre a la
espera de juicio. Varias detenciones
tuvieron lugar en Canals, donde
actúa el grupo nazi Acción
Canalenca, cuyas últimas víctimas
han sido profesores de secundaria
que imparten contenidos sobre
multiculturalismo.
Innumerables actos han sido
boicoteados por España 2000.

Manifestaciones contra el Plan
Hidrológico, asambleas vecinales,
la Plataforma contra la Ley de
Partidos, el encierro de los okupas
en la Universidad, charlas sobre
Euskal Herria, conciertos de músicos
vascos, las Jornadas Internacionalistas
de Quatretonda o cualquier
acto relacionado con el independentismo
en la Universidad,
han sido blanco de los fascistas.
Éstos, además, reconocen en su
web que realizan fichas y recogen
fotos de militantes de la izquierda.


Fascismo organizado y prostitución

Hablar de fascismo en el
País Valencià implica nombrar
al abogado José Luis
Roberto Navarro y su partido
España 2000, del que es
presidente. A pesar de sus
estrepitosos fracasos electorales,
están continuamente
inmersos en campañas
populistas y cuentan con un
importante eco en los
medios de comunicación.
Roberto posee una de las
principales empresas de
seguridad del Estado español,
Levantina de Seguridad.
Ésta acumula numerosas
denuncias por agresiones y
tiene a varios de sus trabajadores
en la cárcel por delitos
como tráfico de drogas,
agresiones, secuestros o el
robo de armas en la base de
la OTAN de Bétera, según
datos del Ministerio del Interior.
Levantina imparte cursos
para la formación de
policías y escoltas, y coloca
guardas jurado en las principales
instituciones públicas
valencianas.
Roberto es presidente de
ANELA, patronal que agrupa
a 78 clubes de alterne, y
junto con Manuel Salazar es
socio del gabinete jurídico
Roberto & Salazar, que asiste
a España 2000 y ANELA,
entre otros.

Imprimir Imprimir
Versión PDF PDF
Enviar por e-mail Enviar
Corregir
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

separador